Paso a paso, crea un fondo de emergencia

Publicada en Publicada en Administración y finanzas

Existen muchas situaciones de la vida que se escapan de nuestro control, por mucho que las hayamos planificado de una u otra forma, y esto es asi, por el carácter impredecible de las cosas y por supuesto de las personas. Entonces, en el ámbito económico, es mas frecuente de lo que desearíamos encontrarnos ante situaciones inesperadas que no sólo requieren de nuestro tiempo y dedicación para solucionarlas, sino también de dinero. ¿Qué pasa si no contamos con ello? ¿Es posible prepararse para situaciones imprevistas?

Cambio de actitud es el primer paso

Ser conscientes de lo anteriormente descrito, no solo es una señal de madurez sino también el primer paso para mejorar nuestra situación económica y vivir de forma relativamente más tranquila y cómoda. Pero, de nada vale cambiar la forma de pensar o ver la vida sino va de la mano con una transformación de conductas. Por ello, para que las eventualidades no nos tomen por sorpresa, es necesario darle paso a la acción, es momento de tomar la iniciativa y prever lo inesperado. ¿Qué si es posible? Por supuesto, desconocer las situaciones que pudiesen afectar coyunturalmente nuestra economía no evita que nos preparemos para afrontarle. ¿De qué manera? A través de la creación y mantenimiento de un fondo de emergencia, que demás está decir, es junto al ahorro y revisión de presupuesto, uno de los principales consejos en materia financiera que se recomiendan.

¿Qué considerar para la creación del donde de emergencia?

Supongamos que tienes la disposición de crear dicho fondo, pero no sabes cómo o por donde iniciar. Pues sigue estos pasos y lograrás tu cometido de forma sencilla. Lo principal será determinar el monto exacto que deseas para el fondo. La mejor manera de conseguir dicha cifra, es calculando los gastos fijos e importantes que tienes mensualmente, ahora multiplica esa cantidad por 3 meses, y aparte por 6 meses. ¿Qué obtuviste? El monto inicial (3meses) que será la primera meta a lograr y el mono final o la aspiración deseada para el fondo (6 meses). La razón para multiplicar de esta forma, es que se considera que un buen fondo de emergencia es capaz de cubrir los gastos principales hasta por 6 meses.

Ya con estos datos, es momento de calcular con presupuesto en mano, la cantidad que consideras posible ahorrar mensualmente para el fondo, y al momento de recibir tus ingresos, descuéntalo de inmediato, si es posible de forma bancaria automática, no lo dejes para el final, porque probablemente note quede nada para guardar. Aprovecha también el dinero que te ahorres por ofertas y descuentos y aquellos ingresos extraordinarios. Deposita el fondo en un instrumento bancario que permita movilidad del dinero, recuerda que por estar destinado para emergencias, necesitas poder disponer fácilmente del mismo. Por ello, no lo coloques a plazos fijos, ni inviertas este dinero, opta si, por colocarlo en una cuenta que te ofrezca rentabilidad por depositarlo.

No desesperes, si en inicios se te hace misión imposible, lo importante es perseverar, aunque se lleve más tiempo del proyectado, al lograr la meta final, cada cierto tiempo actualiza los montos, para que no se desfasen de la realidad. Para finalizar, lo más recomendable es iniciar este fondo de emergencias una vez que te hayas librado de tus deudas.

Deja un comentario