CONTAMINACIÓN ESCOLAR Y TÉCNICAS DE RECICLAJE

      Comentarios desactivados en CONTAMINACIÓN ESCOLAR Y TÉCNICAS DE RECICLAJE

¿Qué es el reciclaje, cuáles son sus técnicas y cómo podemos integrarlo en las aulas de clase como apoyo a la descontaminación ambiental escolar?

El reciclaje es un proceso mediante el cual algunos productos de desecho pueden ser nuevamente utilizados. Son muchos los residuos que se vierten diariamente a las basuras y que representan gran valor, por ejemplo, las latas de gaseosas que están elaboradas de aluminio, un metal de fácil reciclado. Una sola lata de éstas no tiene ningún precio significativo, pero en Bogotá se botan miles de latas diariamente que representan un gran valor comercial.

Es muy importante enseñar a los estudiantes que el reciclaje es una forma distinta de concebir la vida, es sentir respeto por lo perdurable y por lo transformable y por el valor de uso de las cosas. En este orden de ideas, ¿Qué perdura, que se puede transformar y que se puede recuperar? Papel, plástico, metal, textiles, cueros, madera, vidrio, NFU(Neumáticos fuera de uso), biogás y VFU(Vehículos fuera de uso), entre otros.

Tristemente se destruyen más de 700 mil árboles para producir papel para hacer periódicos y revistas, los cuales no se reciclan y se consumen cantidades de botellas plásticas que se reciclan en muy bajo porcentaje. Como docentes, desde nuestro hogar y en los colegios, debemos fomentar la selección de los residuos sólidos, que debería implantarse al menos para separar la materia orgánica del resto de los residuos que pueden ser reciclados o reutilizados.

Existen otros residuos valiosos de más difícil separación y otros que son considerados peligrosos, los cuales se deben manejar de forma diferente, como son los aceites usados de motores o de cocina, que no se deben incinerar; los residuos hospitalarios, las pilas y las baterías. Los textiles y cueros se deben separar por calidad (Lana, algodón) y se desguazan para su comercialización, luego de ser lavados y desinfectados.

Los residuos orgánicos se pueden tratar con la técnica del compostaje, el cual permite conservar sus nutrientes y consiste en la descomposición biológica de estos residuos, en condiciones controladas. Ésta técnica ocupa actualmente un lugar importante para cultivos, forestaciones y espacios verdes. La producción de humus es el resultado final del compostaje. El compostaje, debido al humus contenido, es más valioso para el suelo que los estiércoles u otros residuos orgánicos.

La falta de leña en el campo, provoca la tala de árboles y la deforestación; para evitar este daño, se puede seleccionar manualmente los elementos de madera para su venta y el resto se pasa a un triturador para que se pueda vender como combustible.
Con respecto a los neumáticos fuera de uso, se pueden fabricar asfaltos, que son materiales derivados del petróleo, pegajosos y negros que se utilizan para construir carreteras y obras civiles.
En el caso del vidrio, se envía a las fábricas para su reconversión en envases y vitrales que sirven como adornos. El biogás se puede utilizar como combustible para hacer energía eléctrica y térmica.

Los vehículos deben ser desguazados para poder reutilizar sus vidrios, metales, baterías y aceites, bajo un procedimiento específico. los cuales generan más basura y además son menos saludables que los preparados en el hogar.

Por otra parte, la contaminación acústica es definida como un factor medioambiental muy importante que incide en la calidad de vida de todas las personas, especialmente de los estudiantes y es consecuencia de las actividades de las ciudades capitales, llegando a ser perjudicial para la salud física y mental de una comunidad que esté expuesta a altos niveles de ruido. Para los colegios y escuelas ubicados en sectores donde hay gran volumen vehicular que transita diariamente, es necesario conocer si los niveles de ruido son adecuados o si éste puede afectar el ambiente escolar.

El ruido puede considerarse como un contaminante, cuando un sonido molesto produce efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para una persona. El ruido exagerado perturba la comunicación hablada, el sueño, el descanso y la relajación, impidiendo la concentración y el aprendizaje. En situaciones más graves, puede crear estados de cansancio y tensión que pueden generar enfermedades de tipo nervioso y cardiovascular.

“Maestros: Gestores de conocimiento, fomentadores de valores y principios, solo una gotita de agua entregada diariamente, puede construir manantiales de vida, orientados al mejoramiento de nuestro planeta” (Maribel Rengifo Ramírez)

Por: Maribel Rengifo Ramírez

Loading...