DIMENSION VERTICAL EN PACIENTES BRUXOMANOS

El presente trabajo trata de explicar conceptos y fundamentos de dimensión vertical y bruxismo, revisaremos estudios que relacionan la disminución de la dimensión vertical con el desgaste dental como signo clínico de un bruxismo; encontrando controversia en la afirmación de que el desgaste dental severo producto del bruxismo disminuye o no la dimensión vertical, existe un mecanismo de erupción dento alveolar compensatorio que evitaría que el bruxismo disminuya la dimensión vertical. Los estudios del bruxismo son controversiales, incluyendo la asociación con la ansiedad, el estrés, la depresión, los tipos de personalidad, alergias, deficiencias nutricionales (complejos de magnesio, calcio, yodo y vitamina), maloclusión, tratamiento dental, la introducción de sustancias extrañas en los trastornos de la cavidad oral y / o trastornos químicos de los fármacos del sistema nervioso central neuroquímicos.

Los signos y síntomas están asociados con los dientes fracturados, sensible y desgastado, la pérdida de restauraciones, lesiones de tejidos blandos (de lengua y mejillas), apariencia pobre debido a los cambios en la dimensión vertical de la oclusión y la hipertrofia muscular, dolor facial, dolor o fatiga músculos masticatorios, dolor de cabeza y de oído, trastornos otológicas (tinnitus, vértigo, y otros), la inflamación de las glándulas salivales y los trastornos de la articulación temporomandibular.

En los últimos años ha habido una tendencia a la reducción bruxismo en un contexto más amplio: sus efectos pueden llegar a los músculos del cuello y el hombro e incluso puede influir en la postura de todo el cuerpo, como en ciertas disfunciones posturales y / o descendientes esqueléticos. Estas interacciones a menudo resultan  fuentes potenciales de dolores de cabeza de tensión – y cervical, fibromialgia y / o otro tipo de dolor crónico musculoesquelético.

Las repercusiones citadas demuestran el impacto que el evento del bruxismo tiene en la sociedad moderna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud no sólo como la ausencia de enfermedades o dolencias, sino como un estado de completo bienestar físico, mental y social. Se entiende que el bruxismo es un tema abierto – es seguro decir que no es un fenómeno aislado y debe ser considerada en sus diversas implicaciones: psicológica, emocional, social, antropológico, físico y mental. Por lo tanto, el bruxismo se debe colocar en el contexto de la biología y las humanidades interdisciplinarias.

Es de destacar, que las contracciones de los músculos funcionales craneomandibular son la base para las actividades tales como la masticación, la deglución y la fonética. Las contracciones tónicas de los músculos del cuello, necesarios para la postura estática cráneo cervical constituyen importantes actividades funcionales. El sistema neurológico es responsable de controlar estas funciones, que son realizadas por los músculos sin ningún daño a sus estructuras. Sin embargo, otras actividades musculares se producen sin ningún propósito funcional – se clasifican en la literatura como parafunciones. Una característica clave es el movimiento parafunciones o excitación muscular, sin ningún control, a veces intenso y prolongado. Los efectos de las excitaciones son diversos y puede manifestarse de varias maneras: espasmos musculares, mioclonías, rigidez de los músculos de la masticación y la postura, chuparse el dedo, morderse las uñas, mala postura, posturas, craneocervicales asociados con los instrumentos musicales y otros objetos también se consideran parafunciones.

El bruxismo, según el Diccionario Médico Ilustrado de Dorland ha sido descrito en la literatura dental a principios del siglo XX y, desde entonces, este evento ha sido objeto de intensa investigación. Sin embargo, incluso en la actualidad se observa controversia en la literatura en relación con su etiología, prevalencia, extensiones clínicas y formas de control. Inicialmente, la función de la oclusión dental periférica tenía un gran periodo de aceptación y, de hecho, todavía hay profesionales convencidos de su importancia. Sin embargo, la investigación recientes se inclinaron hacia una explicación global, que incluye el estilo de la personalidad individual, capacidad de adaptación a las presiones de la vida o inducido por ella, a través de psicosocial, los diferentes niveles de reacciones neuroquímicas cerebrales y la homeostasis sistémica – estas variables asociada a las actividades del motor del sistema nervioso autónomo orientan las hipótesis actuales de bruxismo.

