El LIDERAZGO

      Comentarios desactivados en El LIDERAZGO

La primer idea que debiéramos tener de un líder es aquella persona que logra de alguna manera equilibrar las dimensiones de su personalidad hasta casi ser holístico de forma que en esa misma medida pueda encaminar a sus amigos y familia. Aunque en la sociedad actual ser líder trae diferentes connotaciones entre ellas el guiar u orientar a un grupo determinado, podríamos decir que en cada familia existe un líder nato, la persona que logra enfocar los intereses de su familia en pro de las necesidades colectivas unificándolas y asignando prioridades.

Encontramos también que ser un líder es un aspecto diferencial dentro de una sociedad con poder centralizado, para aquellos ser líder es un continuo reto, pues dificulta y desdibuja el poder de algunos que pretenden hacer que callen por fuerza. En el preciso instante en que el derecho a la libre expresión logró ser defendido, con él nacieron los más grandes líderes, teniendo en cuenta que para aquel tiempo no existía ningún tipo de formación en liderazgo, se comprendió que la defensa de los derechos no era cuestión de uno solo si no de la mayoría, en el afán de hacer que esa mayoría oprimida abriese los ojos y se diera cuenta de la opresión de la minoría.

…Para no ir tan lejos veamos lo que sucedió recientemente con la destitución e inhabilitación del alcalde de Bogotá Petro por el procurador Ordoñez todo por un error de cálculos, gracias a ese desatino político, resurgieron los líderes del pueblo, jóvenes entre mujeres y hombres que reconocen a la perfección sus derechos y los derechos del pueblo (a partir de la iniciativa de Ordoñez, los líderes que defienden los derechos humanos, dieron a conocer a la población desinformada que una decisión como esa no la puede tomar una persona en ese cargo así porque sí, pues el alcalde fue electo por voto popular, y ejercimos un derecho!!!).

Pese a que aún quedan personas ciegas con el poder y ciegas por el poder, resurgen aquellos que cansados de ser mal dirigidos, cansados de ver como sus recursos están siendo malogrados, cansados de ver como su pueblo se hunde cada vez más en la mediocridad política, resaltan sus habilidades, sus conocimientos y su oratoria con el fin de convocar al sentido común del pueblo para que no se deje manipular por uno de los cinco poderes.

Vale la pena aclarar que muy seguramente no están apoyando a Petro como persona, sino la decisión del pueblo al haberlo elegido, de igual forma pudo haber sucedido con cualquier otro de los funcionarios públicos elegidos por voto popular, aun teniendo en cuenta que hasta la fecha 300 alcaldes han sido destituidos  y otros tantos inhabilitados por determinados procuradores, en ese orden de ideas, demos cuenta que definitivamente la sociedad ha cambiado considerablemente en materia de conocimiento y defensa de los derechos humanos y de la mano el surgimiento de líderes natos y otros tantos con la formación necesaria para defender al pueblo desinformado.

Tengamos en cuenta que una manera de liderar un pueblo es (por un lado no muy agradable) la manipulación de sus intereses, en el preciso instante en el que desvirtúan sus necesidades y las transforman en intereses particulares, pero al punto que sus particularidades solo responden a quienes manejan el poder.
Y la otra quienes propenden por la defensa de los derechos y los deberes mancomunadamente.

Recordemos que a través de la historia la participación de los líderes es bastante amplia, desde el liderazgo desenfocado y genocida de Adolf Hitler, hasta el liderazgo bien infundado y solidario Mahatma Gandhi, tomando estos dos magnos ejemplos es interesante entender que realmente no existen los lideres negativos, tan solo seguidores ciegos y posiblemente sin criterio, sin autonomía, posiblemente sin autoestima, que buscan solo ser guiados como corderos por alguien que por ninguna razón busque su más humilde opinión.Los verdaderos líderes no son aquellos que buscan poder, dinero ni prestigio, si no posiblemente todo lo contrario, algunos trabajan desde la clandestinidad, buscando primero su formación personal y espiritual. Cuando detectemos que una persona quiere de la forma más sutil manipular intereses, conocimientos y todo tipo de ideas, fijémonos que posiblemente no es la persona que realmente necesitamos como guía. Todos somos por naturaleza líderes y para rescatar ese líder interno debemos salir de nuestra zona de confort, enfrentarnos a nuestros miedos, dominar nuestros impulsos, reconocer nuestras fortalezas y aferrarnos a ellas, no debemos descuidar el conocimiento académico, no comamos entero, consultemos por nuestros propios medios, demos siempre el beneficio de la duda en todo, saber escuchar y saber callar es un muy buen comienzo. A donde apuntemos hagámoslo siempre pensando en el bienestar común.

Escritor: María Rodríguez Ríos

Loading...