¿Qué tipo de empresa nos podemos encontrar?: Distintos tipos de empresas

Hoy en día, las empresas abarcan una tipología amplia de instituciones, que van desde las de propiedad individual hasta las sociedades anónimas.

La empresa de propiedad individual, o empresa tradicional, tiene un solo dueño, denominado propietario, está sometido a una responsabilidad ilimitada: en caso de deuda de la empresa, debe responder con todo su patrimonio. También son generalmente las pequeñas empresas las que poseen este régimen de empresa individual o tradicional.

La empresa en régimen de sociedad anónima, por el contrario, tiene muchos propietarios, llamados accionistas o poseedores de acciones. Una acción es una parte proporcional de la propiedad en que queda dividida la empresa. Los propietarios tienen aquí una responsabilidad limitada: cada uno responde de las deudas de la empresa tan sólo con el valor de sus acciones, ya que cada acción puede traspasar de una persona a otra, y la empresa tiene una existencia que es bastante independiente de la de sus propietarios. La sociedad anónima posee una personalidad jurídica independiente de la de sus propietarios y suele observarse en ella una separación entre propiedad y gestión. Son las empresas de tamaño grande las que generalmente constituyen sociedades anónimas.

Un caso intermedio entre la empresa individual y la sociedad anónima lo constituye la sociedad de responsabilidad limitada, que tiene también personalidad jurídica propia y una limitación de la responsabilidad de los socios. Esta forma jurídica es más apropiada para empresas de tamaño mediano.

Loading...

Deja una respuesta