Estrés Laboral: Un Enemigo Silencioso

      No hay comentarios en Estrés Laboral: Un Enemigo Silencioso

La globalización si bien representa avances de todo tipo, desde tecnológico hasta económico, es un fenómeno que ha aumentado con ello el estrés, principalmente en los países en vías de desarrollo, según publicación de 2008 de la Organización Mundial de la Salud. Precisamente porque el estrés debe ser considerado un atentado a la salud pública, las personas que padecen de estrés laboral experimentan una serie de alteraciones que son exteriorizadas y afectan a ellos y a los que los rodean. Presentan cambios de personalidad, hostilidad, angustia y las señales varían, ya al ser seres únicos, la forma de reaccionar al estrés va de acuerdo al tipo de personalidad, nivel educativo e inclusive la edad.

El estrés presenta muchas causas, la incertidumbre laboral es una de las principales, pues al haber menos oferta laboral, el temor a perder el trabajo hace que la persona está constantemente ansiosa, los salarios bajos son sin lugar a duda una de las principales causas, ya que se siente que no es valorado como debería, esto causa estrés por insatisfacción y al no tener el suficiente ingreso para sostenerse hace que la carga sea aun más pesada. La recarga laboral con más horas asignadas de trabajo y con una remuneración baja, de igual forma recarga al desgaste físico y mental del trabajador así como la insatisfacción por su trabajo y la falta de buenas condiciones de trabajo no favorece a un entorno saludable para los empleados. Un factor importante y de alta relevancia es que para las mujeres el estrés laboral todavía es más latente ya que la inequidad de género que existe la vuelve vulnerable ante los acosos sexuales, además se presenta una falta de recompensa equitativa por sus meritos.

Las personas estresadas trasladan al plano personal toda su frustración y angustia, por ende no logran tener una vida equilibrada, lastimando a las personas a su alrededor. Una persona estresada, pierde concentración, puede caer en depresión, tener comportamiento violento, que si bien las demás consecuencias son igualmente relevantes pero esta última puede derivar violencia doméstica, por ende mayor ruptura en relaciones sentimentales por esta causa, así como un círculo vicioso de maltrato sicológico y físico. En este sentido, es considerado el estrés laboral un enemigo silencioso pues además de destruir al empleado, el empleador no es capaz de tener una tasa alta de retención de personal, los empleados estresados no rinden a un cien por ciento como lo haría un empleado motivado y satisfecho por su trabajo.

Por tanto, es importante que los empleadores incluyan a los trabajadores en sus objetivos organizaciones, pues son estos los que ayudan a que estos objetivos se cumplan. Es importante reconocer las señales de estrés en los empleados y tener planes de acción para combatirlo y erradicarlo ya que de esta forma se tendrá empleados mentalmente sanos y motivados. Una responsabilidad social de las empresas en la que además de beneficiar la propia organización ayudara a erradicar de la sociedad el estrés laboral y sus consecuencias.

Autor: Margareth Rodrigue

Deja una respuesta