¿INCLUSION O EXCLUSION?

Muchas veces en las aulas de las instituciones nos encontramos con niños y niñas olvidados, aislados e incomprendidos hasta por el mismo docente, existen chicos y chicas con tantas dificultades que simplemente las pasamos por alto o quizás no centramos la atención porque definitivamente no nos interesa y nos limitamos a decir…”es muy necio”, “es insoportable”, “no le gusta estudiar”; rotulando así a nuestros estudiantes.

Nunca nos detenemos a pensar, a investigar que pasa por esas cabecitas diminutas donde todo es confuso siendo  excluido constantemente y que para nosotros nunca hacen nada bueno que por el contrario es el tormento del aula.

Ahora normalmente a un niño o niña  inquieto se le llama hiperactivo y dan un diagnostico a priori  sin hacer un análisis profundo de la situación (donde podría ser  el docente  quien tiene la dificultad). Además de esto la alimentación también influye; las chocolatinas, la cocacola hacen que sean más eufóricos y explosivos. Los niños con dificultades de aprendizaje o barreras educativas o necesidades educativas especiales han sido  excluidos del contexto, de su entorno, sus hogares, familias, escuelas:

-Socialmente: son personas que no son aceptadas y son maltratadas, son centro de burlas, vulnerables al engaño, al señalamiento y a ser reprimidos.

La sociedad misma se ha encargado que estos niños no tengan el espacio y lugar que se merecen, la cultura ha hecho que ellos sean los marginados y sin derecho a muchas cosas.

-En la familia: en ocasiones nos encontramos con que ni siquiera los padres los aceptan y se muestran carentes de afecto y descuidados, la familia se niega a brindarle una oportunidad a ese niño que pide su ayuda a gritos recibiendo solo maltrato e incomprensión. No muestran interés por capacitarse como padres para dar adecuadas pautas de crianza y ayudarlos integralmente, por sus hermanos son tomados como los “bobos o locos” de la familia y son objeto de burla y discriminación. En la actualidad existen lugares que brindan actividades complementarias a las de la escuela y a pesar que son gratis a los padres no les interesa que sus hijos hagan parte de estos centros.

TE PUEDE INTERESAR:   ¿De quién es la culpa del bajo rendimiento escolar?

-En la escuela: Los docentes debemos estar preparados para recibir estos alumnos en nuestras aulas y lo propio seria que nos capacitáramos para desarrollar con ellos un mejor papel,  para no olvidarnos y dejar en un rincón a estos chicos que también merecen la atención , el respeto, la ayuda, el cuidado del docente. Debemos buscar estrategias y herramientas que nos faciliten nuestra labor con estos chicos que dependiendo  de esto sabremos si hemos hecho un buen trabajo o no, porque de no ser así, nos limitaríamos a decir simplemente perdió el año.

Si todos los estudiantes tienen una inteligencia innata y está en nuestras manos explotarla, dándoles la oportunidad de desarrollar habilidades, destrezas, capacidades, aptitudes y así fortalecer la imaginación y la creatividad; ¿Por qué no ponernos la mano en el corazón y ayudarlos a salir adelante si tanto lo necesitan? Ellos son personitas con potencial y lo aprovecharíamos siempre y cuando hagamos un buen proceso de aprendizaje, claro está que para esto debemos des-aprender para aprender y salirnos de metodologías obsoletas y poco productivas, y muy por encima de esto está el amor, la aceptación y la disposición  para enfrentarnos a estos retos.

Ojala pudiéramos entender que ellos merecen aprender a pesar de sus limitaciones, ser felices y hacer parte de esta sociedad; en lugar de excluirlos debemos incluirlos y tomarlos en cuenta en actividades que les llame la atención y no hagan del aprendizaje algo monótono y aburrido donde la atención y la concentración será un poco más larga, sabemos que ellos nunca aprenderán al mismo ritmo que los demás del grupo y las clases deben ser para ellos más  personalizadas, animadas y con material concreto, la lúdica también cumple un papel muy importante  para facilitar la asimilación de conceptos y la ubicación en el espacio también es diferente.

TE PUEDE INTERESAR:   Descubre cómo trabajar y estudiar sin morir en el intento

Existen dificultades en la escritura, la lectura, los procesos matemáticos y cada área requiere metodologías diferentes, además de prepararlos académicamente es importante también prepararlos para la vida, para la sociedad; es vital enseñarles a ser personas independientes y seguros de sí mismos para que no sean tan vulnerables.

No se trata que los padres de familia envíen a sus hijos a colegios “especiales”,  es necesario que ellos tengan contacto  con otros niños para que aprendan también de ellos; pero no es suficiente esto si no tenemos apoyo directo del gobierno con capacitaciones  porque  no es lo mismo el sistema de evaluación para el grupo que para ellos; por eso debemos estar constantemente actualizándonos en lo que se refiere al sistema educativa y de inclusión.

Autor: Diana Patricia Arboleda

 

Deja un comentario