Marketing Social como estrategia para el éxito de la Sociedad

El marketing social se refiere al estudio del mercado, en cuanto al análisis, planificación, ejecución y evaluación de eventos puestos en marcha para influenciar, de manera positiva, en el comportamiento de los individuos, para así fomentar el bienestar personal y de la sociedad o comunidad.

En el marketing social existen dos características muy importantes que la diferencian de los demás, y es la continuidad del proceso y la importancia del receptor del mensaje que se quiere transmitir y de lo que se desea lograr, pues el destinatario siempre está incluido dentro del proceso.

El bienestar de la sociedad es posible con el marketing social

Este tipo de mercadotecnia se enfoca en un producto social, donde éste se desarrolla, luego de una investigación y análisis, para determinar las necesidades que deben satisfechas ser para el receptor.

Por lo que es de vital importancia determinar si el consumidor del producto social, entiende claramente cuál es el objetivo del producto ofrecido y si distingue los beneficios que obtendrá de él y si los considera una prioridad.

La integración en el grupo de consumidores en el desarrollo del producto social es vital, pues, esto forma parte de que logren entender el fin del producto, así que sus sugerencias son muy valiosas en el proceso, pues esto ayudará a que sea adoptado con agrado.

Tipos de demanda

En el marketing social, es importante tener presente los tipos de demanda a las que debe atender el producto social, dichas demandas son las siguientes:

  • Demanda latente: Se refiere al descubrimiento de una necesidad, lo que lleva la introducción e invención de un nuevo producto social.
  • Demanda insatisfecha: En este caso, la necesidad ya se conoce y trató de ser satisfecha por un producto, que no cubrió las expectativas del destinatario, para lo cual es importante que el analista que está realizando el estudio, desarrolle un nuevo producto que logre el nivel de satisfacción necesario.
  • Demanda dañina: Esta demanda ocurre cuando el destinatario del producto considera que tiene una necesidad, pero esta resulta perjudicial para la sociedad, para lo cual se debe crear un producto que logre sustituir dicha necesidad.
  • Demanda dual: Esta demanda se da, cuando se quiere introducir un producto y se debe crear al destinatario.
TE PUEDE INTERESAR:   E-COMMERCE PARA LA VENTA DE UN PRODUCTO

La importancia de determinar el tipo de demanda radica en que esto determinará el producto social que se va a crear o modificar, por otra parte para tener un marketing social exitoso debemos tener en cuenta otras características tales como:

  • El costo del producto que debe ser asumido por el consumidor, en el marketing social este costo, por lo general, se refiere a un valor intangible, como por ejemplo, una conducta que se debe adoptar o una actividad que se debe realizar.
  • Las actividades que se deben realizar para promocionar el producto.
  • Los elementos necesarios para que el público o los consumidores puedan llegar al producto social y logremos el objetivo planteado, que en la mayoría de los casos es adopción de comportamientos y actitudes que vayan en pro de la sociedad.

Autor: Mayra Veracierta

Deja un comentario