No hay comentarios en

Si a ti, te gusta adquirir conocimiento y practicarlo, no importando en qué área sea tanto intelectual como física o si eres compulsivo al momento de manejar y sobre todo optimizar tu tiempo, seguramente habrás oído de “La regla de 80-20” nombre coloquial que se ha dado a “el principio de Pareto”, a lo largo de este post encontraras todos los detalles de esta utilísima técnica así como su forma de aplicación a cualquier ámbito.

Vilfredo Pareto, fue un intelectual con diversas ocupaciones (filósofo, escritor, sociólogo, autor, economista) de nacionalidad italiana, sus aportes al área económica son muchas como: eficiencia de Pareto (conocido también como óptimo u optimalidad de Pareto), distribución de Pareto, el índice de Pareto entre muchas otras, las cuales tienen diversas aplicaciones en diversas ciencias sociales e ingenieriles. Siendo profesor en la Universidad de Lausana (Italia) realiza la siguiente observación “El 20% de la población posee el 80% de los bienes de la propiedad de Italia” observación que da inicio al principio de Pareto.

El principio de Pareto también es conocido como la regla del 80-20 o técnica de Pareto, si bien este principio es aplicado mayormente a temáticas de índole estadístico y otras áreas como: redes informáticas para computadoras, ingeniería de software, control de calidad, área logístico, el núcleo del mismo puede ser tomado y concretizado en cualquier área que una persona desee. Para mostrar gráficamente este principio se utiliza el diagrama de Pareto (curva cerrada  o distribución A-B-C) el  cual facilita la asimilación sobre los fenómenos sociales y el estudio de fallas en diversas industrias, tomando en cuenta que muestra el 20% de las causas totales que hace que se originen el 80% de efectos.

TE PUEDE INTERESAR:   IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN EN LA ACTIVIDAD FÍSICA.

En una aplicación a nivel personal, podemos utilizar el núcleo de este principio en la optimización de tiempo, el 20% de las actividades que te harán dominar el 80% del conocimiento o actividad que estás adquiriendo o realizando. Primeramente para poder utilizar este principio de la mejor manera se debe de realizar una investigación de la temática o actividad que se desea dominar.

La investigación debe de ir enfocada sobre la búsqueda de todas, absolutamente todas las actividades que se necesitan para poder dominar el objetivo propuesto, esto se puede realizar mediante una búsqueda en foros, preguntando a personas con la experticia necesaria teniendo en cuenta que esta práctica siempre puede ser abordada desde la perspectiva intelectual o física (dominar algún lenguaje de programación, dominar tus movimientos técnicos en karate, son excelentes ejemplos de el extenso campo donde se puede aplicar este principio).

Luego de finalizar la investigación se debe redactar una lista con todas estas actividades, al tenerla enfrente de nosotros, debemos analizar y determinar cuáles de todas las actividades planteadas son las primordiales, aquellas que sin ser realizadas, verdaderamente, no podríamos dominar la actividad o alcanzar el objetivo trazado; determinando estas acciones a seguir, enfocarse al máximo en ellas y practicarlas, optimizando el tiempo a cálculos que sorprenderán, ya que, con esto estamos obteniendo el 20% de las acciones que nos ayudarán a dominar el 80% de la actividad abordada.

Autor: Lilian Sibrian

Deja un comentario