La Resistencia al Cambio con el Uso de Tecnología y 5 Consejos sobre Cómo Vencerla

En proyectos que involucran la implementación de tecnología –ya sea hardware o software– siempre habrá algún grado de resistencia al cambio. Vencer ésta resistencia es uno de los factores críticos de éxito para proyectos de éste tipo, por lo que una estrategia de manejo del cambio resulta de particular importancia. A continuación daremos 5 consejos acerca de cómo vencer la resistencia al cambio cuando el proyecto trata de la incorporación de tecnología.

Consejo número 1: el factor humano. Éste consejo es más efectivo en tanto mayor sea la generación afectada por el cambio por la implementación de tecnología; pues en generaciones más jóvenes éste factor se vuelve menos relevante. Y es que “hablar” con máquinas no es parte de la cultura de las personas, por lo que el factor humano se vuelve primordial. Así, para la introducción de nuevas tecnologías, en la medida de los posible, implementar campañas de soporte personalizadas con personas reales –y de ser posible en persona– resultará de gran ayuda. Y si muchos piensan que el costo de esto es sumamente alto, vale la pena analizarlo en comparación del fracaso o retraso de la iniciativa de implementación tecnológica sin considerar el factor humano.

Consejo número 2: diseñar para tontos. Y no lo digo en un sentido peyorativo, sino para ilustrar en una simple frase que el diseño de tecnología debe tener en cuenta que su operación sea lo más simple posible. Esto incluye de manera general 2 elementos: lograr que el proceso de uso tenga el menor número de pasos posibles; y hacer una interfaz con el usuario amigable y gráficamente atractiva que de preferencia se asemeje a cualquier cosa de uso cotidiano según el sector a quien va dirigida.

Consejo número 3: los manuales paso a paso. Tener una guía paso a paso de las principales funciones resulta un método muy eficaz en particular cuando el factor humano no es del todo una solución viable. Estos manuales deben tener características muy específicas para que sean realmente efectivos: deben ser compuestos mayormente por gráficos con el menor número de indicaciones posibles. Fotos y flechas o indicaciones de dónde y qué escribir, seleccionar o colocar es siempre mejor que instrucciones escritas. Una evolución de estos manuales son videos tutoriales en que se ilustra el funcionamiento de la tecnología, nuevamente paso a paso.

Consejo número 4: el marketing. Éste consejo es aplicable principalmente para los casos en que la audiencia sea numerosa. Una campaña de marketing bien diseñada para la adopción de la nueva tecnología generará incluso expectativa y deseo de que llegue por fin el momento de utilizarla. Lograda la expectativa, el diseño para tontos hará el resto.

Consejo número 5: Pruebas beta con usuarios clave. Realizar éstas pruebas ayudará en la búsqueda del diseño para tontos realmente efectivo y reforzará la campaña de marketing con comentarios y experiencias reales –que deben ser positivas– y permitan vencer la resistencia en la adopción de la nueva tecnología.

Deja una respuesta