A QUE JUGABAS CUANDO ERAS NIÑO.

      Comentarios desactivados en A QUE JUGABAS CUANDO ERAS NIÑO.

Doña Blanca, El patio de mi casa, La rueda de san miguel,  El resorte, las ollitas, Matarile; eran juegos que antes se disfrutaban. Todos los niños del barrio se reunían horas y horas para jugar cada uno de estos divertidos juegos. El cuerpo se activaba y se ejercitaba con cada risa, con cada movimiento; los niños sacaban polvo y los zapatos se veían desgatados y sucios de tanto brincar la cuerda…

A la hora del recreo, era divertido jugar con esas bolitas de colores y tamaños y hacer los hoyitos en la tierra para tirar las canicas  ¡justo ahí!, el tiempo se pasaba rápido con el yoyo, con el balero, los carritos de madera y el trompo. ¡Ha qué tiempos aquellos! Difícilmente regresaran.

Ahora todo ello ha sido sustituido por la tecnología, (celular, Tablet, PC, mp3, iPad etc.).  Los niños que nacieron con la generación de la tecnología, pareciera que son robots, y si a eso le agregamos que la tecnología avanza a pasos agigantados; entonces sería oportuno ayudar a que los niños puedan manejar estos aparatos, y no me refiero al encendido y apagado, sino a que les puedan dar un buen uso y sepan aprovechar la tecnología.

La tecnología  no es mala, no  vino a descomponer a los niños. Sería incongruente de mi parte, si soy Pedagoga. Al contrario los medios de comunicación, son buenos, son excelentes herramientas para el proceso enseñanza-aprendizaje de los niños. El internet por ejemplo nos informa, provee de conocimiento, el celular, la Tablet nos entretiene quizá; sin embargo el mal uso de ellos puede afectar el desarrollo cognitivo de los niños.

Si bien la tecnología ha venido a satisfacer necesidades del ser humano, también ha tenido secuelas al influenciarlos de una manera indeseable. Los niños ahora prefieren ocupar su tiempo en el chat, en las redes sociales, bajando música, en play station y diferentes juegos que hay en la red, y que decir de cuando les dejan tarea. Basta ir con el encargado del internet, decir lo que quieren o lo que les dejaron investigar y más raudo que veloz, le imprimen la tarea, a veces ni el formato le modifican. Cuando en las familias trabajan ambos papas, las nanas y los educadores resultan ser los medios de comunicación, y cuando la mamá quiere hacer sus actividades o platicar con la vecina, ponen al bebe de 1 año o menos frente a un televisor. Hay que entonces enseñar a los niños, jóvenes y quizá también a los adultos,  a sacarle provecho a los medios de comunicación, en este caso al internet; enseñarlos a investigar, a leer para resumir. Las actividades que los niños realizan en redes sociales le restan tiempo  a otras actividades como la interacción con los otros, el tiempo en familia; algunas familias acostumbran a sentarse a comer viendo algún programa en televisión, el problema no es que la vean sino que es lo que ven.

No se trata de separar a los niños de los medios de comunicación, más bien que a partir de estos puedan construir conocimiento. Por otro lado que el tiempo ocupado en las redes sociales, lo puedan ocupar en activación física que les ayude a ser más sanos, mediar esta parte de quizá estar alrededor de una hora en la computadora o en los juegos y una hora en correr o simplemente estar con la familia, platicar de cómo les fue durante el día…

En mi opinión ahora la sociedad debe adaptarse a la tecnología, todos estamos inmersos en la sociedad, en una cultura letrada, de imágenes de costumbres y las personas que estamos en el ámbito educativo somos parte de esta responsabilidad hacia los niños y jóvenes, quizá así los padres no tengan miedo de involucrarse con estos medios en el que sus hijos son más astutos y prefieren  dejar que se pasen más del tiempo requerido en lugar de propiciar otro ambiente o recrear su mente de otras formas. Por supuesto sin dejar de lado que los medios de comunicación son herramientas para la formación de los niños en estos tiempos, y que la rueda de san miguel, el patio de mi casa, las ollitas, matarile, las canicas quedaron atrás…solo en los recuerdos y en las memorias.

Escritor: Beatriz Perez

Loading...