Desfragmentando el conocimiento

La desfragmentación es un término  traducido al español, que comprende lo que se conoce como “Chunking” (en el idioma inglés), este es aplicado en el área de la sicología y puede definirse como una tarea de memoria. De manera específica la desfragmentación es el proceso de tomar unidades individuales de información conocidas como fragmentos y agruparlos en grandes unidades. Esta técnica es de suma importancia en la memorización de grandes cantidades de información, ya que mediante esta, la información es más fácil de retener y rellamar (el acto consciente de recordar información mentalmente) en la memoria.

Seguramente solamente habrás oído desfragmentación en el área de informática, en el cuál un sistema operativo comúnmente Windows, necesita ser desfragmentado debido a la desorganización de archivos, los cuales deben ser dispuestos de manera tal que se acomoden  en un área continua y sin espacios (esto se da en el disco duro), para aumentar el rendimiento de la computadora, sin embargo, este término aplicado al área de la sicología tiene variantes y aplicaciones muy útiles para el proceso de aprendizaje.

La desfragmentación comprende una serie de tareas y rellamadas de la información que se ha logrado defragmentar. Creadas desde una temática a estudiar mediante: acrónimos, analogías, imágenes memorables, técnicas de mnemotecnia, etc.

En la actualidad existen estudios financiados por prestigiosas universidades estadounidenses las cuales, de la mano con científicos y utilizando tecnologías de vanguardia como resonancia magnética funcional demuestran la efectividad de desfragmentar el conocimiento para dominar una actividad o conocimiento, todo esto demostrado a nivel neuronal (en el sistema nervioso) mediante las imágenes obtenidas por resonancia.

La aplicación de la desfragmentación para dominar una temática conlleva un proceso específico para poder utilizarla de la mejor manera. En primera instancia de debe enfocar a conciencia en el tema a desfragmentar, con la finalidad de descifrar la idea o las ideas básicas del material objetivo a dominar. Al haber descubierto estas ideas, se debe entender el contexto, alejarse un poco más de lo específico para descubrir cómo estas ideas principales se comportan en un problema específico o se pueden rellamar a la memoria de la manera más óptima (imágenes o acrónimos). Luego de determinar estos dos pasos, se debe practicar y repetir las ideas básicas.

La práctica y la repetición crean fuertes rastros en la memoria, que conllevan a utilizar las ideas básicas y cualquier conocimiento a las problemáticas que queremos resolver o aprender.

Las aplicaciones de la desfragmentación son infinitas, al igual que cualquier técnica de aprendizaje u optimización de tiempo, solo se debe acoplar a la temática o práctica que se quiere mejorar o aprender. Un ejemplo de esta técnica, la desfragmentación aplicada específicamente al aprendizaje de idiomas, es la famosa mnemotecnia “FANBOYS” la cual se utiliza para aprender las conjunciones coordinantes en inglés:

For – And – Nor – But – Or – Yet – Soon

Al desfragmentar las únicas conjunciones coordinantes en la palabra FANBOYS, la memorizamos y asociamos a alguna imagen o situación (en mi caso es una caricatura muy famosa de la cadena Nickelodeon) para luego ser rellamada y dominar el conjunto de conjunciones. Esto demuestra que es más fácil la memorización de artículos individuales y pequeños (FANBOYS), para luego asociarlos a grandes cantidades de información.

Autor: Lilian Sibrian

Deja un comentario