ITER: un recorrido hacia una energía más limpia (y barata)

No todo el mundo sabe que en un lugar llamado St-Paul-lez-Durance, en la región Provence-Alpes-Côte d’Azur en el sur de Francia, se está construyendo, sobre una área de 180 metros cuadrados, el primer experimento a gran escala para demonstrar que es posible producir energía a nivel comercial desde la Fusión Nuclear. I.T.E.R. (que en principio era el acrónimo de International Thermonuclear Experimental Reactor) se quedó con un nombre que evoca un camino (ITER en latín significa recorrido) hacia un objetivo común, lo de una colaboración internacional para el conseguimiento de lo que revolucionaría los equilibrios y los poderes del mundo económico global.

Como dijo el Director General de ITER, Osamu Motojima, durante una conferencia sobre la fusión nuclear en Monaco en el 2010, -In our opinion, the use of fusion energy is a «must» if we want to be serious about embarking on sustainable development for future generations- (nosotros pensamos que el uso de la energía de la fusión es un deber si queremos ser serios enfrentando el desarrollo sostenible para las futuras generaciones). Y eso es la ambición de 7 partners (China, Unión Europea, India, Japón, Korea, Rusia y Estados Unidos) y un grupo de científicos e ingenieros de todo el mundo (500 directamente empleado por ITER y 350 subcontratados) que desde el 2007 colaboran para poner los cimientos de una revolución cuya portada es imposible de evaluar con antelación.

Qué es la Fusíon. La fusión nuclear en el sol ocurre naturalmente cuando dos núcleos de hidrogeno colisionan y se convierten en un átomo pesado de Helio y energía, mucha energía. En la tierra los descubrimientos científico del último siglo han demostrado que la forma más eficiente (mayor ganancia de energía a una temperatura inferior) para reproducir esta situación es utilizando una reacción entre dos isotopos del hidrogeno, el Deuterio (D) y el Tritio (T) a 15000000 °C . A esta temperatura los electrones se separan del núcleo y se crea un plasma, un gas cálido y eléctricamente cargado, que permite que la fusión ocurra. El reto es como controlar este plasma a lo largo de todo el proceso. El Tokamak. El Breakeven describe el momento en el que el plasma durante una fusión libera la misma energía que ha sido necesaria para producirlo. ITER tiene que producir 500 MW a partir de 50 MW o sea, para hablar como lo científico, Q≥10 donde Q representa el objetivo científico del proyecto de proporcionar una cantidad diez veces mayor de energía de la que se ha consumido.

El combustible. El Deuterio se encuentra naturalmente en el agua, es un recurso disponible en cada sitio, inofensivo y virtualmente interminable. El Tritio se produce directamente durante el proceso cuando los neutrones que se escapan del plasma entran en contacto con el Litio presente en las cubiertas de las paredes del Tokamak. Tritio por año en lugar de 2,7 millones de toneladas de carbón. Además no es de menor importancia la ausencia de fluidos o gases contaminantes lo que convierten la fusión en la fuente de energía perfecta.

La inversión de 13 billones de euros que los partners han previsto gastar en este proyecto, parece una buena elección en vista de las repercusiones que el éxito de ITER pueda producir en el mundo. La fusión es una fuente limpia y respetuosa del medio ambiente, no produce ninguna sustancia contaminante o gas sierra, ni produce desechos radioactivos. Entonces para cuando podremos beneficiar de este increíble avance?.

ITER tiene milestones muy definidos, pero el riesgo de cambios y retraso en un proyecto de tal envergadura es muy elevado. De todas formas según las previsiones actuales el ITER puede empezar a producir energía desde la fusión nuclear en el 2027. Pero cuidado que desde este momento empezará otro desafío llamado DEMO o Demonstration Power Plant, la verdadera central de fusión nuclear que deberá manejar una potencia mucho mayor y demonstrar la factibilidad de producir a nivel industrial energía desde la fusión nuclear, algo parecido a una producción continua de 500 MW.

Si todo funciona y a pesar de crisis y guerras los países seguirán invirtiendo sumas significativas en esto, alrededor del 2040 tendremos energía producida por fusión nuclear en la red eléctrica de nuestros países. Para profundizar en ITER y DEMO.

Escritora: Manuela Callea

Deja una respuesta