Negocio con fama pre-construida: sé parte de una franquicia

Publicada en Publicada en Administración y finanzas

Algunas personas nacen con creatividad y otras no tanto, sin embargo estar en el segundo lote de ellas no es sinónimo a no poder emerger y tener un buen negocio. ¿Quieres ganancias? Más no sabes en qué invertir, careces de un plan, idea de marca y servicios que puedas ofrecer, en ese caso podría resultarte viable la opción de unirte a una franquicia.

Alrededor del mundo son muchísimas las personas con capital, ganas de trabajar que han visto en las franquicias una vía para hacer dinero, pues es un negocio con fama pre-construida donde no necesitarás llegar a un público que te desconoce.

Razones para unirte a una franquicia

El principal motivo que lleva a los demás a ser una extensión de una marca franquiciada es no tener que hacerse un lugar dentro del público, si tendrás el trabajo de llegar a los que geográficamente estarán cercanos a ti, es decir los potenciales clientes, sin embargo es mucho más fácil tener clientela que llegue por el nombre de la marca, de los buenos servicios que brindes dependerá que vuelvan.

Otra razón para colocar una franquicia es que no tendrás que escribir o elaborar todo un plano de reglas, diseños, protocolos para tu negocio, pues gran parte de las instrucción serán dadas por tu franquiciador, algo bueno siempre que se mantenga la libertad para dirigir tu local.

¡Hay franquicias en todos lados! ¿Te has preguntado alguna vez por la que pueden coexistir tantas franquicias? Porque la publicidad y reconocimiento que tienen es la base para que funcionen. Podría llevarte meses, inclusos años en hacer que una marca propia prospere y sea reconocida, hasta un punto que se integre al colectivo, en cambio una franquicia lleva tiempo en eso. No es que construir tu propio camino no sea aconsejable, el punto es que justamente has decidido unirte a una franquicia porque no tienes o quieres poner en marcha tus propias ideas de negocio.

Las dificultades de poner una franquicia

Aunque indudablemente a nivel mundial una franquicia sea famosa y exitosa, no es garantía absoluta que tu extensión vaya a formar parte de ese éxito, este quizás es el error que comenten muchos que ingresan a una franquicia, creen el éxito está asegurado y no trabajan ciertos detalles de planeamiento y técnicos que podrían ponerla en mala situación:

  • Lugar de establecimiento, el mercado no es igual en todas las ciudades, ni siquiera en todos los sectores que la conforman, por eso elegir el sitio es fundamental, debes evaluar la competencia, que locales cercanos han tenido éxito, a que ramo se dedican, qué tipo de personas y con qué fin transitan con regularidad por esa zona.
  • Seguir protocolos y reglas sin adaptarlos a la realidad, hay franquicias muy versátiles, esas son las que debes buscar, algunas imponen tantas reglas a sus franquiciados que les limitan en la integración que puedan tener con el público de área, recuerda cada lugar es un mundo.

Es cuestión de que analices si unirte a una franquicia es la opción de negocio que has estado buscando.

Deja un comentario