¿Estudias y trabajas desde casa? Sigue estos tips para optimizar tu tiempo

Publicada en Publicada en Trabajo y empleo

Si te sientes identificado al leer el titular de este artículo, te recomendamos seguir adelante con la lectura para que mejores tu calidad de vida.

Crea un horario para cada cosa

¿Has escuchado a los demás decirte que “para todo hay tiempo”? Pues, aunque no lo creas, es cierto. Si bien a veces nos estresamos o agobiamos porque es mucha la cantidad de trabajo que tenemos pendiente y quisiéramos que el día tuviera más de 24 horas, la verdad es que todo es cuestión de organizar bien nuestro tiempo. Asigna a cada tarea que debas hacer una hora específica para realizarla, y una hora límite, esto hará que evites posponer las tareas hasta el último momento y disminuirá la ansiedad y el estrés.

Mantén una buena conexión a Internet

Una conexión a Internet lenta puede ocasionarte una gran pérdida de tiempo, y en consecuencia, desesperación y estrés. Aunque la velocidad de tu Internet dependerá mayormente de tu proveedor de servicio, puedes aplicar ciertos tips para mejorar tu conexión.

Por ejemplo, utiliza un navegador personalizable que te permita bloquear anuncios, complementos o extensiones innecesarias, para que las páginas web que consultes carguen más rápidamente. Cierra las páginas que no estés usando en el momento, pues muchas pestañas abiertas ralentizarán tu navegador, y mantén tu computadora en óptimo estado, asegúrate de que tenga memoria suficiente y de no ser así, elimina los programas que no necesites.

Los espacios deben estar ordenados

El ambiente de trabajo tiene una gran influencia en nuestro desempeño. Procura que el lugar donde trabajes esté separado de las áreas comunes de la casa, evita trabajar en la cama o en el comedor. Además, cuida que el lugar tenga buena iluminación y trata de mantener alejados elementos distractores que sepas que pueden alejarte de tu objetivo. Ten a la mano solo lo necesario e incorpora herramientas que te ayuden a organizarte, por ejemplo, un pizarrón, una agenda o un bloc de notas.

Toma periodos de descanso

Pensar en el mismo asunto durante un tiempo prolongado puede hacer que nos bloqueemos y que no le hallemos resolución. Lo mejor que puedes hacer cuando tienes mucho trabajo, aunque suene contraproducente, es tomar unos minutos para descansar la mente. Luego, podrás regresar a tus actividades con los pensamientos más claros y frescos y, seguramente te será mucho más sencillo continuar.

Ejercítate una vez al día

No necesitas ir al gimnasio, salir a caminar o trotar por lo menos durante media hora es una excelente opción para relajarte y oxigenar tu cerebro, de modo que puedas aclarar tus ideas y obtener un mejor desempeño en tus tareas pendientes. Ten en cuenta que el ejercicio que realices debe ser ligero, no demasiado intenso como para resultar tan agotado que no puedas culminar con las actividades del día.

No te quedes encerrado en casa

Diversos estudios advierten que permanecer mucho tiempo encerrado en casa puede afectar nuestro reloj biológico y ocasionarnos problemas de salud como el insomnio, la obesidad y la depresión. Procura salir al aire libre en las mañanas antes de comenzar la jornada. La luz del sol es fundamental para regular nuestros horarios de sueño y de apetito, y además nos aporta vitamina D, la cual es indispensable para el buen funcionamiento de nuestra memoria y capacidades cognitivas.

Deja un comentario