Análisis de la coyuntura económica de Corea del Sur

      Comentarios desactivados en Análisis de la coyuntura económica de Corea del Sur

Corea del Sur formó hasta 1945 un solo país con Corea del Norte y hasta ese momento era un país pobre. Luego de su separación mostró un crecimiento acelerado y solo en 50 años pasó de ser un país relegado económicamente a ser la 13ª economía más grande del mundo (por PIB PPA). Además está clasificado como país desarrollado por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización de las Naciones Unidas. Dentro de su economía el primer renglón está dedicado a la industria de la construcción Naval con la empresa Hyundai Heavy Industries.

El éxito de esta economía han sido una serie de políticas económicas diseñadas y desarrolladas por el gobierno de Corea desde su independencia y especialmente durante el período 2008 – 2011 que a través de paquetes salvavidas y el volcamiento a las exportaciones como principal actividad económica evitaron el hundimiento de su economía en medio de la crisis y lograron una recuperación acelerada.

Desde el año 1960, cuando a través de un golpe de estado subió al poder el General Park Chung-hee, quien a pesar de haber ejercido represión política durante su dictadura impulsó la economía coreana a partir del apoyo a las exportaciones y así se alentara el rápido crecimiento de Corea del Sur. Desde ese momento, el país se comprometió con políticas económicas serias para el crecimiento sostenido y acelerado.

En el 2008 con la llegada al poder de Lee Myung Bak, quien antes de ser elegido prometió traer junto con su gobierno un ambicioso paquete de reformas para alcanzar cifras tales como: Un crecimiento anual del 7%, ubicarse como la séptima potencia económica mundial y doblar la renta per cápita a 40.000 dólares en 10 años. Aunque esto no pudo lograrse debido a la crisis económica mundial que afecto a Corea del Sur en 2009, no solo la aplicación de estas reformas ambiciosas junto con una serie de planes de estímulo económico durante la crisis evitaron la desaceleración de la economía, sino que también permitieron que el PIB tuviera un crecimiento considerable el año inmediatamente siguiente a la crisis económica.

Dentro de las políticas económicas ambiciosas y exitosas se encontraron decisiones y reformas de tipo fiscal y monetario. Para esta primera, el gobierno de Corea del Sur siempre se ha destacado por tener un gasto fiscal muy prudente, registrando durante su historia superávits presupuestarios que están en la media del 2% de su PIB; aunque en el 2009, año de la crisis mundial, el país registró un déficit de -1,65% en ese año, pero en el año siguiente (2010) pasó a tener un superávit del 2,8%, esto se debió a todos los estímulos económicos – sobre todo a las importaciones – que realizó el gobierno.

Lo anterior también permitió que el PIB pasara de crecer un 2,8% en el 2009 a un 6% en el 2010. Políticas fiscales austeras como recortes en el gasto gubernamental, aumento del gasto público en inversión, estímulos económicos a sectores que produjeran fuentes alternativas de sostenibilidad como: carros eléctricos, manejo de residuos y reciclaje, entre otros, permitieron resguardar la economía Surcoreana del impacto fuerte que tuvo la crisis económica de 2008. Adicional a las políticas fiscales, el gobierno de Myung Bak junto con el Banco de Corea, diseñaron estrategias claras de tipo monetario para evitar el hundimiento de su moneda y por ende de su economía.

Durante el tiempo de crisis el Banco de Corea le suministró liquidez a los bancos coreanos en cantidades muy superiores a lo normal, pero a pesar de esto, no hubo expansión cuantitativa de la base monetaria; pero si hubo una depreciación del won de entre un 20 y 30% respecto al dólar, lo cual impulsó el descenso en la tasa de interés a un 2%. A partir de la recuperación tan eficaz y pronta de la economía coreana después de la crisis, las tasas de interés han tenido que incrementar de nuevo, pues el won está apreciándose de manera excesiva y esto no es bien recibido en esta economía basada en exportaciones.

A partir de todas estas políticas y reformas económicas, el país muestra cifras muy interesantes en cuando a su PIB, el cual ha presentado grandes crecimientos en los últimos años, además de una inflación reducida y bajas tasas de desempleo. Corea del sur ha sido recurrente en su modelo económico basado en las exportaciones y proteccionista en su mercado interno, sobre todo en el campo de la agricultura, donde las importaciones son muy restringidas, para apoyar la producción agrícola nacional.

En esta gráfica podemos ver que aunque el producto interno bruto tuvo una leve reducción en el año 2009, en el año inmediatamente siguiente tuvo una muy buena recuperación incluso superando el PIB del año 2008. Las políticas no solo tuvieron un impacto de salvación y reducción del descenso del nivel del PIB sino que además logró que en los años siguientes al 2008 se presentara un incremento considerable en el mismo.

