MÁS ALLÁ DEL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO

 Con sublime majestuosidad se despliega del cielo la luz imponente que cae sobre las tierras del Parque Natural Ciénaga de Juan Manuel, cerca de la ciudad de Maracaibo, estado de Zulia en el país vecino de Venezuela. Un fenómeno natural único en el mundo, que ha llegado a conseguir el Guinness Record en noviembre de 2013 por presentar la mayor cantidad de relámpagos anualmente (250 relámpagos/km2 al año) y que alberga miles de historias en la comunidad del municipio Catatumbo, así como diversas teorías sobre su causa.

Más allá de su posible causa, que ha ido cambiando a través del tiempo; desde los antepasados indígenas quienes creían que eran las almas de los fallecidos subiendo al cielo en las noches o miles de luciérnagas adorando a su Dios; y teorías más recientes que tienen que ver con la acumulación de gas metano en la atmosfera debido a la presencia de pozos petroleros, la zona de tormenta generada por la convergencia de los vientos alisios del norte y los fríos vientos de los andes; o hasta la presencia de una nave extraterrestres en el fondo del lago Maracaibo; mas allá de éstas teorías es preciso ahondar en una grandiosa consecuencia de este fenómeno meteorológico, pues las descargas eléctricas generadas por la zona de tormenta que alcanza los 400.000 amperios, según mediciones de la Universidad Simón Bolívar, permite que el fenómeno se convierta en un regenerador natural de la capa de ozono.

Es bien sabido como un problema mundial el deterioro de la capa de ozono, pues la presencia de éste gas en una capa de tan solo 3mm de grosor en la estratosfera, no permite que la totalidad de la radiación ultravioleta proveniente del sol, llegue y afecte la flora y fauna del planeta. Naturalmente se han venido haciendo desde los años setenta estudios que conllevan a determinar las causas de dicho deterioro, siendo los agentes principales los CFC´s (Clorofluorocarbonados) conocidos comercialmente como Freones y utilizados en la actualidad como refrigerantes, agentes volátiles, reactivos en líquidos de limpieza y como propelentes de aerosoles. Así mismo, se han determinado los daños que ya se han hecho, como el primer agujero de ésta capa que tiene presencia en el antártico.

Pero, químicamente qué es el ozono y por qué se destruye? En la troposfera, es decir hasta aproximadamente 15 Km de altura, en la gran mezcla de gases que se ha convertido el aire del planeta tierra, se encuentra el oxigeno diatómico (O2) una molécula gaseosa formada por dos átomos de oxigeno el cual es indispensable para la vida; el ozono es otra forma de oxigeno, es el oxigeno triatómico (O3) una molécula gaseosa formada por tres átomos de oxigeno, el cual, como ya se nombró, forma la capa en la estratosfera, sin embargo, es un muy buen oxidante y en la actualidad se utiliza como método de purificación del agua, coagulante, microfloculante, blanqueador de alimentos y esterilizador del aire.

La destrucción de las moléculas de ozono se da por reacciones catalíticas entre los CFC´s, derivados de cloro y bromo, y el ozono; ésta destrucción se genera químicamente de una manera sencilla, las moléculas de CFC contienen cloro el cual en presencia de UV se descompone dejando el cloro libre, éste rompe la molécula de ozono y se produce un oxido de cloro y oxigeno diatómico, además los CFC´s no tienen un solo átomo de cloro así que la reacción catalítica es cíclica hasta que se acaba el cloro.

Por otro lado, existe la formación del ozono, pues éste se forma gracias al O2 el cual son dos átomos de oxigeno unidos, si se separa, por alguna razón, uno de ellos se puede unir a una molécula de O2 formando O3. Ahora bien, en la estratosfera es la misma radiación UV quien rompe los enlaces del O2 para formar O3, sin embargo, cuando es superior la frecuencia de ruptura de la molécula de O3 por los CFC´s y otros derivados de cloro y bromo que la creación del mismo, es cuando se generan los agujeros de la capa.

Aquí en la troposfera esta generación del ozono se puede dar de manera inducida utilizando electricidad y oxigeno diatómico, lo podemos hacer en el laboratorio, lo producen industrialmente, sin embargo allí, forjado en un lugar fantástico, místico, lleno de historia y único en el planeta, el silencioso Relámpago Del Catatumbo lo hace de manera natural; pues las increíbles descargas eléctricas, repetitivas casi 260 noches al año con energía suficiente para encender todas las bombillas de América Latina, es capaz de romper los enlaces del oxigeno diatómico y formar casi 10% del preciado ozono.

Escritor: Andrea Sepúlveda

Deja una respuesta