AMADO DEL PINO, DRAMATURGO CUBANO, VISITA LA FACULTA D FILOLOGÍADE LA UCM.

El dramaturgo cubano Amado del Pino, visitó nuestra facultad y nos habló de su obra teatral, de sus autores de referencia y de los temas que más le interesan. Entre todas estas cuestiones destaca su pasión por la figura de su compatriota Virgilio Piñera. Los temas de Amado del Pino. Amado del Pino destacó, en su charla con la profesora Cristina Bravo, la cuestión de la emigración como un asunto que le despierta un gran interés. El hecho de que muchos de sus paisanos salgan de su país por motivos políticos o económicos es algo que causa mucho dolor a los cubanos. Es un tema claramente politizado, aunque es cierto que del Pino recalcó en su intervención en el Paraninfo de Filología que él no se posiciona a favor o en contra del régimen comunista de Cuba, sino que se sitúa dentro de la crítica interna, respetando todas las posiciones políticas que se dan en su país.

La idea de mostrar la realidad cubana desde dentro, desde el sentir cubano, es otra de las cuestiones principales de la obra de Amado del Pino. Las relaciones personales, la situación económica o la homosexualidad son temas que este autor trata en sus obras y, de maner particular, en Cuatro menos, Premio Arniches 2008 y estrenada en Cuba en 2011. Al hablar de Cuatro menos, del Pino hizo referencia en varias ocasiones a los ‘líos’ de los cubanos con la realidad, es decir, a los problemas que presenta la vida cotidiana de sus compatriotas. Estos ‘líos’ están protagonizados en esta obra por gentes la clase media cubana.

También comentó del Pino la dicotomía que tiene entre su sentimiento de exiliado y, a la vez, de cubano, destacando, además, lo mucho que le preocupa que los diálogos de sus obras teatrales estén llenos de fuerza y vitalidad. Sus referentes teatrales. A la pregunta de la profesora Bravo de por qué escribe teatro, Amado del Pino respondió que estudió Dramaturgia en Cuba -en un bello edificio que fue la sede del Country Club de La Habana-, ya que muy pronto se sintió un hombre de teatro. Curiosamente, sus primeros pasos en la literatura los dio en la poesía.

TE PUEDE INTERESAR:   REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES
Loading...

Del Pino se siente especialmente orgulloso de haber estrenado casi toda su obra teatral, aunque reconoció que su producción en este género no es muy extensa. Algo muy interesante para él ha sido la idea de la perpetuidad del teatro en el tiempo, y lanzó una pregunta: -¿Cuántas veces se casa la doña Rosita de Federico García Lorca?, es decir, el personaje teatral se perpetúa en el tiempo, nunca muere ni tiene un fin, está vivo mientras es interpretado, pasen años, décadas o siglos.

La pasión de Amado del Pino por Virgilio Piñera. Reconoce, como tantos otros, que Piñera se adelantó a Ionesco al plantear un teatro del absurdo. Del Pino comento que Virgilio Piñera fue un dramaturgo muy representado en Cuba en la década de 1990. En aquellos años el público cubano se volcó en el teatro porque ofrecía algo distinto al cine más afín al régimen. Amado del Pino destacó de la obra de Piñera su teatro realista y una obra, Dos viejos pánicos, como gran ejemplo del teatro del absurdo de su compatriota. Otros dramaturgos como referentes para Amado del Pino. En su intervención en el Paraninfo, del Pino reconoció su interés por otros autores cubanos y otras obras representativas del teatro de las últimas décadas de su país: Ulises Rodríguez y Storino, y la obra Manteca gustan mucho a este dramaturgo y, en su opinión, suelen interesar también mucho al público.

Cuatro menos. Durante la charla de Amado del Pino y Cristina Bravo presenciamos algunas escenas de Cuatro menos, obra de la que ya se ha comentado algo más arriba. En la representación observamos a cuatro personajes que representan la vida de la clase media cubana a lo largo de los años. El marido, la mujer, su hija y un amigo homosexual protagonizan esta obra. Amado del Pino dice hablar de algo que conoce bien: la precaria situación en la que vive la clase media cubana, ejemplificada con la idea de que para un matrimonio, disponer de un dormitorio y la intimidad que eso conlleva es un lujo en Cuba. Plantea en la obra la idea de que las expectativas europeas de los cubanos, sobre todo de las mujeres, y la pobreza, están llevando a sus paisanos a la emigración. A su vez, la emigración causa un decrecimiento de la población en Cuba. Uno de los personajes dice en la obra: “El país se está volviendo viejo, y le echan la culpa a la libertad de las mujeres y al descuido de los hombres.”

TE PUEDE INTERESAR:   En las vías de la transmisión

Tras ver las imágenes de la representación de Cuatro menos, su autor comentó que debíamos fijarnos en el público, que en la representación en Cuba reía de manera nerviosa las afirmaciones del texto. Los cubanos que veían en ese momento la obra se sentían reflejados en las palabras que había puesto en boca de sus personajes. Además, Amado del Pino nos comentó cómo sentía él que Cuatro menos ha sido la obra que más ha conectado con el público, dándose momentos de complicidad con los espectadores que él no ha observado en otras de sus obras teatrales. También comentó el dramaturgo que, en su opinión, Cuatro menos no es la mejor de sus obras pero sí la más cívica.

Amado del Pino respondió a algunas preguntas de los asistentes, afirmando que escribió esta obra en España y que no se vio afectada por la censura a la hora de representarla en Cuba, aunque dijo que hace 15 años sí que pudo haber sido censurada. De entre todos los personajes de Cuatro menos, del Pino destacó al homosexual, el cual, en esta obra, no es un gay exagerado y tópico, sino un hombre muy trabajador que intenta conseguir una buena posición dentro del Partido Comunista. Sin embargo, no lo logra: no está bien posicionado y no consigue su objetivo. Su obra es una autocrítica de la sociedad cubana.

Escritor: Juana Coronada Gómez González

Deja un comentario