ALTERNATIVA DE CULTIVOS HERBÁCEOS EN PARCELA UBICADA EN EL REINO DE NAVARRA – 4 parte –

5.2  Edafología.

5.2.1     Materia orgánica (porcentaje).

La parte orgánica del suelo está formada por restos vegetales y restos animales, junto a cantidades variables de materia orgánica amorfa llamada humus. La tierra de la parcela presenta una materia orgánica del 4%. Siendo ideal para el cultivo de trigo.

5.2.2     Profundidad del suelo.

Se presenta un suelo con un profundidad de 75 cm, como es sabido el trigo requiere suelos profundos, para el buen desarrollo del sistema radicular.

El trigo posee una raíz fasciculada, es decir, con numerosas ramificaciones, las cuales alcanzan en su mayoría una profundidad de 25 cm, llegando algunas de ellas hasta un metro de profundidad.

El crecimiento de las raíces comienza en el periodo de ahijado, estando todas ellas poco ramificadas. El desarrollo de las raíces se considera completo al final del «encañado».

En condiciones de secano la densidad de las raíces entre los 30-60 cm. de profundidad es mayor, aunque en regadío el crecimiento de las raíces es mayor como corresponde a un mayor desarrollo de las plantas.

5.2.3  pH.

Se presenta un pH de 6,5, es decir, alcalino. Se recuerda que el trigo requiere de un pH alcalino que este entre 5.5 y 7.

5.2.4  Salinidad.

El terreno presenta una salinidad de 1,1 ds/m, por tanto, no afectará al crecimiento normal del cultivo ni a su rendimiento.

Los signos más comunes de que la planta ha sufrido daños debido a un alto contenido en sales son la reducción de la masa productiva y reducción del tamaño de la planta y su desarrollo. Se ha de advertir que los diferentes cultivos tienen distintos niveles de tolerancia, cuando se supera dicha tolerancia, la productividad para dicho cultivo reduce linealmente con el aumento de la concentración en sales.

Para disminuir las concentraciones de sal se añade al suelo calcio solubre como yeso (sulfato de calcio) para disminuir el SAR hasta un valor seguro.

 

5.2.5     Carbonatos.

Se presenta una concentración de carbonatos del 0.7% lo cual no genera ningún inconveniente para el cultivo de trigo. Para obtener este porcentaje se realizó un Análisis Cualitativo de Carbonatos de Calcio con HCl 10%

Los carbonatos son un componente que pueden disminuir los rendimientos de los cultivos, al limitar la respuesta a la fertilización e inclusive pueden llegar a impedir el desarrollo de ciertas especies de interés agrario. Las deficiencias de hierro, zinc, fósforo y nitrógeno pueden explicarse con la presencia excesiva de carbonatos. Cuando se presentan acumulaciones de carbonato a cierta profundidad en el perfil edáfico, las plantas pueden sufrir la muerte de su yema apical, después de haber tenido un desarrollo inicial normal.

5.2.6     Tipo de textura.

Se presenta un suelo arenoso en la parcela de cultivo. Como es sabido, el trigo requiere suelos profundos, para el buen desarrollo del sistema radicular. Al ser poco permeables los suelos arcillosos conservan demasiada humedad durante los inviernos lluviosos lo que podría dañar la cosecha. El suelo arenoso requiere, en cambio, abundante lluvia durante la primavera, dada su escasa capacidad de retención, lo cual se cumple en este tipo. Dado que en la zona llueve demasiado y se presentan días de granizo y de nieve, se requiere de un buen sistema de drenaje.

El suelo presenta un color castaño lo cual denota que tiene una gran concentración de materias orgánicas, aluminio y hierro. Lo cual lo hace perfecto para la siembra de trigo. 

El tipo de suelo del presente trabajo, estaría catalogado como espedosos, un tipo de suelo ideal para la siembra de trigo.

5.3 Estudio de viabilidad del cultivo según las condiciones del suelo.

Se puede observar que la parcela presenta los elementos climáticos y edafológicos necesarios para el éxito del cultivo de trigo blando.

Loading...

Deja una respuesta