Esto es lo que debes hacer para convertirte en un líder

Publicada en Publicada en Administración y finanzas, Forma de vida

Ser líder es un rol importante en cualquier grupo: familiar, laboral, deportivo o empresarial. Estamos hablando de una persona que reúne la capacidad de guiar al resto de sus compañeros hacia la mejor opción posible, para alcanzar el éxito pese las adversidades que se puedan presentar.

Por lo tanto, está de más decir que el rol de liderazgo es algo que las empresas encuentran muy atractivo e incluso puede ser un factor crucial a la hora de aspirar por un cargo más alto en el que tengamos mayores responsabilidades.

Si deseas saber en qué puedes mejorar para ser un líder, reconociendo que cada día puedes formarte aunque no necesariamente nacieras con el don, aquí hay cinco aspectos claves que debes tomar en cuenta durante ese proceso.

  1. Define cuáles son tus valores

Como siempre el primer paso está en definir quiénes somos y cuáles son los principales valores que tenemos como personas líderes en potencia.

Básicamente debes responder las siguientes interrogantes: 

¿Mis empleados o clientes se irán del sitio donde trabajo si yo también me voy? Eso habla de la influencia positiva que puedes llegar a tener en tus funciones.

¿Qué tan reemplazable soy? ¿Mi puesto, lo que hago y la forma en la que lo hago puede ser hecha por otra persona rápidamente? Esto determina lo valioso que podemos ser para el entorno laboral.

Luego de obtener las respuestas a las interrogantes, utiliza los argumentos a tu favor para empezar a liderar.

  1. Trabaja con propósito ¿qué quieres lograr?

Al igual que en los deportes, el capitán de un equipo trabaja por una meta en conjunto.

Ya sea un posicionamiento de la empresa en lo alto, brindar el mejor servicio posible o simplemente lograr que los trabajadores del departamento ganen un bono económico asociado al rendimiento, son motivos importantes que podemos utilizar para contagiar a nuestros compañeros para que todos estén en sintonía con el objetivo.

  1. Rodéate de personas positivas

Es importante que los miembros de tu equipo cuenten con buenas intenciones y determinación. Aunque profesionalmente hablando, tengan mayor preparación, en otros niveles y aspectos, como líder debes delegar tareas y ser motivador.

  1. Visualízate y haz que suceda

A veces, lograr una meta se toma su tiempo y no suele pasar de la noche a la mañana. Para evitar que el equipo se desanime y abandone su horizonte en conjunto, es fundamental mantenerlos motivados con el éxito. Una estrategia muy común es utilizar pequeños logros, también conocidos como peldaños, que simbolicen el paso a paso hacia el objetivo deseado.

  1. Cuando llegues a la meta sé humilde

Luego de cumplir el objetivo no olvides que un grupo de personas se esforzó para que eso sucediera, todo un equipo de trabajo puso su tiempo y dedicación también. Recuerda que una maquinaria funciona en perfectas condiciones por cada uno de sus engranajes y no solo por el motor.

Así es como podrás agradecer a cada uno y continuar en el camino de la vida tras otro objetivo que te apasione.

Deja un comentario