Donald trump odia los latinos – Muro en la frontera de México

Y todos nos preguntamos ¿Porque Donald Trump odia a los latinos?. No señores, el no odia a los latinos. ¿o tal vez si?. Lo que si podemos afirmar es que la estrategia en contra de la inmigración latina es utilizada por Donald Trump porque el pueblo americano esta agotado de la inmigración. En la actualidad podemos observar como ciudades como Miami, New York o Washington tienen una comunidad latina que ronda entre el 30 y 80%, con una tendencia a la alza, derivada de problemas sociales, económicos y políticos de muchos países latinoamericanos. Un claro ejemplo es Venezuela, en la actualidad la mayor parte de la población vería como positivo vivir en Estados Unidos y no en Venezuela.

Si viajamos a Miami, por ejemplo, nos damos cuenta rápidamente que residen mas inmigrantes latinos (venezolanos, colombianos, peruanos, mexicanos, etc) que americanos de origen. Esta situación ha creado, de forma paulatina, un rechazo al inmigrante latino, la cual se puede justificar por los siguientes factores:

  1. La población latina residente, legal o ilegal, asciende a más de 40 millones.
  2. Ciertas nacionalidades (ejemplo mexicana o colombiana) son asociadas por el norteamericano como sinónimos de delincuencia o trafico de drogas.
  3. El norteamericano ve al latino como una persona que llega a Estados Unidos a «quitar empleo» al americano.
  4. Se asocia al latino con pobreza económica y cultural.

Donald Trump esta aprovechando este emergente malestar del americano para basar su estrategia electoral en el rechazo «directo y oficial» de Estados Unidos al inmigrante ilegal. Con afirmaciones tan absurdas como construir un muro en las fronteras de México, lo cual atenta contra la dignidad de las personas, dejando la imagen de Estados Unidos como un país racista y de mentalidad retrograda.

Desde mi punto de vista, y respetando la independencia política y soberana de Estados Unidos, considero que Donald Trump esta realizando una campaña que puede generar un sentimiento antiamericano en los países Latinos, generando crisis diplomáticas. Su victoria en la presidencia puede conllevar un gran costo internacional para Estados Unidos, al verse discriminado por China, Latinoamerica y por que no Europa.

Más bien Donald Trump en su campaña de odio al inmigrante latino debería preguntarse lo siguiente:

  1. ¿Ganara las elecciones con un discurso antilatino cuando en Estados Unidos viven más de 20 millones de «latinos con nacionalidad americana» y derecho a votar en las elecciones de Estados Unidos?
  2. ¿Cual es la importancia o peso en el PIB (Producto Interior Bruto) de los latinos que residen, legalmente o ilegalmente, en la economía americana?
  3. ¿La imagen de Estados Unidos como garante y defensor de la libertad se verá comprometida por la «Política hitleriana» de Donald Trump?

Estados Unidos debe comprender que poner un muro en la frontera de México no va a solucionar los problemas de inmigración ilegal, lo único que va a lograr es dañar su imagen internacional. Esta absurda «idea política» va orientada a ganar el voto del americano de clase social obrera, que por su grado de incultura y de capacidad de raciocino, y mientras come hamburguesas y su peso se declara como mórbidose, se enorgullece de maltratar al «latino inmigrante ilegal» como si fuera inferior a el.

 

Loading...

Deja una respuesta