La radio 2.0

      No hay comentarios en La radio 2.0

Es claro que la evolución de las cadenas de radio en España en las últimas cuatro décadas ha sido grande y en multitud de aspectos. En primer lugar por la libertad informativa que llegó con la Democracia, tras cuarenta años de monopolio estatal. Y luego, por los avances tecnológicos habidos en todo lo referido a los instrumentos de grabación y emisión de programas radiofónicos.

Pero quizás el elemento que más va a cambiar la manera de hacer radio es Internet. El fin primero por el que se usa la red de redes es para buscar información, es decir, como fuente de información; ya que actualmente cualquier persona puede hacer una página web y colgar allí noticias de diversos ámbitos. Otra cosa es la fiabilidad de estas fuentes de información, aunque para eso se cuenta con los criterios de selección informativa de las redacciones radiofónicas. Poder acceder a teletipos de agencias de noticias, notas de prensa de cualquier institución u organismo oficial, declaraciones de los personajes de actualidad, entrevistas, y todo ello con una asombrosa rapidez; supone un instrumento magnífico a la hora de producir cualquier programa radiofónico.

El oyente conectado Pero es otra utilidad de Internet la que está enriqueciendo sobremanera a la radio de nuestros días, debido a su carácter de novedad con respecto al panorama radiofónico tradicional. Hablamos de la red de redes como medio de comunicación entre las emisoras de radio y sus fieles oyentes, lo que posibilita que los receptores de los programas puedan participar más de la oferta radiofónica; sentirse más cercano a los programas que suele escuchar mediante el uso de las diferentes posibilidades que le ofrece la red.

Por un lado, la mayoría de las cadenas o emisoras radiofónicas tienen una página web en la que los visitantes pueden conocer diversos aspectos de la programación y los profesionales de aquellas. Así, los oyentes conocen los rostros de las voces que les acompañan día a día, sus trayectorias profesionales o datos personales. También se suelen organizar encuentros en la red entre presentadores de la radio y los oyentes, de manera que éstos pueden preguntar a los primeros cualquier cuestión referida a su programa. Es así como se está rompiendo la tradicional distancia entre los profesionales de la radio y los oyentes, acercándolos y haciendo a los últimos cómplices de sus programas más queridos.

Conocer su opinión Otro uso que se hace de Internet es la puesta en marcha de foros de opinión sobre los programas de radio de la cadena, de manera que los oyentes pueden comunicarse entre sí y expresar lo que piensan sobre los contenidos de la programación. Supone hacer de esos foros puntos de encuentro para la audiencia radiofónica, lo que hace de la radio un medio de comunicación más completo y rico. También se está dando con mayor frecuencia la aparición de foros de opinión social en las páginas web de las emisoras de radio, referidos a los temas de actualidad, con lo que éstas se convierten en auténticos laboratorios sociales sobre los temas de mayor preocupación de la sociedad española.

Y es que el éxito de estos foros ofrece a las cadenas de radio la oportunidad de comprobar el grado de aceptación de sus programaciones entre la audiencia y así poder adaptarlas a las exigencias de la demanda. Es quizás este último aspecto señalado el que mayor relevancia tiene para los programadores del medio, puesto que tienen una fuente de información instantánea y continua sobre los gustos de los oyentes, mucho mejor que tener que esperar cada tres meses a los resultados del Estudio General de Medios. Aunque son dos formas distintas de saber el resultado de su trabajo, parece evidente el beneficio que obtienen de la puesta en marcha de sus páginas web, y supone también una nueva vía de expresión para los profesionales de la radio, compartida por sus oyentes.

Creando comunidad Actualmente las llamadas redes sociales, Facebook y Twiter de manera abrumadora; se están convirtiendo en auténticas comunidades virtuales, a las que están conectadas millones de personas, incluidos los oyentes de radio. Así que las cadenas y emisoras están apostando muy fuerte por sacarle todo el jugo a estas herramientas de comunicación con sus receptores, sobre todo desde el punto de vista de la fidelidad.

Hoy día casi todos los programas y profesionales del medio tienen una cuenta de Twiter o de Facebook, en la que los seguidores pueden encontrar más información sobre los temas y secciones del programa; opiniones de los profesionales; fotografías de los personajes que pasan por las diferentes secciones; entrevistas y contenidos extras; etc.

Sin embargo, la característica que seguramente tiene más valor para los profesionales de la radio es la posibilidad de recibir de manera directa la opinión de los oyentes, sus experiencias relacionadas con los temas del programa o incluso información que puede enriquecer la oferta radiofónica. Es más, cada vez son más los programas de radio que reservan un espacio de tiempo para la participación de los oyentes a través de estas redes sociales. Así los receptores sienten que forman parte del programa de una manera más directa y aumentan su fidelidad al mismo, a la cadena de radio y a los profesionales que trabajan en ella. En definitiva, parece evidente que los dos medios, radio e Internet, están condenados a entenderse y a compenetrarse, sirviéndose ambos de lo beneficioso de su complementariedad y a establecer claramente sus ámbitos de actuación e influencia sobre la audiencia.

Escritor: Lorenzo Robles Sanchez

Loading...

Deja una respuesta