Comentarios desactivados en

A principios del 2010, la Biblioteca de Autores Cristianos lanzó la reedición de su versión de las obras completas de San Buenaventura, para su colección BAC THESAURUS, con la publicación del volumen I que aquí presentamos. Tal como acostumbra la editorial, se trata de una edición bilingüe anotada. Este primer volumen, respetando la edición anterior, se abre con una introducción a cargo de León Amorós, que brinda al lector, no sólo los datos biográficos pertinentes, sino también las claves para arrancar con el estudio de su sistema de pensamiento. Asimismo, reaparece al final del volumen, a modo de apéndice, el léxico buenaventuriano que acompañaba cada volumen de la edición anterior, seguido de un índice analítico. Allí el lector encontrará, por una parte, compilados los términos propios del vocabulario técnico del autor, con sus respectivas definiciones; y por otra, la remisión a los pasajes pertinentes en sus distintas obras.

Concretamente, este volumen I reúne: Breviloquio, Itinerario de la mente hacia Dios, Reducción de las ciencias a la teología, Cristo maestro único de todos y Excelencia del magisterio de Cristo. Cada obra cuenta además con su propia introducción a cargo de los traductores. Así pues, se hallan aquí reunidas las piezas que, tanto para el estudioso de Buenaventura, como para el lector no especializado, constituyen un paso obligado en la lectura. la obra que refleja la rerum natura según el doctor seráfico. En efecto, allí intenta explicar la realidad toda, desde el Primer Principio, hasta el fin de los tiempos, momento del retorno. La obra está conformada por siete partes, porque, de acuerdo con nuestro autor, para desplegar el tema propuesto, es necesario recurrir a la teología y ella, a su vez, versa sobre siete cuestiones fundamentales: la Trinidad de Dios, la creación, la corrupción por el pecado, la encarnación del Verbo, la gracia del Espíritu Santo, la medicina de los Sacramentos, y el juicio final. Cabe destacar que aquí Buenaventura retoma la reflexión sobre problemas ya tratados en su Comentario a las Sentencias de Pedro Lombardo. Por ello mismo, esta edición de la BAC de su Breviloquio nos brinda una gran herramienta para su estudio, mediante las remisiones que oportunamente, a pie de página, se hacen a los lugares paralelos.

El Itinerario de la mente hacia Dios es la obra donde Buenaventura esquematiza la estructura de la realidad, por medio de una interpretación ontologizante de la teoría agustiniana de la iluminación. De esta suerte, lo que en Agustín sirve para explicar el mecanismo del conocimiento humano, en Buenaventura fundamenta el ser de cada nivel de la creación, en tanto es reflejo del Creador y el Creador mismo reflejado, en la medida de las posibilidades de cada tipo de criatura. Ahora bien, el Itinerario…, obviamente, no se agota en este esquema, sino que tiene fundamentalmente la pretensión de mostrar el camino que conduce de vuelta hacia el Principio, a la única criatura capaz de llegar tan lejos: el hombre, porque ha sido creado a imagen y semejanza de Dios. En ese sentido, a través de sus siete capítulos, representa en orden ascendente los siete niveles que conforman la via beatitudinis desde el punto de vista gnoseológico.

La Reducción de las ciencias a la Teología, aunque aparece en tercer lugar en este volumen I de la BAC, es el primer paso del sistema de pensamiento de Buenaventura, dado que con ella sienta la perspectiva metodológica a partir de la cual lo construye, al subordinar la razón a la fe, la filosofía a la teología, y “reducir” los distintos tipos de conocimiento “científico” a la sapientia. No obstante lo dicho, cabe aclarar que una de las acepciones de “reductio” remite al hecho de reconducir y es precisamente éste el sentido fundamental que tiene en el caso de nuestro autor. En última instancia, las distintas ramas del saber que aquí se describen son, en rigor, ordenadas, o más bien reconducidas —no reducidas— hacia un saber superior al cual aluden y —una vez más— reflejan, en tanto que es una y la misma la luz que vuelve cognoscibles sus respectivos objetos de estudio.

Finalmente, cierran este volumen dos sermones que desde distintas perspectivas retoman la figura de Cristo Jesús como magister. En Cristo maestro único de todos, Buenaventura, apoyándose en Juan 14, 6 Ego sum via, veritas et vita, desarrolla la tesis según la cual Cristo, en tanto Verdad, es por consiguiente luz fontal de todo conocimiento y, consecuentemente, único legítimo maestro, no sólo de los cristianos, sino también de toda la humanidad. En la Excelencia del magisterio de Cristo, en sintonía con el opúsculo anterior y apoyándose en Mt. 22, 16 Magister, scimus quia verax es et viam Dei in veritatem doces, tras postular la necesidad de que el hombre se reforme en cuanto a la parte irascible, la concupiscible y el entendimiento, nuestro autor retoma la figura de Cristo como único portador de la palabra capaz de sanarlo, pues, siendo absolutamente inconmutable, solamente él puede brindarle la estabilidad necesaria para lograrlo. Lamentablemente, el lector no encontrará en esta reedición un repertorio bibliográfico actualizado, ni una traducción más afín a nuestro castellano actual, ya que, aunque renovada en su soporte material, reproduce la edición de la década del sesenta.

Escritor: Diana Fernández

Loading...