DIGESTIÓN DE LAS PROTEÍNAS

Gracias a la Pepsina del jugo gástrico comienza la digestión de proteínas en el estómago, pero esta pepsina tiene baja especificidad e hidroliza enlaces adyacentes a la leucina o a los aminoácidos aromáticos.
En el intestino, las proteínas actúan con una serie de enzimas del jugo pancreático como son: la tripsina, quimotripsina, elastasa denominadas endopéptidasa rompen la parte interna de la proteína, en cambio las carboxipéptidasas A y B rompen enlaces peptídicos de los extremos de la proteína, estas últimas son llamadas exopéptidasa. Estas enzimas digieren las proteínas de la dieta originando oligopéptidos de varios tamaños y aminoácidos libres. En el borde del cepillo de los enterocitos existe una serie de peptidasa que degradan a los oligopéptidos de mayor tamaño a aminoácidos, dipéptidos y tripéptidos. Finalmente los productos que entran en el enterocito son degradados por peptidasas citoplasmáticas hasta aminoácidos, que son los productos de la degradación proteica que llega a la sangre portal.
Mediante transporte activo pasa los aminoácidos desde la luz intestinal al interior de los enterocitos.

Autor: Lupe Rossanna Mendieta Mendieta

DIGESTIÓN DE LAS PROTEÍNAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies