LA PRESENCIA DE LA AUSENCIA EN LA COMPRENSIÓN DE LECTURA

Muy al estilo de Georg Gadamer, se asumirá el proceso de lectura desde una perspectiva estructural propia del lenguaje. La estructura consiste en una articulación de elementos dentro de un bosquejo (muy a la manera kantiana), donde dichos elementos se encuentran íntimamente ligados de forma tal que la alteración de alguna de las partes implica la modificación de la estructura en su totalidad. Pues bien, la transformación de la estructura se produce en virtud de la capacidad de comprender, pues ésta es la que incita el movimiento y el cambio de las partes de aquélla (la estructura).

Ahora bien, de entrada se halla el primer componente de la estructura de la lectura: leer-oír. Ambos se conectan de la siguiente forma: “Leer es dejar que le hablen a uno”, expresa Gadamer. Cuando a uno le hablan, uno oye. El oír implica una previa comprensión de lo dicho a través de la palabra escrita o hablada. Aquí se presenta una ‘tensión’ entre la palabra muda (la escrita) y la palabra sonora (la leída), ya que en el proceso de lectura se presenta el paso de la imagen a sonido.

De allí, de la ‘tensión’, se desprende el segundo momento: leer-ver. Es necesario retener lo visto en el proceso de la lectura. Claro está que dicho fenómeno de la lectura no sólo implica el acto de ver lo escrito, sino también de oír el sentido de la palabra leída, que a su vez evoca nuevos sentidos y sonidos. Aquí se encuentra la función de ‘la intuición’ en el campo del lenguaje, la cual recae en ‘el aspecto poetológico’. Este aspecto posee un carácter muy singular, pues radica en que la noción de tiempo no se resuelve por la vía de la sucesión (como en Kant), sino por el camino de la simultaneidad (que en Kant se refiere al espacio).

Como tercer momento, tenemos que en el proceso de la lectura se hace abstracción de lo material, se recrean imágenes lingüísticas, esto es: sentidos y sonidos. Además, la experiencia de la lectura tiene diversos escenarios, donde se produce un encuentro entre lo real del texto y lo imaginario del lector. Ello se resuelve bajo el estatuto del ‘oír interior’, de lo simbólico. Aquí está precisamente el campo propio de la realidad del lenguaje, donde la intuición se instaura en el nivel de la abstracción.

Para Gadamer, la intuición -que se presenta como la fuerza evocadora de lo oído y lo visto de modo simultáneo y mezclado- va más allá de la noción antropológica, es decir, no se queda en la mera función fisiológica de dichos sentidos. Esta superficialidad es lo propio de la concepción que Leonardo Da Vinci tiene de la poesía y la pintura. Para este autor, el oído ocupa un segundo lugar, ya que “[…] el ojo es la principal vía intelectual para apreciar plenamente la magnífica obra de la naturaleza”. De hecho, para Da Vinci hay una sucesión en dichos sentidos, pues “a la visión le sigue la audición […]”. Dicho de otro modo, la pintura está por encima de la poesía, debido a que la primera tiene al ‘ojo’ como su principal fundamento, y la segunda al ‘oído’. Como bien se puede notar, en Da Vinci ambos sentidos se clasifican desde el punto de vista antropológico (desde las meras sensaciones) y no desde la noción ‘poetológica’, es decir, desde el ámbito de la experiencia sensible a priori.

Pues bien, Da Vinci no tiene en cuenta que la sensibilidad pueda apartarse del entendimiento, vale decir del nivel intelectual. La sensibilidad –diferente de la sensación- es el medio por el cual se dan los objetos de la naturaleza. Además, la sensibilidad es la que provee de intuiciones a la consciencia, que pueden asumirse como una anticipación del pensamiento con respecto a un momento específico, donde se recrean los objetos sensibles. En efecto, la sensibilidad es la capacidad de percibir las representaciones que se originan en el momento en que los objetos afectan la consciencia que percibe. Y es al producto de dicha afectación a la que se le denomina sensación.

