REFLEXIONES CRITICAS SOBRE EL EJERCICIO DOCENTE

      No hay comentarios en REFLEXIONES CRITICAS SOBRE EL EJERCICIO DOCENTE

En esta primera reflexión, se entregará una mirada crítica al ejercicio docente considerando la reflexión previa de clases. El ejercicio docente no sólo se puede visualizar como transmisión de conocimientos sino que también requiere de la comprensión del fenómeno educativo y en este sentido el docente esun ente transformador de realidadesy seres humanos.El docente no interactúa con materia inerte sino que con seres a los que puede transformar .En este contexto, no basta poseer el dominio de una disciplina para un óptimo desempeño docente sino que es necesario dominar aspectos metodológicos, prácticos, sociales y psicológicos del proceso de enseñanza propios de los grupos a los que va dirigida.

La tarea docente tiene un fin, pues desde la antigüedad se vislumbraba como formación de virtudes (Aristóteles, Platón) la templanza y perfección del hombre. La adquisición de virtudes no debe visualizarse como una destreza técnica sino como un fenómeno vivo y dinámico. El ser humano adquiere las virtudes mediante la interacción con otros, en este sentido cabe mencionar que en el subsector de Inglés es un área en la que se puede reforzar la interacción entre pares mediante los juegos de roles, actuaciones,juegos grupales lo que promueve virtudes y valores positivos.En este sentido, la labor docente propende a desarrollar las potencialidades de los seres humanos. El docente de Inglésforma a la persona y desarrolla sus potencialidades y talentos en el área lingüística y comunicativa.

Esta idea de potencialidades de la persona se enlaza con las virtudes, esos hábitos que se van adquiriendo y desarrollando en la persona precisamente porque se halla en estado de potencialidad o de desarrollo. Nuestro ejercicio de docente de idiomas debe percibir al hombre como un cúmulo de potencialidades que hay que desentrañar entre ellas dignificación personal ,temple y carácter .Si tiene en cuenta la idea de que el ser humano posee potencialidades ocultas, el ejercicio docente debe propender a la educción de virtudes a partir de la persona.

La labor del docente es educir o extraer y lo que se educe son las virtualidades de la persona misma.La educación es un proceso que necesariamente requiere de un educador y un educando. El educador mediante el dialogo suscita el crecimiento de dichas virtudes. Asimismo, debe propender a fomentar la identidad y autoafirmación personal, es decir,se busca estimular rasgos y cualidades potenciales de los estudiantes que conformen y afirmen su identidad personal, favorezcan su equilibrio emocional y estimulen su interés por la educación permanente. Se promueve en este ámbito el desarrollo de una adecuada autoestima y de habilidades del pensamiento transversales lo que en gran medida no ocurre dado que en la mayoría de las instituciones educativas se implementa un currículo racionalista y académico.

En otro plano, nuestro ejercicio docente del área de idiomas debe fomentar el desarrollo del ser humano con fines de subsistencia promoviendo una adecuada adquisición de habilidades idiomáticas considerando que vivimos en una aldea global en donde el idioma Inglés se habla en gran parte del mundo y su dominio es fundamental si se debe subsistir en una cultura foránea. Lo anterior, implica que se debe fomentar una adecuada identidad cultural en el ser en formación a fin de evitar un etnocidio o que experimente una perdida de sus principios fundamentales y esencia cultural de origen.

En el plano geomorfológico, nuestro ejercicio docente en el área de idiomas debe considerar que nuestra materia prima (grupos de alumnos) proviene de diferentes lugares, cada uno moldeado por su cultura, creencias y valores, por tanto, se debe realizar un esfuerzo consciente de adaptar los contenidos al contexto cultural de nuestros alumnos respetando sus creencias y tradiciones ej. , si se aborda léxico en Inglés relacionado con el campo semántico de las comidastambién es posible ver las comidas típicas de ese lugar en particular.

Con relación a la adquisición de una técnica, en el ejercicio docente del área de inglés debemos proveer de recursos a los educandos que fomenten una adecuada adquisición de competencias idiomáticas .Lo anterior, implica enseñar Inglés mediante una técnica adecuada al estilo de aprendizaje del educando. Por ejemplo, es probable que un alumno posea un estilo de aprendizaje visual, por lo tanto, habrá que recurrir a láminas, tarjetas o uso de software computacional.

Finalmente, es importante destacar que como docentes trabajamos con seres humanos(alumnos) y en ese sentido debemos poseer empatía hacia un “otro” que conforma nuestra alteridadde tal forma que se genere una sinergia necesaria entre ambas partes para que este “otro” desarrolle plenamente sus capacidades y pueda subsistir merced a la técnica adquirida dada por la cultura.

En el plano ético, los profesores tenemos la loable labor de enseñar para ello nos hemospreparado. La sociedad tiene altas expectativas con las que en ocasiones se nos pretende confrontar. La docencia profesionalmente ejercida tiene una enorme importancia educativa; se ejerce siempre en un contexto que no puede dejar de ser educativo en el aspecto valórico y cognitivo. Aunque,sólo tuviéramos la obligación de enseñar -eso es lo que sabemoso debiéramos saber hacer- no podemos hacer eso medianamente bien sin implicarnoscomo personas en la formación de las personas de los alumnos.

Desempeñando satisfactoriamente nuestro cometido, enseñando y educando, no sólo contribuimos al crecimiento intelectual de nuestros alumnos sino a la vez educamosy elevamos su nivel vital y personal. Enseñar es hoy una parte importante de la tarea de educar. Educar es siempre, a la vez que cualquier aspecto parcial por pequeño que sea, enseñar a vivir. El ejercicio éticamente responsable de la función docente lleva consigo al menos estos deberes y responsabilidades: ante todo enseñar, entendiendo la enseñanza como ayudar a aprender. Enseñar presupone saber, haber aprendido lo que enseña y estar al día en la materia que enseña, de la que se es profesor.

No hay que insistir en la incapacidad de enseñar que tiene quien no sabe lo que tiene que enseñar. Enseñar supone además saber enseñar. No todo sabio es un buen profesor Saber enseñar requiere saber hacerse entender, saber abrir horizontes, estimular, ayudar a serbuen estudiante, suscitar y alimentar las ganas de aprender… Para estar al día y enseñar, hace falta dedicación al estudio, a la docencia, a la atención a los alumnos, a las publicaciones recientes para saber si lo que se enseña está cuestionado .A eso es bueno añadir y explicitar que es nuestra responsabilidad evaluar conjusticia. A iguales méritos hay que otorgar iguales calificaciones; a méritos desiguales, calificaciones desiguales.

Se trata de poner en el centro de nuestra atención cómo se implica la persona en la profesión y cómo la profesión configura a la persona que la ejerce responsablemente. No sólo desarrollamos tales o cuales actividades docentes, sino somos profesores. No es posible disociar la clase de persona de la clase de profesionales que somos: no es posible ser persona buena ni buen ciudadano si no se es, además de buen amigo, buen padre, buen hijo o buen vecino, buen profesional; en este caso buen docente y docente bueno. A su vez, para ser buen profesor o buen maestro hace falta algo más que calidades pedagógicas, hace falta una cierta ejemplaridad de vida un actuar ético como se ha detallado anteriormente. Es Importante destacar que el educador asuma su verdadero papel en el ejercicio docente, desempeñe las funciones con responsabilidad y profesionalismo, aumente su respeto y autoestima, para tratar de mermar en lo posible, las críticas infundadas de la opinión pública, hacia el ejercicio de nuestra profesión.

Autor  : Fabiola Henríquez Aravena

 

Loading...

Deja una respuesta