En este sentido se ha aceptado ampliamente la adopción de un modelo etiológico multifactorial para explicar el bruximo, lo que evita la evaluación de la condición clínica aislada y se centra en la identificación y el estuario somatosensorial con diversos factores y de la respuesta y la capacidad de adaptación de los distintos elementos que intervienen en el fenómeno. Una etiología multifactorial implica que varios factores están involucrados, con importancia relativa, sin embargo, varía para cada individuo. El modelo actual se basa en la identificación y el establecimiento de los factores de riesgo potenciales de estas fuentes potenciales para desarrollar cualquier trastorno o enfermedad se pueden definir como factores de riesgo.

Hay varios factores de riesgo que pueden estar asociados con bruxismo: la edad, el tabaco, el alcohol, la cafeína, el estrés, la ansiedad, los trastornos psiquiátricos y el sueño, las drogas y los trastornos temporomandibulares. La edad es un factor de riesgo dominante – en todas las edades las tasas son altas y sólo después de 60 años, el evento tiende a disminuir. Un estudio de prevalencia realizado a más de 13 mil personas de las regiones de Inglaterra, Alemania e Italia, encontraron diferencias significativas en la presencia de bruxismo en los grupos que consumieron sustancias como el alcohol, la cafeína y el tabaco.

El estudio también encontró que los trastornos psiquiátricos como el trastorno bipolar, la ansiedad y la depresión se encuentran comúnmente en personas que rechinan los dientes, en comparación con aquellos que no crujen. Sustancias tales como la cocaína, la anfetamina, antidopaminérgico, inhibidor de canal de calcio y un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, tales como fluoxetina y sertralina, son factores de riesgo para el bruxismo.

En 1985, DAWSON define dimensión vertical oclusal (OVD) como la posición vertical de la mandíbula relativa al maxilar, medida entre dos puntos cuando los dientes superiores e inferiores están en contacto intercuspídeo la posición de cierre máxima. Los cambios se producen por la pérdida total de los dientes DVO o parcial (los dientes restantes no pueden guardarlo) o bruxismo.

Se conceptualiza como el desgaste de bruxismo o rechinar de los dientes. A menudo se asocia con discrepancias oclusales, estrés emocional, la ansiedad, el miedo o la tensión. El bruxismo puede resultar en patrones anormales de desgaste de los dientes, la posición de dormir también puede interferir. Es necesario instruir a los pacientes sobre la necesidad de utilizar férulas oclusales para la protección en casos severos de bruxismo.

Considerando la importancia de la dimensión vertical en la rehabilitación oral, la literatura sugiere varios métodos para la consecución de los registros intermaxilares, los más utilizados en la práctica odontológica, el método de medición (Willis), un método de la deglución (Monson) y fonética. Fenlon et al, 1999 añaden que la correcta determinación de la dimensión vertical oclusal (OVD) debe lograrse junto con los registros de relación céntrica.

Loading...

25 pensamientos en “DIMENSION VERTICAL EN PACIENTES BRUXOMANOS

  1. Pingback: cialis generic online

  2. Pingback: play for real online casino games

  3. Pingback: online casino slots no download

  4. Pingback: what is sildenafil

  5. Pingback: casino online slots

  6. Pingback: online casinos real money

  7. Pingback: vardenafil

  8. Pingback: levitra price

  9. Pingback: vardenafil for sale

  10. Pingback: generic cialis

  11. Pingback: pharmacy online

  12. Pingback: canada pharmacy

  13. Pingback: non prescription erection pills

  14. Pingback: men's ed pills

  15. Pingback: erectile dysfunction pills

  16. Pingback: viagra 100mg

  17. Pingback: generic cialis canada

  18. Pingback: cialis 20

  19. Pingback: canadian cialis

  20. Pingback: Overnight delivery viagra

  21. Pingback: Sale viagra

  22. Pingback: cialis generic

  23. Pingback: where to buy cialis

  24. Pingback: cialis coupons

  25. Pingback: viagra by mail

Deja una respuesta