La relación México y Estados Unidos en materia de Seguridad Fronteriza a partir del los atentados terroristas en Estados Unidos en 2001 .

 

  • Planteamiento del problema

La agenda bilateral  México y Estados Unidos en la  integración económica y el nacionalismo,  la proximidad  y las diferencias siguen moldeando nuestras relaciones. La Unión Americana en muchas ocasiones en defensa de sus intereses en México  ha provocado la desunión política, ha extraído mucho más riquezas de las que ha invertido y se ha aprovechado de su peso desproporcionado para convencer a México de que modifique sus políticas[1].

La política de seguridad que ambos países han llevado a lo largo del tiempo juega un papel importante y ha estado fuertemente condicionadas por las circunstancias y acontecimientos políticos que se dan en la escena internacional, y por lo que; de hecho, dicha relación están altamente determinadas no sólo por las relaciones entre dos países, sino también por las tendencias económicas y políticas que condicionan las relaciones del conjunto de países que constituyen la comunidad internacional.

Las dificultades fronterizas entre México y Estados Unidos han estado desligadas de una agenda de planeación eficaz de los gobiernos estatales mexicanos o del federal, lo que ha traído como consecuencia que se agudicen. La frontera norte de México atraviesa por una situación por una creciente ola de inseguridad, violencia

 

 

e incremento del crimen organizado, lo que ha cuestionado la legitimidad gubernamental de los tres niveles del gobierno mexicano[2].

 

Tras los atentados del 11 de septiembre en Estado Unidos los paradigmas en materia de seguridad cambiaron, por primera vez en la historia, la potencia  fue objeto de un atentado terrorista de gran magnitud perpetrado en su propio territorio, en consecuencia, se desato una oleada de inseguridad y temor que afecto las relaciones internacionales de Estados Unidos y Mexico. En forma abrupta, Mexico, al igual que la mayoría de los países del resto del mundo, se vio obligado a responder a las demandas estadounidenses de seguridad, pone como prioridad la cooperación hemisférica en el combate al terrorismo; se da una profunda revisión estratégica de la doctrina de seguridad nacional, defensa y política exterior en Estados Unidos. En el reordenamiento de las prioridades de seguridad, el terrorismo, principalmente el de origen fundamentalista islámico, encabeza la agenda de amenazas[3].

 

Las estructuras de seguridad internacional y regionales están analizándose en todo el mundo a partir de dichos acontecimientos siendo la principal preocupación de Estados Unidos garantizar la seguridad de su territorio, para lo cual necesita cerrar el acceso a potenciales terroristas, sin duda Estados Unidos sigue teniendo la voz decisiva en el manejo fronterizo; pero reconociendo que medidas puramente unilateralmente no serian del todo efectivas para su seguridad interior, busca enlistar la cooperación bilateral activa de su país vecino Mexico [4]

 

Tales hechos generaron el escenario propicio para que aumentara la preocupación por parte de grupos políticos y sociales estadounidenses pugnando por  la implementación de medidas y políticas en materia de seguridad enérgicas  en el control de la frontera con Mexico. A pesar de que la mayoría quienes participaron en del ataque del 11 de septiembre tenían visas vencidas y ninguno de ellos había entrado ilegalmente por la frontera sur de Estados Unidos, la frontera mexicana se perfilo como un elemento crítico en la defensa contra el terrorismo.

 

La porosidad de esta región se convirtió en un punto focal de debates políticos sobre la seguridad norteamericana, el argumento central era que si miles de migrantes indocumentados podían fácilmente cruzar la frontera, también los terroristas podrían hacerlo, todos estos eventos y tendencias han hecho que los asuntos de seguridad del territorio nacional sea de primordial importancia para todas las agencias federales, así como para las estatales y locales.

 

En este sentido la estrategia estadounidense en materia de seguridad comprendió dos vertientes de acuerdo con Raul Benitez Manut[5] la defensa de la patria (Hommeland Security) y la doctrina de acción preventiva (Preemptive Action), para el primero punto la colaboración de México como Canadá  era vital por lo que de manera casi inmediata se firmaron los acuerdos  gubernamentales de fronteras inteligente en marzo de 2002 los cuales contemplan 22 puntos en cuanto al segundo punto se refiere a la cooperación de países del mundo mediante actividades que se llevan a cabo a través del Consejo de Seguridad (ONU).

