Concepto de desarrollo sostenible según el informe Brundtland. – 1 Parte –

La definición más conocida y popular del concepto desarrollo sostenible, aunque no muy precisa, es la que da la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en su informe conocido como Informe Brundtland (Nuestro futuro común, 1987):

Aquel desarrollo que satisface las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Esta definición ha sido muy criticada por su ambigüedad y porque se abre a una amplia gama de interpretaciones.

Si analizamos esta conocida definición, vemos que intervienen tres conceptos: el concepto de solidaridad intergeneracional, que no tiene un significado preciso, al igual que los otros dos conceptos que intervienen: el término necesidades y el término solidaridad intrageneracional, los cuales son muy ambiguos.

Si hablamos de necesidades, se trataría de cubrir las llamadas necesidades vitales, que son ambiguas, ya que dependen de las diversas culturas, sociedades, etc. Sobre ello se han desarrollado diversas teorías para el estudio de las necesidades humanas.

Es importante que cada sociedad defina de manera descentralizada qué considera que son las necesidades vitales que se deben cubrir para todos los miembros de su sociedad y su orden de preferencia. Y aquí hay que matizar una diferencia básica y muy importante: no debe confundirse cubrir necesidades con lograr un determinado estado de bienestar. En las sociedades desarrolladas la satisfacción de necesidades comporta un importante nivel de consumo, que ecológicamente no es sostenible, y en general se asocia, de manera errónea, el crecimiento económico con el aumento de bienestar.

En cuanto a la solidaridad intrageneracional (satisfacción de las necesidades actuales de todos), en un planeta tan superpoblado como el nuestro, con recursos escasos que merman con rapidez, es un requisito indispensable para cumplir el objetivo básico de hacer perdurar la vida, lo que estaría de acuerdo con el concepto de solidaridad intergeneracional.

Si hablamos de solidaridad intergeneracional, quedan bastantes preguntas sin respuesta en la definición del concepto desarrollo sostenible: ¿A cuántas generaciones nos estamos refiriendo? y ¿de qué volumen de población hablamos? son dos de los interrogantes que pueden plantearse y los que difícilmente se puede dar respuesta.

Todas estas ambigüedades e interrogantes que se plantean al hablar de desarrollo sostenible han llevado a una cierta frivolización del concepto y de las implicaciones que conlleva.

A continuación comentaremos algunas definiciones que intentan profundizar y aclarar la ambigüedad del concepto desarrollo sostenible según el informe Brundtland. La IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) en 1980 plantea que el desarrollo sostenible debería ser una aspiración de la humanidad.

Esto se declara en una de las propuestas de esta organización, llamada Estrategia Mundial para la Conservación (World Conservation Strategy), la cual señala que un desarrollo económico sostenible necesita cumplir requisitos:

(1) La Manutención de los procesos ecológicos esenciales, y los sistemas que sostienen la vida;

(2) la preservación de la diversidad genética; y

(3) la utilizacion sostenible de las especies y de los ecosistemas. «

En 1982 M. P. Martín de Agar et al. plantean el concepto desarrollo sostenible refiriéndose a la «… utilizacion de la biosfera por el hombre, de tal forma que produzca el mayor y sostenidas beneficio para las generaciones actuales, pero que mantenga la potencialidad para satisfacer las Necesidades y aspiraciones de las generaciones futuras ».

La necesidad de reflexionar sobre el concepto desarrollo sostenible, según W. C. Clark y R. E. Munn (1986), se puede asociar con la demanda que hay cada vez más urgente de encontrar puntos de confluencia y armonización entre los planteamientos que provienen de áreas de acción y conservación, o bien de áreas del conocimiento como la ecología y la economía, reflexión interesante ya que refleja la necesidad de una visión multitransdisciplinària del concepto de desarrollo sostenible.

R. K. Turner (1988) propuso otra definición de carácter operacional: «El Desarrollo sostenible involucra la maximización de los beneficioso Neto del Desarrollo económico, Sujet mantener los Servicios y la calidad de los recursos naturales a lo largo del tiempo. «

D. Pearce en 1988 señala que en el concepto desarrollo sostenible el cambio económico está condicionado al mantenimiento del inventario del capital natural y a la equidad intrageneracional e intergeneracional.

La definición que da el código de conducta para la pesca responsable, de la Organización de la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas, es la siguiente:

«El desarrollo sostenible es la gestión y conservación de la base de recursos naturales y la orientaciones del cambio tecnológico y institucional para garantizando lo logros y satisfacción continua de las Necesidades humanas de las generaciones actuales y futuras. Este Desarrollo sostenible (en los sectores de la agricultura, la silvicultura y la pesca) conserva la tierra, el agua y los recursos vegetales y animales, no perjudica al medio ambiente, y se tecnicamente apropiadas, económicamente viable y socialmente aceptable.

Autor: Diana Perilla

Loading...

Deja una respuesta