¿Sabes lo fácil que es clonar una tarjeta de crédito?

Desde que existe el razonamiento en el mundo, las personas han buscado las mil y una manera de ser más “astutos” que otros y lo vemos día a día, por ejemplo, los comerciantes… Podemos entrar a una tienda Samsung con un Smart Tv en $500 dólares y esto incluye toda la tasa de gastos, pero luego vamos a entrar a otra tienda y vamos a encontrar con precios de $600 dólares ¿Por qué? Porque se creen muchos más astutos y aumentan la tasa de ganancia, por ejemplo, si Samsung ganaba $50 dólares por cada Smart Tv, esta tienda ganaría $150 dólares por cada venta.

Tarjetas de débito y crédito

¿Cómo podríamos llevar un millón de dólares en efectivo? Esto fue lo que pensaron los bancos al crear las tarjetas físicas de débito y crédito, se trata de una tarjeta con un microchip, un número de identificación, fecha de nacimiento y un código especial (dependiendo del banco) para hacer cualquier tipo de compras por un punto de venta que se conecta gracias al chip directamente al banco, si la operación es exitosa se va a descontar el dinero que tengamos en nuestra cuenta bancaria correspondiente de donde fue emitida la tarjeta de debido o crédito.

La clonación de tarjetas

La clonación de tarjetas de débito o crédito se ha popularizado porque se ha convertido en un método muy fácil gracias a la tecnología, existen aparatos electrónicos donde parecen algún tipo de punto de venta donde en vez de utilizar el microchip para conectar con el banco, lo utilizan para copiarlo y luego, cuando no se den cuenta, hacer otro tipo de transacción y obtener dinero extra. Otra de las modalidades más fácil es cuando un cajero automático puede tener una plataforma física movible donde haces todo tipo de operación, peor tu tarjeta queda clonada.

Esta amenaza contra las tarjetas de debido o crédito no se va a terminar nunca, hay bancos nacionales que han intentado, a través de nuevos chips en cada tarjeta, que no puedan ser clonadas, pero la tecnología sigue avanzando y se hace cada vez más fácil… Existen dispositivos que ni siquiera necesitan tener al frente la tarjeta, solo basta con un tipo de conexión que monitorea todas las tarjetas alrededor del dispositivo, uno de ellos es el Contactless Infusion X5 que puedes encontrar por 1.2 BTC, desgraciadamente es más fácil de lo que pensamos clonar una tarjeta ¿Cómo lo evitamos?

Recomendaciones de uso

Tal vez no podemos luchar contra la tecnología y evitar que nos roben nuestra información, pero debemos tener en cuenta que también depende de nosotros, es como un antivirus, si no nos metemos en páginas web maliciosas no vamos a tener ningún virus ¿Cierto?

  • No perder de visa la tarjeta en ninguna institución
  • Cuando utilices el cajero, verifica que no haya cámaras
  • Si es un negocio con mala reputación, no hagas compras
  • No reveles tu clave ni información bancaria
  • Si te robaron la tarjeta, bloquéala rápido
  • No reveles información vía llamada telefónica
  • Revisa tu estado de cuenta luego de cada transacción

Deja un comentario