ADOLFO RUIZ CORTINEZ (30 DICIEMBRE 1889 – 3 DICIEMBRE 1973)

Una frase que puede ayudarnos a conocer a este personaje histórico puede ser, “No siembro para mi, siembro para México”, natural del estado de Veracruz ADOLFO TOMÁS RUIZ CORTINES, nació el 30 de diciembre de 1889 en el Puerto de Veracruz, en la casa marcada con el número 15 de la Calle de Zamora, su Madre María Cortines Cotera, recién enviudada , tras la fulminante enfermedad de su esposo Adolfo Ruiz Tejada.

En su infancia contó con el apoyo de su abuelo paterno Don José Ruiz Parra así como de su tío Dn. Gabriel Cotera. Fue registrado por su abuelo al cumplir dos semanas de nacido y bautizado un año después. Nació en la etapa conocida como la pax porfiriana, recibió su primera instrucción en una Escuela Amiga cercana a su domicilio, posteriormente ingresa a un colegio Jesuita y posteriormente Ingresa al Instituto Veracruzano, donde conocería los fundamentos de la contabilidad y la sociología, ambos elementos que serían decisivos en su futuro.

La ausencia de su padre lo impulsó para apoyar a su familia trabajando como ayudante de contador en una empresa comercial veracruzana, en esa primer década del siglo veinte, la tranquilidad de Veracruz, la influencia de sus maestros, conocidos y compatriotas, fueron haciendo de él un hombre de confianza y responsable, aficionado a visitar en las tardes el café La Sirena, cuyo propietario, un emigrante español de Nombre Baldomero, recibió, en varias ocasiones el consejo de Adolfo para manejar mejor la contabilidad de su negocio, por estas razones su visión le proyectaba la vida como algo estable para siempre.

La tranquilidad del puerto cambio cuando en 1911 Adolfo presencia la llegada de Porfirio Díaz , escoltado por Victoriano Huerta, quien se embarcaría en el Ipiranga con rumbo al exilio. el conocimiento de los eventos que afectaban en ese momento al país, hizo que el joven Adolfo tomara la decisión de trasladarse al eje político y social de la república, donde participaría como militante revolucionario. Contaba entoces con 24 años, a su llegada, el 19 de noviembre del mismo año, conoció lo que era un temblor de tierra, que sólo causó pánico en la población. Gracias a la recomendación de Dn. Rafael Lara Grajales conoce al ingeniero Alfredo Robles Domínguez.

La cercanía con Robles Domínguez lo impulsa para la participación que tuvo en los eventos de la Revolución, el 9 de febrero de 1913 con los acontecimientos de la decena trágica en la ciudad de México, conoce por primera ocasión lo dramático que puede ser un movimiento social y las consecuencias de la traición en un país que apenas salía de la dictadura. Se desencadena una reacción en el ámbito político del país, Carranza en Coahuila desconoce al usurpador Huerta y se lanza a la organización de un ejército que será denominado Constitucionalista, toda vez que busca el respeto a los principios de la Carta Magna.

A la firma del Plan de Guadalupe el movimiento carrancista pasa de ser regional nacional y por ello se trata de poner en contacto a todos los elementos incondicionales que apoyarán la causa, es así como Carranza contacta al Ingeniero Robles Domínguez, quien después de su apoyo y participación será nombrado Gobernador del Distrito Federal en 1914, Adolfo Ruiz será entonces nombrado colaborador directo del Gobernador.

El devenir de la revolución obliga a cambios y por ello es sustituido el Gobernador Robles en el Distrito Federal por Heriberto Jara, quien solicita al joven Adolfo continuar como su colaborador. Fue encargado por Heriberto Jara para conformar un grupo de incondicionales, en aquel entonces, Adolfo Ruiz Cortines ostentaba el cargo de capitán segundo, formando de esta manera la brigada Ocampo.

El fracaso de la convención de Aguascalientes, propicio que entraran en la ciudad los grupos armados de villistas, zapatistas y convencionalistas, lo que obligo a Carranza a trasladar su gobierno a Veracruz. La brigada Ocampo y el Gobernador Jara se trasladan a Veracruz donde Carranza reorganizará sus fuerzas para poder hacer frente a los acontecimientos.

Al iniciar 1915 Ruiz Cortines vuelve a salir de Veracruz en esta ocasión como asistente de Robles Domínguez quien fue comisionado por Carranza para reunir las fuerzas en Guerrero. Participa Adolfo en la batalla del Ëbano en San Luis Potosí, y posteriormente, en 1920 al Plan de Agua Prieta y al desaparecer el gobierno carrancista le corresponde rescatr el tesoro nacional, mismo que el entregaría con el apoyo notarial al Presidente Adolfo de la Huerta. En 1926 con el grado de mayor se da de baja del ejército nacional. Participó en la Secretaria De Industria y Comercio en el Departamento de Estadística, es invitado en 1935 a participar como Oficial Mayor del Gobierno del Distrito Federal.

En 1938 fue diputado para la XXXVII Legislatura por Veracruz. Manuel Ávila Camacho en 1939 lo invita a participar en su campaña para la presidencia de la República con el cargo de tesorero.
El 1 de diciembre de 1944 regresa a su estado natal esta vez como Gobernador, cargo que desempeñara hasta el 30 de junio de 1948, cu8ando es invitado al gabinete presidencial como Secretario de Gobernación, donde laborará del 30 de junio de 1948 al 13 de octubre de 1951. El 14 de octubre de 1951 rinde protesta como candidato del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia de la República.

En 1952 presenta la iniciativa para reconocer el voto femenino lo que logra en 1953. En su gestión crea el Instituto Nacional de Vivienda, se preocupa por el desarrollo de la Petroquímica, equipa a la UNAM y da inició a los subsidios de las universidades de provincia. La preocupación por la economía del país se acrecienta ya que en 1954 se enfrenta a una devaluación, a pesar de ella el país creció económicamente. A la muerte de su hijo se retira del ámbito político. Fallece en su natal puerto de Veracruz en 1973.

Escritor: Sergio Mancera

Deja un comentario