Hablemos de Marketing para una Empresa

El marketing para una empresa, mercadeo o mercadotecnia constituye una técnica que le otorga a una organización productora de bienes o servicios, el conocimiento del mercado y el comportamiento de los consumidores para así satisfacer la demanda y con ello lograr mantener clientes, captar potenciales consumidores u obtener fidelidad.

En pocas palabras el marketing determina qué quieren o desean las personas y, en función a ello optimiza la producción, satisfaciendo el mercado.

La esencia del marketing para una empresa

Las empresas utilizan recursos adicionales para entender el mercado a su favor. La información mercadeo puede obtenerse tomando en cuenta:

  • El tipo de bien o servicio, ya que es importante conocer si se trata de un bien o servicio fácilmente reemplazable, o, por el contrario uno que sea insustituible.
  • Las variaciones de precios en el bien o servicio y su impacto en el gusto por él, y así, establecer la relación con lo que están dispuestos a pagar los consumidores y que tan sensible es esa demanda con respecto al precio.
  • El poder de la empresa productora de bienes o servicios dentro del mercado, es decir si en el mercado existen numerosos o pocos competidores, o por el contrario si está la empresa en situación de monopolio.
  • El gusto de los consumidores. Este es un punto muy importante, ya que a través de cuestionarios o encuestas aplicadas a una muestra poblacional, podemos, estadísticamente medir la preferencia de consumo, y enfocar una estrategia de mercadeo.

Una estrategia efectiva de marketing para una empresa centra los esfuerzos de la empresa en las cuatro “P” o marketing mix, enfocando los objetivos en la combinación perfecta de los elementos de producto, precio, plaza y publicidad; para obtener mejores resultados en la comercialización y crear lazos más cercanos con los clientes.

  • Con respecto al producto (o servicio), representa todo lo tangible y lo intangible con características específicas, que se ofrece en el mercado para la satisfacción de necesidades de los consumidores.
TE PUEDE INTERESAR:   Evaluación de proyectos de capital

La pregunta clave para definir el producto es: ¿Qué vendo?

  • Para determinar el precio, la empresa deberá tomar en cuenta cuanto le cuesta producir una unidad o generar el servicio a un determinado cliente, incluyendo la distribución del producto, impuestos, garantías, descuentos y margen de ganancia, entre los elementos más importantes.

El precio, también representa lo que el consumidor está dispuesto a pagar por el bien o servicio que desea o necesita. Mover el precio es una forma efectiva de marketing para una empresa.

La pregunta clave para definir el precio bajo estrategia de mercadeo es: ¿Cuánto pagarán por el producto?

  • La plaza o distribución no es más que el modo en que llega ese bien o servicio hasta el consumidor final. Este elemento puede diferenciarnos de la competencia, ya que con él podemos acercarnos al cliente.

Para conocer sobre la plaza preguntemos: ¿Cómo puedo hacer llegar el producto al cliente?

  • Con respecto a la última “P”, promoción o publicidad,  no es más que el mecanismo para dar a conocer su producto o servicio de marketing para una empresa; a través de: anuncios en radio, televisión, prensa y en la web; a través del directorio telefónico; con el telemercadeo; participación en eventos; etc.

La pregunta clave para la promoción es: ¿Cómo conocerán los clientes lo que hago o produzco?

Autor: Mayra Veracierta

Deja un comentario