Cómo ser organizado con tus finanzas y la experiencia me ayudó a hacerlo con las mías.

Algunas personas creen para saldar sus desudas y vivir una vida más tranquila y libre de estrés solo basta con enviar un pago mínimo mensual a los bancos e irlas pagando poco a poco. Tal vez tengan razón, pero la idea es hacer todo de una forma organizada y lo más simple posible.

Hoy estaremos hablando del por qué es importante ser organizado(a) con tus finanzas y como te puede ayudar y evitar dolores de cabeza.

Para empezar, quiero contarte una pequeña historia que me sucedió hace no mucho:

Por lo general siempre he sido una persona desorganizada y que deja todo para el último minuto; incluyendo el pago de mi cuenta de teléfono, renta, tarjetas de crédito, etc.

Lo anterior es un problema del cual ahora comprendo no es para nada bueno y que de igual forma deseo cambiar.

Volviendo a mí historia. Hace un par de meses recibí el recibo de la luz he igual que todos los demás lo hice a un lado en mi cocina y pensé “está bien, antes de que termine el plazo para pagarlo lo abro y completo el pago en línea.

Pasaron los días y nunca completé dicho pago. Por aquellos días mi padre llegó de Colombia a visitarme y tal vez de la alegría de tenerlo junto a mí dicho recibo que nunca abrí se perdió entre los muchos otros y jamás volví a pensar en él.

Semanas más tardes recibí un recibo de la compañía eléctrica que igual al anterior se perdió entre la basura.

A los muchos días recordé que tenía dicha obligación y que a lo mejor el plazo ya se había cumplido. Como ya anteriormente había hecho el pago tarde me cobraron un sobrecargo más nunca desconectaron mi servicio.

Igual en esos días andaba corto de dinero y pensé pagar esa deuda con la próxima paga del trabajo así tuviera que pagar el sobrecargo.

El sobrecargo era al rededor US $25.

Toda acción trae consecuencias.

Como ya te imaginarás, cierta noche llegué a casa y me sorprendí al ver que la alarma de seguridad de mi apartamento estaba desactivada y ninguna luz alumbraba en el tablero de esta como de costumbre; pensé tal vez la batería había muerto. Cuando entré a la cocina intenté prender la luz y no funcionaba.

Lo primero que pensé en ese momento fue “el maldito recibo de la luz”. Exacto, por moroso el servicio de la luz fue interrumpido.

Aquella noche todo estaba tan oscuro que tuve que irme a la cama usando la linterna del teléfono y no pude tomar un baño aun sabiendo que esa noche estaba en el gimnasio y había sudado como mono.

Cada mañana trato de levantarme los más temprano posibles para llegar temprano al trabajo y así evitar el tráfico lo más que pueda.

Aquella mañana me bañe y organicé para ir al trabajo con gran dificultad debido a que el sol aun ni había salido y la batería de mi teléfono estaba casi muerta que tenía que usar la linterna de este lo menos posible.

Para terminar la historia y no alargarla más terminé pagando $140 de recargo por interrupción del servicio y $70 por re activación de este mismo. Todo esto por no prestar atención y ser diligente al pagar dicho recibo en el momento que debí hacerlo.

Te cuento esta historia no para que me digas en la cara lo idiota que soy ni para que cometas el mismo error. Te cuento esta historia para que entiendas la importancia de ser organizado con tus obligaciones y te mantengas al tanto de cuándo hay que pagar todas tus obligaciones y así evitarte dolores de cabeza.

Experiencia aprendida.

Después de tan maluca experiencia y con $210 menos en mi bolsillo he decidido hacerme más responsable y en lo posible jamás volver a pagar ningún recibo tarde; ya sea recibos de utilidades, pagos de tarjetas de créditos, prestamos, etc. Todo para evitarme dolores de cabezas y no pagar penalidades que obviamente pueden ser evitadas.

La mejor forma de ser organizado en las finanzas y obligaciones.

No hay mejor forme de ser organizado con los pagos y obligaciones que saber exactamente cuándo deben de ser pagas y mantener siempre el dinero suficiente para cubrir dichos pagos.

Si eres como yo y no eres bueno en saber las fechas cuando se cumplen las fechas límite para el pago de tus obligaciones, tarjetas de crédito, préstamos y otras te recomiendo escribas las fechas en una libreta o cuaderno donde puedas hacer seguimiento a estas y así pagar con tiempo y evitar penalidades.

De igual forma puedes programar recordatorios de fechas en tu celular y así mantenerte al tanto de las fechas de pagos de tus obligaciones.

En mi caso prefiero escribir todo en un tablero con fechas de los que puedes colgar en la pared de tu casa y escribir en ellos, así cada vez que entre o salga de mi casa miro este y recuerdo algún pago que se esté acercando y de esa forma no olvidarlo.

Como puedes ver, en muchos aspectos de nuestras vidas fallamos constantemente. Muchos de estos aspectos en los cuales presentamos falencias los podemos corregir con tan solo hacer pequeños que nos facilitan mucho más nuestras vidas.

De igual forma tenemos a nuestro alcance gran número de herramientas que hacen trabajos difíciles se conviertan en fácil.

Deja una respuesta