 

La postura de México en relación a dichas medidas de seguridad no causo grandes controversias, siendo el principal acuerdo el intercambio de inteligencia, entrenamiento de policías y en menor medida, militares así como el refuerzo del sistema de justicia en Mexico, que si bien este tipo de programas o medidas ya se venían dando desde la década de los noventas, con la conformación del Grupo de Contacto de Alto Nivel (GCAN), tomaron relevancia  tras los atentados del 11 de Septiembre junto con los ya mencionados acuerdos de fronteras inteligentes. Todas esta medidas y acuerdos se vieron consolidados en 2005 con la creación de la Alianza por la Prosperidad y la Seguridad de América del Norte (ASPAN) seguridad de las fronteras comunes para hacer frente a las amenazas extra regionales y mejorar las alianzas en materia de informacion de inteligencia  ,  más tarde con el diseño y la implementación de la Iniciativa Mérida firmado en 2008 en el cual se propuso que Estado Unidos entregara a Mexico 1.4 billones de dólares dicha iniciativa se dirige en especifico a combatir el crimen organizado se compone de tres medidas contra a) el narcotráfico, contraterrorismo  y seguridad fronteriza, b) seguridad pública y Estado de derecho c)fortalecimiento de las instituciones y la ley, comprende esfuerzo para promover el intercambio de informacion, equipamiento y tecnología así como capacitación y transporte aéreo.[6]

 

Mexico y Estados Unidos en el marco de la Iniciativa Mérida lanzaron un proyecto  (Plan de Seguridad Fronteriza Regional 2010) para apoyar los esfuerzos de Mexico  y contraer la violencia en Juarez  en el cual  se acordó apoyar al gobierno mexicano a través de entrenamiento, equipo, intercambio  profesional como de informacion.

 

Sin embargo, en los últimos años la situación ha sido alterada por el creciente impacto de las Organizaciones de Crimen Organizado que con base en Mexico representa un grave problema para la seguridad fronteriza  pues ha generado brotes de inseguridad e ingobernabilidad entre los dos países mediante actividades ilícitas[7],  en contra parte para resguardar su seguridad los Estados Unidos han puesto en marcha una serie de medidas como la construcción de un Muro Fronterizo, que ha causado controversia entre Mexico y Estados Unidos.

 

  • Justificación:

Es de suma importancia conocer acerca de la realidad mundial que nos rodea y de las implicaciones políticas, económicas, y sociales, así como conocer también, cada uno de los aspectos primordiales de la organización dentro de cada nación, y de su contexto histórico mundial.

 

Teniendo este punto de vista como una perspectiva correcta, se hace importante enfatizar acerca de la importancia de estudiar este tema, para lograr así, la necesaria concientización acerca de la importancia de la relación de Estados Unidos con México en materia de seguridad fronteriza a partir del 2001 con los atentados en la Unión Americana se reconfigura la visión de seguridad así como las características que la definen y como impactan las medidas y acuerdos a los que se han llegado.
No cabe duda de que México ocupa un lugar preponderante en la agenda latinoamericana de Estados Unidos mas siendo su frontera. Pese a que esto ha sido cierto durante décadas, en la actualidad se observa una profunda transformación tanto en la atmosfera como en la dinámica de las relaciones entre México y Estados Unidos.[8]

Es por ello que la importancia de redefinir las relaciones bilaterales con base en una dirección de corresponsabilidad, sobre todo en cuanto a la seguridad fronteriza sin embargo, lo que se ha podido apreciar es que tal enfoque si bien se diseñó bajo la Iniciativa Mérida y la  ASPAN, han sido insuficiente para atender la creciente inseguridad, violencia y crimen organizado en la frontera norte de México.

Por ello, se podría afirmar que dicha corresponsabilidad  no se ha traducido en mecanismos y estrategias eficaces de cooperación y coordinación de los problemas fronterizos, en especial en materia de seguridad. Sin embargo, es notorio que desde inicios de 2010 y en 2011 se han fortalecido las políticas de seguridad fronteriza con México, sin embargo, han sido insuficientes.

La relación bilateral entre México y Estados Unidos en materia de seguridad fronteriza debe ser una prioridad permanente  para México, esto se traduce en retos muy especiales, no sólo significa compartir o defender los espacios e intereses en materia económica y política, sino que también representa la necesidad de establecer una serie de mecanismos de entendimiento y colaboración estrecha.

Así mismo las instituciones o acuerdos que surjan en el futuro marcarán la dinámica y el ritmo del devenir en materia de seguridad. Estas facilitarán la coexistencia de nuestro país de una manera más favorable, nos permitirá saber que no únicamente hemos ganado a un gran aliado, y que no solo es importante por la vecindad geográfica.

Dicho lo anterior el futuro de nuestro país está ligado estrechamente a la forma de la relación que se establezca entre las dos naciones vecinas, una con una consolidación del país líder y la otra queriendo pertenecer a los países más fuertes del mundo.

 

  • Hipótesis

Tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 toma relevancia el tema de seguridad dicho contexto género las condiciones propicias para que aumentara la preocupación de la porosidad de la frontera Mexicana entre la elite de Estado Unidos, permitiendo la implementación de políticas de seguridad encaminadas a proteger la misma las cuales hasta la fecha no han tenido el impactado deseado y han generado inseguridad e ingobernabilidad en la frontera. De ahí la necesidad de plantear a la presente administración mexicana  de revisar e instrumentar una serie de esfuerzos institucionales nacionales y bilaterales  a fin de salvaguardar la soberanía fronteriza y territorial del país desde una perspectiva de colaboración internacional mucho mas articulada.

