Deportes que aun lloviendo no paran de jugar

Publicada en Publicada en Deportes

Los cambios climáticos simplemente es algo de la naturaleza que no puede ser cambiado, solo puede evitarse con un par de techos para las lluvias o nieve, sin embargo, existen un par de deportes que esto no lo detiene… Son muy pocos deportes, en realidad, apenas caen 5 gotas en algunos estadios y lo mejor es parar todo el juego, esto significa atrasar el calendario, tener que jugar otro día, posicionarse más debajo de una tabla de clasificación, entre otras… Es sencillo en algunos deportes, pero también es algo que ha dejado de ocurrir hace un par de años.

Fútbol, todo terreno

El fútbol es uno de los deportes más completos por todo el esfuerzo físico y mental que tiene que hacer un atleta además de jugar en equipo, pero lo importante es que el cambio climático forma parte de la historia del fútbol… En el fútbol solo hay una forma de parar el juego y es cuando la pelota ya no puede girar, cuando la pelota ya sea por lluvia o por lodo deja de rodar adecuadamente, entonces ahí si se necesita parar el juego porque obviamente si una pelota no corre adecuadamente no se puede jugar nada en un partido.

Sin embargo, esto no es suficiente excusa… En el fútbol inglés hace algunos años donde la nieve caía de una forma increíble los partidos de la English Premier League se seguían jugando como si no hubiera pasado nada, si el balón corría, se podía jugar. Igual cuando llueve, debe estar lloviendo tanto que el balón ya no gire más, de resto, podemos seguir jugando incluso cuando por la tv no se vea nada en la cancha, esto forma parte de la historia del fútbol: el lodo, la nieve, la lluvia y los estadios vueltos toda una granja.

Rugby y fútbol americano

El rugby y el fútbol americano se juegan en la misma cancha, por eso no hay mucha diferencia entre ambas… El rugby y el fútbol americano se pueden jugar sin importar que este lloviendo, la manera de que se deje de jugar es que el balón no pueda trasladarse, es decir, que este cayendo una tormenta para que el balón no pueda avanzar más. Pero si la lluvia no es tan leve que aun el campo esté fresco, que se pueda ver incluso desde el público y no interfiera con el balón, puede seguir jugándose al rugby y el fútbol americano.

Deportes sensibles al agua

Existen un par de deportes que realmente al caer un poco de agua necesitan parar absolutamente todo el juego, a veces no por la movilización del juego sino por los terrenos/estadios. Algunos dueños de clubes han evitado esto poniendo un techo completo preventivo a estos cambios climáticos, sin embargo, en deportes como el béisbol, tenis, ciclismo, entre otros deportes al aire libre se tiene que parar el juego. Por supuesto, cuando es una lluvia que realmente no tiene mucha fuerza o no es considerada como “tormenta” pueden jugarse sin ningún problema, siempre y cuando no afecte a la movilización de personas dentro de la cancha.

Deja un comentario