Factores de riesgo de lesión músculo esquelétales en el trabajo

La información básica a los trabajadores sobre los síntomas y molestias que pueden causar algunas condiciones de trabajo es fundaméntela en el éxito de cualquier actividad iniciada por la organización con el propósito de mejorar las condiciones y el ambiente de trabajo. Por esa razón, es bueno tener en cuenta cuáles son los factores de riesgo de lesión músculo esquelétales en el trabajo.

El objetivo fundamental de la ergonomía es el diseño de puestos de trabajo, herramientas y productos. Así como controlar el ambiente en el cual se desarrolla la actividad laboral incluyendo aspectos tales como: temperatura, iluminación, vibración, a fin de mantenerlos adecuados a todas las capacidades físicas y mentales de los trabajadores.

En la medida que exista una mayor correspondencia entre la exigencia de la tarea y las capacidades del trabajador, habrá menor oportunidad para que el trabajador se vea afectado por lesión o enfermedad, u otra consecuencia asociada al trabajo.

Factores de riesgo

Los factores de riesgos ocupacionales son característicos del trabajo del medio de trabajo que pueden resultar en daño físico del trabajador. Los factores de riesgo usualmente producen efectos dañinos en el trabajador de forma combinada. Por ejemplo:

Cuando hablamos de una postura estresante, estamos implicando que esa postura es potencialmente dañina cuando se la utiliza repetidamente. Los factores de riesgo que nos interesan usualmente tendrán sus efectos dañinos a través de la exposición prolongada.

Las lesiones de las que hablaremos a continuación pueden desarrollarse a través de un largo periodo que por lo general pasan de meses hasta incluso años. Los factores de riesgo ocupacional genéricos que pueden causar lesiones y enfermedades en una estación mal diseñada son:

Esfuerzos repetitivos o sostenidos.

Esfuerzos intensos.

TE PUEDE INTERESAR:   Más Allá De Las Dieta Y Ejercicios Para Perder Peso

Posturas estresantes.

Estrés mecánico.

Duración.

Tiempo de recuperación.

Extremos de temperatura.

Vibración.

Ruido.

Esfuerzos repetitivos o sostenidos

Se observan los movimientos involucrados en muchos trabajos, se dará cuenta que con frecuencia requieren que el trabajador repita constantemente ciertas secuencias de movimientos o que mantenga ciertas posturas, que normalmente son inofensivas cuando se usan de vez en cuando o en forma muy breve, pueden causar lesiones cuando se utilizan repetidamente y a diario.

Las lesiones pueden resultar cuando los tejidos involucrados de la piel, los músculos, los tendones, las articulaciones, los ligamentos, los nervios y los vasos sanguíneos son repetidamente frotados, comprimidos y estirados por el movimiento y el esfuerzo. Cuando a esos tejidos no se les permite recuperarse entre esfuerzos puede ocurrir, un daño acumulativo.

Esfuerzos intensos

Cuando se contraen los músculos, se ejerce fuerza para mover los miembros, levantar o sostener un objeto, operar una herramienta, o mantener una postura. Cuando los músculos se contraen y descansan, los tendones son tensados. Pueden frotar o presionar contra los tejidos adyacentes. El grado de tensión músculos esquelético depende en parte de cuanto esfuerzo deberá realizarse.

La fuerza es proporcional a la cantidad de trabajo que los músculos, tendones, articulaciones y tejidos adyacentes debe hacer para realizar una acción en particular. La fuerza ejercida depende de una variedad de factores que incluyen postura, peso y fricción.

En cuanto a la postura de los miembros que están trabajando, es posible decir que el cuerpo funciona más eficientemente en algunas posturas que en otras. En ciertas posturas hay que ejercer más fuerza para realizar una acción dada.

Si el peso de los objetos externos que están siendo manipulados o movidos se incrementa, mientras todos los demás factores se encuentren iguales, una carga mayor requiere de un esfuerzo mayor, esto es, más fuerza para moverla o manipularla.

TE PUEDE INTERESAR:   Botulismo: todo lo que debes saber acerca de esta extraña y mortal enfermedad.

En términos de la fricción de los objetos que están siendo sostenidos o movidos, si un objeto es resbaloso, se requiere más fuerza para poder sostenerlo. Similarmente, usted tiene que y trabajar más duro para empujar un carrito de mano si sus pies tienden a resbalar en el piso que en el caso contrario.

Posturas estresantes

Ciertas posturas, al ser utilizadas en forma repetida o sostenida, pueden ser estresantes a las estructuras músculo esqueléticas cuando se ejerce fuerza. Las posturas estresantes serán mencionadas a continuación: Posturas de la mano, posturas del codo y del hombro, posturas del cuello y posturas del tronco.

Posturas de la mano

La postura más eficiente de la mano es el agarre de fuerza, en el cual la mano rodea un objeto manteniendo un contacto entre el extremo del pulgar y los extremos de los demás dedos de dicha mano.

Postura de codo y hombro

Las posturas estresantes para el codo y hombro incluyen rotación del antebrazo con esfuerzo energético de la mano y muñeca extendida o flexionada.

Posturas del cuello

El cuello es estresado por sostener la cabeza inclinada hacia adelante o hacia atrás más de 20 grados durante largos periodos de tiempo.

Posturas del tronco

Las posturas que son estresantes para la parte baja de la espalada y el tronco incluyen sostener un objeto lejos del cuerpo. Inclinarse hacia adelante, hacia un lado o girar el tronco por más de 20 grados. Es por esto, que todos los miembros de una empresa deben saber cuáles son los factores de riesgo de lesión músculo esquelétales en el trabajo.

Deja un comentario