¿Qué es la subvocalización?

La subvocalización es un mal hábito, que se acciona en el transcurso de la lectura. El lector repite cada palabra (mentalmente o vocalizando – vocalización-) que está leyendo, a este término también se le conoce como “repetición mental”.

Este hábito se origina desde temprana edad, cuando en los inicios de escuela primaria se aprende a leer, ya que se inculca, la creación de sonido (vocalización) en la lectura, a lo largo de los años esto se ha hecho una hábito a nivel mental (subvocalización), en el cual debemos oír mentalmente para crear la ilusión de comprensión del texto leído.

De manera general podemos afirmar que al subvocalizar y vocalizar, se realizan cuatros pasos para que nuestro cerebro asimile el contenido (libro – ojo – oído – cerebro) al eliminar cualquiera de estos dos hábitos solo se obtienen tres pasos (libro – ojo – cerebro) por ello se puede aumentar exponencialmente la velocidad de lectura, el contenido leído llega en menos pasos al cerebro. Este mal hábito influye en un 100% en la velocidad de lectura, es por ello la gran importancia de eliminarlo, vale mencionar que una persona lee en promedio entre unas 200 a 250 palabras por minuto (ppm), con el simple hecho de erradicar la subvocalización y vocalización la velocidad aumentará al doble.

Lastimosamente este hábito está tan arraigado al ser mismo, primordialmente debido, a todo el tiempo que se practica a lo largo de la vida así como también a una sociedad que lo sigue enseñando, a pesar de todo no deja de ser un mal hábito que limita la capacidad de lectura en cuanto a velocidad; alrededor de esta técnica se cree que en nombre de la velocidad de lectura, se sacrifica la comprensión de lo leído, sin embargo, todo es práctica. Cualquier persona que haya erradicado el hábito de la subvocalización dirá que progresivamente la comprensión irá aumentando aunque es una realidad que al principio no se entienda un gran porcentaje de lo leído.

TE PUEDE INTERESAR:   PRACTICA BASADA EN LA EVIDENCIA - 2 parte -

Entre las acciones que se puede realizar para erradicar poco a poco este mal hábito, la subvocalización, están:

o   Al empezar a leer, crear un sonido no importa cuál sea, puede ser contar números, repetir una sílaba, escuchar música, de esta manera la mente estará acostumbrándose a leer sin que esa limitadora y  pequeña voz dentro de nosotros se adueñe de la velocidad de lectura.

o   Otra técnica comprende, la utilización de guía visual, una guía visual puede ser cualquier artefacto que ayude a que la vista corra en el texto que se está leyendo, este puede ser un lápiz, un palillo de comida china, el dedo índice, etc.

o   Las imágenes son una parte fundamental en este proceso, estas ayudan a comprender fácilmente lo que se está leyendo, una imagen que sea memorable ayudará radicalmente a la compresión del texto.

Es notorio que cuando se empieza a realizar estas acciones, se dificulta sobremanera no volver a la subvocalización, pero la práctica hace al maestro. ¡Animo! No desfallecer en el intento por eliminar este hábito es la llave para aumentar tu velocidad de lectura.

Autor: Lilian Sibrian

Deja un comentario