Responsabilidad social de la empresa

El proceso de innovación de las empresas debe ser continuo, debe estar integrado dentro de sus políticas y metas de largo plazo, para lograr sostenibilidad. Sin embargo éste logro se viabiliza únicamente si las empresas desarrollan e implementan de manera consiente y congruente sus políticas de responsabilidad social empresarial, siendo consecuentes con los impactos que sus procesos generan a todos sus grupos de interés.

La responsabilidad social empresarial es inherente a cada empresa e implica la generación de valor a todos los grupos de interés, de manera sostenible. Para lograrlo, la estrategia que establezca cada organización debe involucrar que sus operaciones sean sustentables en lo económico, social y ambiental, reconociendo los intereses y necesidades de sus distintos grupos de interés con los que relaciona.

Si bien las organizaciones pueden esforzarse en generar políticas de responsabilidad empresarial congruentes con las necesidades e intereses de sus grupos de interés, se requiere de la institucionalización de éstas para asegurar una real implementación, que la RSE realmente haga parte de la cultura organizacional y esté plasmada en las prácticas y programas definidos a lo largo de toda la estructura de la empresa.

Cada empresa debe encontrar su propio camino en la definición e implementación de programas de responsabilidad social empresarial, siguiendo la guía para la implementación de la RSE en una empresa, tenemos:
1.Reconocer, asumir y expresar la RSE como un componente indispensable para la competitividad sostenible de la empresa. Es primordial ser conscientes del valor agregado que generará a todas las partes interesadas.
2.Diagnosticar el cumplimiento de la responsabilidad social empresarial en sus dimensiones económica, social y ambiental en sus contextos interno y externo.
3.Planeación. Desarrollar el plan estratégico para sus programas sociales, económicos y ambientales, con base en la definición de su Visión y misión, así como alineados con la estrategia para cumplir las MEGAS definidas.
4.Instrumentación. Implementar la estrategia alineado con una adecuada estructura organizacional, contando con los recursos requeridos, asignando roles y responsabilidades claras y precisas y por supuesto involucrando los grupos de interés identificados.
5.Medición de avances. Se debe realizar una medición interna y externa, cuantitativa y cualitativa para identificar brechas y definir planes de acción que ayuden a cumplir los objetivos planteados.
6.Difusión interna y externa del compromiso, retos y logros (reporte público). Para que todos en la empresa puedan sentirse involucrados y comprometidos deben conocer los lineamientos definidos en la organización y el rol que cada uno debe desempeñar. Así mismo, externamente, se deben compartir los compromisos adquiridos y sus cumplimientos.
7.Mejora continua. Analizar el cumplimiento de las metas definidas, analizar desviaciones e implementar los planes de acción para lograr el cumplimiento. Realizar benchmarking, Identificar oportunidades de mejora para ajustar programas.
8.Repetición. Crear alianzas estratégicas para apoyar proyectos a gran escala, fortalecer la infraestructura, integrar las políticas de RSE con las prácticas comerciales habituales.

En conclusión, la innovación es un proceso necesario y constante que genera cambios en la empresa, orientado a mejorar prácticas, ser más eficientes, rentables, y permite tener continuidad en el mercado, la RSE debe ser inherente a la empresa y debe estar presente para asegurar la sostenibilidad de este proceso de cambio que implica la actitud y el conocimiento continuo de la empresa en la medida en que ella misma va cambiando, orientada a mantener un real equilibrio con el desarrollo de sus grupos de interés (quienes también continuamente cambian), en lo social, ambiental, económico y comercial, de manera sostenible, mejorando las condiciones de vida de todos los involucrados.

Loading...

Deja una respuesta