Depresión: Un Problema de Todos

      No hay comentarios en Depresión: Un Problema de Todos

En el mundo hay alrededor de trescientos cincuenta millones de personas que son afectadas por la depresión y ha sido considerada como un problema de salud mental, siendo la causa de alrededor de un millón de muertes al año, según la Organización Mundial de la salud en su publicación del 2012. La depresión afecta a todo tipo de personas no solamente adultos también niños y adolescentes y en especial a mujeres. La depresión que puede estar de forma silenciosa sin que sea evaluado, variaciones en el estado de ánimo y trastorno de las emociones, es más riesgoso cuando está presente en largos periodos de tiempo, púes se convierte ya en un trastorno más grave que en el peor de los casos puede llevar a una persona a cometer suicidio.

Es importante estar alerta con las personas que se encuentran alrededor debido a que pueden estar padeciendo esta enfermedad, sin darse cuenta, y no recibir ayuda médica. Todas las personas pueden experimentar diferentes síntomas que evidencien el estar padeciendo este trastorno, sin embargo, entre los principales se encuentran:

• Cambios drásticos en el estado de ánimo.
• Modificación del reloj biológico para dormir y comer.
• Falta de motivación para la superación personal.
• Baja autoestima.
• Nivel de concentración bajo.
• Dolores físicos que varían dependiendo de la persona.

Los factores que pueden desencadenar depresión en las personas son muy variados y van en dependencia de la personalidad. Sin embargo el factor social es muy importante, la aceptación que tenga la persona en la sociedad será muy determinante para alcanzar cierta seguridad, factores sicológicos y biológicos propios de la persona también son factores de alto riesgo. Personas en las que su familia ha experimentado este tipo de trastornos tiene un mayor nivel de probabilidad que también lo sufra.

Todas las personas están propensas a sufrir de depresión en alguna etapa de la vida, pueden ser temporales y surgir de su propia cuenta, sin embargo se debe estar alerta a los síntomas de este trastorno y también implementar campañas de prevención, aun con los niños y adolescentes que por su inmadurez son más propensos, promover la autoestima como valor principal.

Se derivan de la presión otros trastornos como la depresión unipolar y el trastorno bipolar. La depresión unipolar es la más frecuente y es cuándo la persona presenta de forma uniforme y constante los síntomas anteriormente citados como mínimo por dos semanas consecutivas, el tiempo será el que determinará la gravedad del padecimiento. El trastorno bipolar es aquel en el que los síntomas depresivos se presentan alternos con el estado de ánimo normal en la persona.

El tratamiento que reciben las personas cuando son diagnósticas va en dependencia del nivel del trastorno que sufre, en sus primeras etapas con terapia con un profesional y pequeños cambios en la rutina de la persona, como una nueva rutina de ejercicios, que ayude a despejar su mente y el apoyo de la familia sería suficiente,. Sin embargo en personas con trastornos severos y elevados los tratamientos que suelen utilizarse son con medicamentos antidepresivos complementadas con las terapias profesionales.

Autor: Margareth Rodriguez

Deja una respuesta