Todo acerca de los riñones: función, enfermedad y prevención

Publicada en Publicada en Salud

Los riñones son un par de órganos con forma de frijol que se encargan de filtrar la sangre para mantenerla libre de desperdicios y exceso de fluidos, podrán parecer pequeños, pero son responsables de una función indispensable para el cuerpo. La falla de estos órganos puede conllevar a serios problemas de salud, teniendo que realizar diálisis o trasplante de riñón en casos extremos. Lo que la gente ignora es que el cuidado cotidiano, un estilo de vida y una dieta saludable puede prevenir que ocurran estas complicaciones; más adelante les hablaré acerca de las estrategias para la prevención de enfermedades renales.

Funciones de los riñones

  • Regulación de los niveles de fluidos en sangre;
  • Filtrado de desperdicios y toxinas en sangre;
  • Producción de las hormonas que comprenden el sistema renina-angiotensina, reguladoras de la presión sanguínea;
  • Activación de vitamina E que contribuye a la salud de los huesos;
  • Producción de eritropoyetina, hormona encargada de la dirección para la producción de eritrocitos o glóbulos rojos;
  • Balance de los minerales en el cuerpo.

Condiciones de riesgo

Siendo los encargados de tan diversas funciones, los riñones pueden verse afectados por la presencia de otras enfermedades que impidan cumplir con su desempeño óptimo, tal es el caso de la diabetes, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares, ya sea de forma hereditaria en la historia familiar, o que la persona haya padecido o padezca de alguna de estas condiciones, también pueden influir las piedras en los riñones, infecciones crónicas en el tracto urinario, enfermedades autoinmunes, o el uso prolongado de anti-inflamatorios como ibuprofeno. Todas estas condiciones dificultan el trabajo de los riñones, impidiendo un funcionamiento regular, haciéndolos más propensos a deteriorarse y desarrollar enfermedades renales.

Síntomas y consecuencias

Aunque a veces los problemas renales suelen ser difícilmente diagnosticadas en las primeras etapas por la ausencia de síntomas, es importante prestar atención a ciertas señales que pueden indicar la necesidad de realizar exámenes:

  • Fatiga y debilidad;
  • Dificultad y dolor al orinar;
  • Orina espumosa;
  • Orina rosada u oscura (sangre en orina);
  • Constante sensación de sed;
  • Aumento de la necesidad de orinar, especialmente en las noches;
  • Ojos, cara, manos, abdomen, tobillos o pies hinchados.

Por otro lado, la progresión de enfermedades renales sin ser tratadas puede conllevar a consecuencias catastróficas como:

  • Enfermedades cardiovasculares;
  • Accidentes cerebro-vasculares;
  • Hipertensión arterial;
  • Debilitamiento en los huesos;
  • Daño neuropático;
  • Falla renal severa;

Consejos para mantener riñones saludables

Aliméntate de forma saludable: una dieta balanceada es la clave para mantener la salud. Los alimentos procesados, alto consumo de proteínas animales, grasas y comidas saladas hacen el trabajo más pesado para los riñones; intenta mantener una dieta a base de vegetales y frutas, aprende a cocinar de forma saludable, evita las frituras y prueba las comidas horneadas, asadas o al vapor.

Ejercita regularmente: ejercitarse y sudar contribuye a la eliminación de las toxinas y fluidos a través de los poros, lo cual ayuda a alivianar el trabajo para los riñones; al mismo tiempo contribuye en mantener un peso ideal, puesto que el sobrepeso es contraindicado para los problemas renales.

Mantente hidratado: la hidratación es clave para el buen funcionamiento renal, lo mejor es saciar la sed con agua. Mantén atención a la orina, si es muy oscura significa que no estás hidratándote lo suficiente. Se recomienda el consumo de un aproximado de 3 litros de agua diarios.

Monitorea tu salud: es importante mantener nos niveles de azúcar bajo control, al igual que la tensión arterial y el colesterol, pero también es importante para el caso de las enfermedades renales solventar rápidamente condiciones como piedras en los riñones e infecciones urinarias.

Renuncia a los malos vicios: si fumas o bebes, déjalo ya. Puedes intentar probar con limitar el consumo, pero a la hora de la verdad el mayor beneficio lo obtienes al dejarlo por completo.

Alimentos que ayudan a la prevención

Aumenta el consumo de los siguientes alimentos para mantenerte saludable y evitar el riesgo de padecer problemas renales: pimentón rojo, coliflor, repollo, ajo, cebolla, manzanas, arándanos, fresas, cerezas, uvas, frambuesas, guindas, claras de huevos, pescados y aceite de oliva, son todos ingredientes con alto contenido en vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos que aportan nutrientes indispensables así como propiedades anti-inflamatorias y depurativas que contribuyen con la salud de los riñones.

Deja un comentario