La división entre sensibilidad y entendimiento se da únicamente desde el punto de vista teórico, ya que el entendimiento posee la facultad de llevar las experiencias sensibles al plano conceptual. Luego, el mismo entendimiento se encarga de separar el material sensible de la experiencia, hasta lograr configurar la forma a priori de la sensibilidad, esto es, ‘el aspecto poetológico’.

Si se reflexiona desde el ámbito del lenguaje sobre la utilidad y la función del oír y del ver, se puede decir que ambos son necesarios, pero no suficientes para lograr la comprensión de lo que se lee. Pues, la experiencia de la lectura implica una noción ‘poetológica’, la cual indica una previa comprensión de lo leído, es decir, suscita “[…] la presencia de lo que no es simultáneo”, la presencia de la ausencia. Allí se manifiesta la presencia del sentido que se anticipa silenciosa y rápidamente al “tiempo presente” en el que se realiza la lectura. Así, pues, se genera una suspensión fugaz del tiempo, que logra una nueva comprensión, una unidad de sentido y un escenario antes no imaginado dentro del ámbito de la lectura.

Escritor: Juan Felipe Gómez Montoya.

73 pensamientos en “LA PRESENCIA DE LA AUSENCIA EN LA COMPRENSIÓN DE LECTURA

  1. Pingback: cash advance payday loan richmond

  2. Pingback: cheapest generic australia

  3. Pingback: buy without perscription

  4. Pingback: buy cialis very cheap prices fast delivery

  5. Pingback: cialis 20 mg cost

  6. Pingback: plaquenil and fractures

  7. Pingback: paxil mayo clinic

  8. Pingback: metformin rash

  9. Pingback: neurontin migraines

  10. Pingback: how propecia works

  11. Pingback: zantac and synthroid

  12. Pingback: diflucan valtrex

  13. Pingback: traelo priligy

  14. Pingback: online pharmacy clomid

  15. Pingback: prednisolone manufacturers

  16. Pingback: alcohol doxycycline

  17. Pingback: how to get albuterol pills

  18. Pingback: ivermectin lice

  19. Pingback: azithromycin in usa

  20. Pingback: lasix 12.5

  21. Pingback: augmentin 375mg tablets

  22. Pingback: essay topics for ethics in business

  23. Pingback: writing an essay help

  24. Pingback: write my essay for me please

  25. Pingback: write my research paper online

  26. Pingback: fast essay writing service

  27. Pingback: donde comprar viagra sin receta

  28. Pingback: viagra

  29. Pingback: cialis

  30. Pingback: where can i order zithromax

  31. Pingback: nspjlfpc

  32. Pingback: sildenafil buy without prescription

  33. Pingback: cost of 100mg viagra pill

  34. Pingback: viagra over the counter europe

  35. Pingback: Buy viagra now online

  36. Pingback: sildenafil online without prescription

  37. Pingback: cheapest online viagra

  38. Pingback: generic viagra discount

  39. Pingback: buy sildenafil pills

  40. Pingback: get viagra prescription online

  41. Pingback: cialis buy cialis online

  42. Pingback: viagra online prescription

  43. Pingback: viagra samples

  44. Pingback: online slots

  45. Pingback: slots real money

  46. Pingback: casino slot

  47. Pingback: cialis 5 mg

  48. Pingback: generic for cialis

  49. Pingback: cialis internet

  50. Pingback: cialis 5 mg

  51. Pingback: viagra prescription

  52. Pingback: payday loans

  53. Pingback: online loans

  54. Pingback: personal loans

  55. Pingback: casino online slots

  56. Pingback: best real casino online

  57. Pingback: best generic viagra

  58. Pingback: casino slots

  59. Pingback: online casino games real money

  60. Pingback: levitra price

  61. Pingback: levitra pill

  62. Pingback: Viagra or cialis

  63. Pingback: canada pharmacy

  64. Pingback: ed meds online

  65. Pingback: erection pills that work

  66. Pingback: cheapest ed pills online

  67. Pingback: cialis 5mg

  68. Pingback: generic cialis for sale

  69. Pingback: cialis super active

  70. Pingback: Buy viagra with discount

  71. Pingback: Best viagra alternative

  72. Pingback: generic cialis india

  73. Pingback: Buy cheap generic viagra

Deja una respuesta