Por otra parte, la inflación ha jugado también un papel muy importante en el sostenimiento del buen comportamiento de la economía Surcoreana, pues aunque en el 2008 el nivel de inflación incrementó significativamente, incluso casi llegó a doblar la tasa del año inmediatamente anterior, esta magnitud no fue de gran impacto en el contexto mundial de la crisis inflacionaria, pues se debió a circunstancias excepcionales, y se consideró su aumento como un reflejo a las medidas de estímulo que se tomaron desde el gobierno de Myung Bak y el Banco de Corea.
$ 931.405
$ 834.060
$ 1.014.890
$ 1.116.247
$ 1.163.532
2008
2009
2010
2011
2012
Producto Interno Bruto

En esta gráfica podemos observar el alto nivel de inflación que vivió Corea del Sur durante el 2008, pero también como se redujo significativamente en el año 2009 y 2010 debido a la crisis económica mundial a la que no fue ajena la sociedad Coreana.
Fuente: Fondo Monetario Internacional

Otro factor importante para el desarrollo de Corea del Sur es su población, pues es la fuerza trabajadora y la que ha hecho posible el crecimiento económico a través del trabajo y las exportaciones. Corea del Sur tiene una población de 49 millones de habitantes, es decir, una densidad en la población de 490 personas por km2. Además, entre los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) es el que tiene una tasa de natalidad más baja, siendo de 1,2 hijos por mujer, preocupando al gobierno por el envejecimiento de su población. La esperanza de vida de los habitantes de Corea del Sur varía entre los 75,84 años para los hombres y los 82,49 para las mujeres según datos del 2011 del US Census Bureau.
4,7%
2,8%
2,9%
4,0%
2008
2009
2010
2011
Inflación

En esta gráfica vemos como es la distribución de géneros en Corea del Sur, siendo 50% hombres y 50% mujeres, estando la mayoría de su población ubicada de los 30 años en adelante, por lo que la población cada vez es más dependiente.

Fuente: US Census Bureau. Informe económico y comercial, elaborado por la oficina económica y comercial de España en Seúl
En esta gráfica se puede ver más claramente el nivel de dependencia de la población, pues la población en edad productiva económicamente es mucho menor a la población que depende directamente de esta como lo es la población infantil y la tercera edad. Población que está directamente afectada o beneficiada por la población económicamente activa.

Otro factor muy importante que muestra directamente el crecimiento de una economía, es el desempleo, pues esta tasa está relacionada de forma directa con la producción del país. En estas cifras, Corea del Sur está muy bien posicionada, con una tasa de desempleo que no alcanza los 4 puntos, la más baja de todos los países que conforman la OCDE. Al mismo tiempo que la tasa de ocupación llega al 70,4% en los hombres y del 47,8% en las mujeres. Por otra parte, el sector que más demanda fuerza de trabajo es el sector servicios, ocupando el 75,6% de la población activa y lo restante está ocupado en los demás sectores.

Por último, pero no menos importante, se encuentran las relaciones comerciales exteriores. Corea del Sur desde el gobierno del general Chung – hee ha presentado un elevado grado de apertura comercial, impulsando mayormente las exportaciones, pero restringiendo en mayor medida las importaciones de productos agrícolas y de consumo. De esta manera, encontramos entonces como los principales clientes de los productos surcoreanos son China, EU, Japón, Hong Kong, Singapur, Taiwán, India y Alemania, países que representan el 60,45% de las exportaciones; mientras que China, Japón, EU y Arabia Saudita son los principales proveedores de Corea.

El éxito y constante crecimiento de la economía Surcoreana ha sido el resultado de la conjugación de diversos factores tanto políticos como sociales; políticas fiscales y monetarias claras casi desde su separación de Corea del Norte, decididos salvavidas económicos durante la crisis mundial evitaron que su economía sucumbiera ante la crisis inflacionaria y que además se recuperara de un año al otro con cifras sorprendentes en comparación con los demás países de Asia – Pacífico, que se vieron mucho más afectados, exceptuando China. Las cifras analizadas respaldan los resultados de años de continuidad en políticas que apuntan a convertir el país en una de las potencias económicas más importantes del país.

Bibliografía
Bank of Korea www.bok.com.kr
Informe económico y comercial, elaborado por la oficina económica y comercial de España en Seúl. 2012
Internacional Monetary Fund www.imf.org http://iberglobal.com/frame.htm?http://iberglobal.com/images/archivos/corea_iec.pdf
World Bank www.worldbank.org

Escrito por: Ana Giannina Jaramillo Peña