 

 

  • Objetivos

Analizar la concepción de seguridad nacional de ambos países

Estudiar y analizar cómo ha sido la relación entre México y los Estados Unidos en materia de seguridad froteriza.

Conocer  el impacto de la políticas en materia de seguridad implementadas por Estados Unidos  y como repercuten en México.

Conocer y analizar los principales problemas en la frontera norte.

 

 

  • Esquema tentativo.

Capitulo 1  Concepto de seguridad Nacional visión mexicana-americana

1.1  Seguridad Nacional de Mexico

1.2 Seguridad Nacional de Estados Unidos.

 

Capitulo 2  Seguridad fronteriza: Problemas fronterizos binacionales

2.1  Seguridad fronteriza binacional

2.2.  Principales problemas fronterizos

Capitulo 3  Principales acuerdos y medidas en materia de seguridad fronteriza

3.1  Medidas y acuerdos fronterizos.

3.2  El impacto de las medidas y acuerdos de seguridad fronteriza binacional

 

 

  • Bibliografía:

 

Jorge Castañeda, Roberto A. Pastor. Limites en la amistad México y  Estados Unidos .Editorial Joaquín Mortiz S.A de C.V , Grupo editorial Planeta, México 1989.

 

Walter Astie-Burgos, Mexico y Estados Unidos: Entre la cooperación y el desacuerdo.  Siglo Veintiuno Editores S.A de C.V. Mexico 1998.

 

Sally Shelton-Colby. Mexico y Estados Unidos en la Década de los Noventa: Una nueva convergencia en  Riordan Roett (compilador). Relaciones Exteriores  de México en la Década de los Noventa. Siglo Veintiuno Editores, Mexico 1991

 

 

Raul Benitez Manaut, Defensa y Seguridad Hemisférica hacia el Siglo XXI: El desafío de la Cooperación Multinacional. Dirección URL:  http://www.cisan.unam/pdf/cn04_02.pdf. Pagina consultada 29 julio de 2013.

 

Gustavo Ernesto Emmerich, México-Estados Unidos: Fronteras eficientes, pero no abiertas.  Pagina consultada 29 julio de 2013.

 

Jose Maria Ramos Garcia, Mexico Estado Unidos ; problemas y retos en seguridad fronteriza en la administración Obama Dirección URL:   http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1870-39252012000300001&script=sci_arttext. Pagina consultada 29 julio de 2013.

 

Raul Benitez Manaut. Mexico-Estados Unidos: Consenso y Tensiones de una Difícil e Inevitable Relación de Seguridad. Dirección URL: http://www.fusda.or/raulbenitez-rev 3-4pdf . Pagina consultada 27 junio 2013.



[1] Óp. Cit.  Walter Astie-Burgos pp. 31

[2] La frontera mexicana de Ciudad Juárez, Chihuahua, es considerada desde hace cuatro años la más violenta del mundo, según datos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, en 2009 fueron asesinadas 2 754 personas; en 2010 hubo 3 111 homicidios dolosos y para el 12 de octubre de 2011 sumaban 1 663 muertes. Destaca que 70 por ciento de los asesinados hayan sido jóvenes entre los 18 y 25 años. Dirección URL :http://www.cipamericas.org/es/archives/5716. Pagina consultada 27 junio 2013.

[3] Raul Benitez Manaut, Defensa y Seguridad Hemisférica hacia el Siglo XXI: El desafío de la Cooperación Multinacional. Dirección URL:  http://www.cisan.unam/pdf/cn04_02.pdf. Pagina consultada 29 julio de 2013. pp 13-21

[4] Gustavo Ernesto Emmerich, México-Estados Unidos: Fronteras eficientes, pero no abiertas.  Pagina consultada 29 julio de 2013. pp. 7-15

[5] Raul Benitez Manaut. Mexico-Estados Unidos: Consenso y Tensiones de una Difícil e Inevitable Relación de Seguridad. Dirección URL: http://www.fusda.or/raulbenitez-rev 3-4pdf . Pagina consultada 27 junio 2013.pp105.

[6] Jose Maria Ramos Garcia, Mexico Estado Unidos ; problemas y retos en seguridad fronteriza en la administración Obama Dirección URL:   http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1870-39252012000300001&script=sci_arttext. Pagina consultada 29 julio de 2013. pp 2-8.

[7]  Dichas actividades ilícitas oscilan entre la extorción, el narcotráfico, el robo, la piratería, el tráfico de persona.

[8] Sally Shelton-Colby. Mexico y Estados Unidos en la Década de los Noventa: Una nueva convergencia en  Riordan Roett (compilador). Relaciones Exteriores  de México en la Década de los Noventa. Siglo Veintiuno Editores, Mexico 1991. Pp 303.

Autor: Zavala Fernández Noemí Mariana

Deja un comentario