Que el desempleo no te lleve a la bancarrota

Publicada en Publicada en Administración y finanzas, Trabajo y empleo

Es cierto que en época de crisis económicas las tasas de desempleo tienden a elevarse, pero estas no es la única razón por la cual una persona puede perder su puesto laboral, existen muchas otras, tal vez el cierre de la empresa para la cual se trabajaba, reducción de personal por políticas empresariales, problemas de tipo laboral e incluso por decisión personal del empleado. Independientemente del detonante, el resultado es exactamente el mismo: la persona queda sin empleo. Pero ¿que significa realmente para su estilo de vida?

Quedar sin el puesto de trabajo, trae consigo situaciones de estrés e inseguridad no sólo por la dificultad para honrar los compromisos económicos contraídos sino también por la situación de vulnerabilidad personal, afectiva y mental a la cual se queda expuesto. Entonces, ¿Qué se puede hacer para salir victorioso de la situación de paro en la que te encuentras?

Toma medidas y supera el desempleo exitosamente

El quedar sin trabajo, lógicamente implica un momento de cambios y transformaciones, pero no necesariamente estos tienen que ser negativos, por el contrario se trata de la situación perfecta para explorar oportunidades de independencia financiera, desarrollo de habilidades nuevas o ejecutar habilidades que habías dejado olvidadas. Eso sí, debes preparar el terreno para ello.

Inicialmente, el depender financieramente de un trabajo asalariado como empleado, nos convierte en personas cómodas, que en muchas ocasiones no  nos preparamos para adversidades de este tipo y entonces cuando suceden es como si el mundo se derrumbara. Por ello, es muy importante prepararse con antelación. Proyectar a futuro los posibles problemas que podríamos atravesar y sus alternativas de solución, nos hace ir un paso adelante y evitar la incertidumbre. Además, es importante siempre planificarnos en función a un presupuesto basado en reducir gastos innecesarios y ahorrar. De esta manera, contaremos con un colchón económico ante el desempleo y sus consecuencias en el plano económico y a su vez, podremos hacer frente a las deudas contraídas sin necesidad de endeudarnos más o declararnos en quiebra, como sugerencia recomiendo que pagues aquellas deudas que te generen los mayores intereses y las de mayores montos para evitar sobreendeudarte. Aunque, lo más aconsejable es que estés al día con tus pagos, pero a veces el desempleo puede tocar a nuestras puertas sin previo aviso.

Además, es necesario reinventarnos, cambiar acciones para obtener resultados distintos, debemos cerrarle el paso al pesimismo, muy por el contrario, es necesario mantener una visión optimista aunque muy realista de la situación por la cual pasamos. Si no está en nuestros planes emprender un negocio propio, entonces lo más aconsejable es administrar nuestra profesión, actualizar conocimientos a través de cursos, lecturas de libros, aprovechar las redes sociales para ello y no perder el contacto con colegas y amistades, quienes podrían recomendarnos ante posibles empleadores.

Finalmente, debes ganarle tiempo al reloj y mantenerte activo el mayor tiempo posible, asumir nuevos retos y planes, lo que no sabes ahora, lo aprenderás en el camino, recuerda que cada día es una nueva oportunidad para comenzar, no la desaproveches.

Deja un comentario