HACIA UNA CULTURA DE LAS CULTURA MEDIATICA

Los medios de comunicación masiva han sido abordados mayormente desde su influencia sobre las masas desde una perspectiva teórica de la sociología, que en momentos ha dejado que en ciertos sectores se polarice la percepción de ellos, de manera negativa. Los textos de Barbero1 y de Buxton2, nos muestran formas de abordar el fenómeno mediático dilucidando en él manifestaciones de las sociedades que son la muestra, no sólo de una influencia venida de los medios, sino también que hacen parte de un tejido social que la genera, sin negar que los medios ayudan a establecer estereotipos, valores y a retratar todo una comunidad. Es el momento de trabajar desde la escuela para formar en las personas una visión consiente y empoderada de la cultura mediática.

Desde la visión de Buxton el aporte que hizo Cressey y Trasher al estudio de los medios de comunicación configura la nueva visión que se debe tener para acercarse a ellos, esta es percibir los medios con la posibilidad potencial de educar ,considerando así que una etapa inicial para lograr esta tarea es desentrañar las dinámicas sociales que marcan la tendencia de los medios de comunicación; tal como lo hizo Creesey en su momento; vio necesario involucrarse en el grupo social de estudio para desvirtuar la teoría de Park Blummer y Hause, quienes asumían los medios de comunicación como una influencia “negativa y hegemónica” que supeditaba el comportamiendo delicuencial de los jóvenes. Si bien es cierto que, los medios divulgan, manipulan y hacen vox populi la información de toda índole de las sociedades, no son ellos los únicos movilizadores de toda la carga de simbólica y de la construcción de imaginarios de un pueblo afirmar esto, sería subestimar el poder de las masas para ser partícipes y forjadoras de sus realidades.

En muchos ámbitos de la sociedad los medios de comunicación están satanizados de manera “reduccionista3”, veamos por ejemplo en el caso de la escuela en donde estos son un distractor y un ente aislado de la dinámica académica solo se integran para hacer consultas, esto obviamente de parte de los profesores, directivas y padres, más no para los estudiantes pues para ellos; los medios de comunicación configuran su identidad, gustos, relaciones sociales, creencia políticas y manifestaciones culturales, sobre esto claramente nos habla Barbero cuando dice:” Seguir pensando lo masivo como algo puramente exterior-que lo único que hace es parasitar, fagocitar, vampirizar-lo popular(…)esto es deformación de una forma fijada en su pureza original”, para los jóvenes de igual manera que para las masas en su momento los medios de comunicación y sus variadas alternativas de manifestación son un “ puente entre la racionalidad expresivo-simbólica y la informativo-instrumental, puede y es más que un mero espacio de sublimación: aquel medio para que las clases populares estén llenando un vacío que dejan los aparatos tradicionales en la construcción del sentido”4

TE PUEDE INTERESAR:   NATURALEZA SOMETIDA

Sí para los jóvenes y para gran parte de nuestra sociedad los medios de comunicación llenan el vacío que dejan las instituciones sociales como escuela, familia, iglesia y democracia por qué no comenzar a reconstruir esta representación de lo significan, los espacios que deben ocupar en la sociedad y cómo los podemos integrar a nuestra identidad. Parece que ya estamos tan condicionados a pensar que los medios de comunicación son instrumentos de manipulación ajenos e inalcanzables para el pueblo que estamos resignados a que sean ellos quienes nos digan cómo vivir, pensar e identificarnos; otorgando un segundo casi qué tercer lugar bien disimulado a nuestras construcciones sociales, a nuestras manifestaciones que pueden también ser parte de los masivo, que se pueden comunicar en espacios que han traído estos fenómenos comunicativos y que están posicionados por nuestra aprobación y consumo masivo.

Reconocer que el fenómeno de medios de comunicación se ha convertido en una toda una “cultura mediática”, que puede ser determinante de valores sociales y movilizadora de manifestaciones culturales, es un primer paso para acercar a nuestros jóvenes a ella desde una perspectiva interdisciplinar; debemos generar conciencia de que lo que ella significa y lo que ha sido durante comienzos de los años treinta en el contexto latinoamericano, alejándonos así de la visión negativa y totalizante de los medios, que como hemos visto lo único que proporciona es un fortalecimiento de su consumo.

Apropiarnos del discurso y dejar de contemplar el fenómeno de manera aislada del aula y de nuestros estudiantes, permitirá que la escuela sea mediadora de los procesos que se entretejen en las conciencias de los jóvenes, haciéndolos participes y movilizadores de una cultura mediática que debe marcar el futuro de las relaciones comunicativas que son hacedoras de movimientos colectivos, democráticos y sociales; de esta manera lograremos que nos reconozcamos a través de un movimiento mediático que queramos o no, ya hace parte de nuestras vivencias, de nuestras maneras de construir y reconstruir el mundo; es así como el mismo reto que no propone Barbero en su texto, se configura desde el espacio académico de la escuela, que debe comenzar a abrirse espacios en una cultura cambiante y provista de mensajes de los que debemos empezar tomar una posición y análisis que confluya en suscitar conciencia y apropiación de la cultura mediática.

TE PUEDE INTERESAR:   Breve Historia de la Iglesia

Notas:
1. Barbero, Martín Jesus. De los medios a las mediaciones comunicación, cultura y hegemonía. Editorial Gustavo Gili S.A., 1998.
2. Buxton, William. From Park yo Creesey: Chicago Sociology’s enagement with media and mass culture
3.” En america latina, en general, la literatura sbre los medios masivos de comunicación está dedicada a demostrar su calidad (innegable) de instrumentos oligárquico-imperialisats de penetración ideologica, pero que casi no se ocupa de examinar como son recibidos los mensajes y con cuales efectos conretos: es como si fuera condición ingreso al tópico que el investigador se olvidase de las consecuencias no queridas de la acción social para instalarse en un hiperfuncionalismo de izquierda”. Barbero, Martín Jesus. De los medios a las mediaciones comunicación, cultura y hegemonía pag.318.
4. Barbero, Martín Jesus. De los medios a las mediaciones comunicación, cultura y hegemonía pag. 325

Escritor: Claudia Bernal

BIBLIOGRAFÍA
– Barbero, Martín Jesus. De los medios a las mediaciones comunicación, cultura y hegemonía. Editorial Gustavo Gili S.A., 1998.
– Buxton, William. From Park yo Creesey: Chicago Sociology’s enagement with media and mass culture

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar