Que son el síndrome de Peter Pan y el complejo de Wendy

Peter Pan, un cuento infantil que acompañó a muchos durante sus primeros años de vida y que dejó huella para toda la vida.

Seguramente viviste muchas emociones gracias a este cuento. Pero ¿qué pasa cuando esa ficción se convierte en realidad? Pues allí es cuando nos damos cuenta de que algunas cosas deben dejarse formando parte de los libros infantiles.

Y es que Peter Pan y Wendy, son los nombres que identifican un síndrome y un completo, respectivamente. Así que los cuentos de hadas en la realidad pueden tener un lado oscuro.

Aquí te explicaremos que son el síndrome de Peter Pan y el complejo de Wendy

Que son el síndrome de Peter Pan y el complejo de Wendy

El síndrome de Peter Pan se presenta como un trastorno del normal desarrollo de los aspectos que conforman la personalidad de un individuo y se manifiesta a través de un sentimiento de rechazo al paso de los años y a la madurez.

Este síndrome trata básicamente de adultos que se comportan como niños aun porque su mente se niega a avanzar hacia la adultez, debido a las responsabilidades que esta conlleva.

Quienes sufren esto consideran la etapa de la adultez como un estado al que no desean llegar pues, añoran el disfrute de los años de adolescencia.

Los profesionales en psicología que se han dedicado a este síndrome, han indicado que la causa de este puede encontrarse en la sobreprotección a la que son sometidos los niños y adolescentes por parte de sus familias.

Las personas que han sido objeto de sobreprotección ven afectada su capacidad de desarrollar las habilidades requeridas por los adultos para enfrentar la vida de manera independiente.

TE PUEDE INTERESAR:   Mitos y verdades de la edad en el amor

Es por esto que las personas que padecen este síndrome, se consideran a sí mismos como eternos adolescentes y buscan emular estas edades tanto en apariencia como en comportamiento.

Ahora bien, detrás de este síndrome suelen ocultarse sentimientos de soledad y de miedo a asumir responsabilidades, lo cual les impide adaptarse de manera normal en los distintos ámbitos de la vida.

Otra característica de este síndrome, es que suele manifestarse con mayor frecuencia en hombres que en mujeres y es allí cuando surge la contraparte, que es el complejo de Wendy.

Detrás de un hombre que presenta el síndrome de Peter Pan suele encontrarse una mujer con complejo de Wendy.

Este complejo hace referencia a las mujeres que reflejan actitudes de tipo maternal hacia sus Parejas e incluso hacia hombres con quienes tienen una relación cercana.

Las mujeres con este complejo suelen tomar todas las decisiones y asumir las responsabilidades de sus Parejas, para protegerlos. De esta manera, las mujeres se erigen como una figura materna dejando que el hombre siga viviendo en una especie de eterna etapa de adolescencia.

Ahora bien, en realidad esta protección solo está alimentando el síndrome de Peter Pan y se forman Relaciones tóxicas entre los individuos que manifiestan estos síndromes.

En ambos casos, el problema se relaciona con la sobreprotección y es muy común que en ninguna de estas situaciones la persona sienta que tiene un problema.

Deja un comentario