5 Mitos universitarios para estudiar, mantenerse despierto y obtener buenas calificaciones

Cuando estamos en la Universidad y nuestro nivel de responsabilidad es mayor, las presiones, el estrés y los múltiples compromisos hacen que tomemos medidas extremas para estudiar y mantenernos activos y despiertos. Pero en ocasiones estás medidas muchas veces no son del todo efectivas y mucho menos reales, por lo que se convierten sólo en mitos, a veces nos preguntamos ¿cuántos de ellos resultan?, ¿todos ellos son falsos?, ¿cuál es el más efectivo?; a continuación 5 mitos utilizados por los estudiantes universitarios para estudiar salir bien y no morir en el intento.

1. Tomar café instantáneo con cola: Es común que en algunas oportunidades llegamos a dejar ese “trabajito de poca importancia” para el último día, pero por cosas karmáticas es el mismo el que nos puede nivelar o salvar determinada materia, ya tarde por la noche ponemos manos a la obra para redactar el mismo, es cuando nos más nos ataca el sueño, algunos hacen una mezcla de esta bebida gaseosa y dos cucharadas de café instantáneo en un vaso, como otros se toman el polvo de café y van tomando a sorbos el líquido. Es cierto que mezcla de ambas sustancias causa un estado de alerta, sin embargo este efecto es sólo momentáneo, ya que veinte minutos después Morfeo nos toma en sus brazos; por lo tanto tomar café con cola no es efectivo.

2. Comer hamburguesas de carne con mucha mayonesa; Si, las hamburguesas de carne son otro método utilizado por algunos estudiantes universitarios para aguantar esos grandes maratones sin dormir y poder terminar con todos los compromisos de estudio. Los carbohidratos son parte del alimento de nuestra memoria al igual que las proteínas, comer una hamburguesa con mucha mayonesa activa nuestro metabolismo, y mientras nuestro estómago trabaja es posible terminar de redactar ese trabajo “milagroso” que nos dará una mejor calificación, sin embargo, este estado de llenura es sólo momentáneo al igual que nuestro estado de alerta, lo que hace este método poco efectivo y que sea un simple mito.

3. Tomar “petróleo”: No, no es que vamos a tomar una taza de brea; este es el término que se utiliza para esa pequeña taza de café muy cargado y azucarado, en efecto, esta porción de cafeína y glucosa estimulará nuestro sistema nervioso y nuestros estados de alerta, estaremos imparables durante un par de horas, pero, como para casi todo existe un pero, luego de pasado este período de alerta y frenesí nuestro cuerpo, al aumentar los niveles de otras sustancias en el organismo los efectos colaterales de habernos tomado este “brebaje” en algunos casos pueden ser alteraciones del ritmo cardiaco, por lo que este método es poco efectivo y, por las múltiples consecuencias peligroso.

4. Red Bull casero: Esta bebida comercial, es una mezcla de cafeína y otros componentes que estimulan el organismo, muchos cuando estamos estudiando recurrimos a esta bebida energizante, pero cuando no la tenemos a la mano hacemos Red Bull casero, tomando una taza de café medianamente cargado y una súper dosis (no recomendable) de energizante en pastillas que contenga ginseng, lo que hace que nuestra alerta y nivel de energía se incrementen a un ritmo de casi ser el súper héroe Flash, este efecto se puede extender horas, pero, apartando los beneficios de poder estar alerta, con nuestra actitud “acelerada” en algunos casos podríamos sufrir de alta sudoración, alteraciones del ritmo cardiaco y por nuestra actitud causar incomodidades en otras personas, al bajar los niveles de dichas sustancias estimulantes caeremos en un estado similar a un vehículo cuando se le agota la gasolina, y el sueño será inminente, por lo que este método al igual que el anterior es poco efectivo y por demás peligroso.

5. Dormir y despertar de madrugada: Muchos, en un inicio no saben utilizar adecuadamente este método, si del día anterior estas agotado, procura dormir a una buena hora, evita acostarte a dormir tarde e interrumpir tu lapso de sueño a las tres de la madrugada, contrario a eso, duerme temprano desde las ocho treinta ( 8:30 pm), coloca tu alarma con un tono simpático, evita los sonidos estridentes ya que despertaras alterado y probablemente también despierten los otros miembros de la familia, toma algo de agua de esta forma activaras todos los órganos internos, prepara algo ligero, fácil de hacer y rico en nutrientes (batido de cambur, manzana en trozos o bastones de zanahoria), manos a la obra y cerebro en acción, has dormido lo suficiente, y aún estas a tiempo de terminar de redactar el “trabajito sin importancia” o repasar unas últimas veces antes de ese importante parcial, este mito si es verdadero, ayuda y no dañas tu salud.

Todo esto lo hacemos cuando estamos estudiando, pero el mejor consejo es tomarse las cosas con calma y hacer todo a su debido tiempo, si aún no has terminado de estudiar y estás en la carrera, casi todos estos mitos tienen sus repercusiones positivas y negativas; coloca eso en una balanza y estudia cuidadosamente los pro y contra de adoptar estos métodos para mantenerte despierto. Mucho éxito en tu carrera, ¡cerebro y neuronas a trabajar! .

Escritor: Sibelle Rivas Campos.

Deja una respuesta