EL ARTE DE VENDER Y LA IMAGEN PERSONAL

Se ha preguntado alguna vez ¿Cuál es la profesión más antigua y exitosa?, si conoce la respuesta a este interrogante, permita mencionarle que el sólo hecho de conocer la respuesta no es suficiente para felicitarle, pues para ganar el reconocimiento que espera, se requiere que usted en primera instancia reflexione y responda si el sólo hecho de conocer la respuesta es mérito suficiente para recibir una felicitación, más si aún no tiene un indicio sólido que le permita inferir la respuesta, que este aspecto no interfiera para que mantenga su atención en la presente disertación.

Es frecuente en nuestro medio encontrar que una persona sienta y considere desde su perspectiva que sabe mucho y posee alto nivel de preparación por el sólo hecho de brindar una respuesta ante la formulación de una pregunta. Sin desconocer que el dominio conceptual de cualquier temática es importante, el verdadero sentido de un “Saber” radica en “saber hacer y Saber Ser” en un contexto dado, es decir, demostrar la capacidad de aplicar el conocimiento académico frente a la diaria realidad que se afronta en cada nuevo día, sobrepasando los posibles obstáculos que muy seguramente se presentarán, a las situaciones adversas y contingencias que puedan amenazar en un momento dado el logro de un objetivo propuesto, en otras palabras, es así como una persona demuestra su nivel de competencia.

Aunque la temática sobre las competencias humanas es muy interesante y tiene una alta relevancia para el tiempo actual, éste será abordado en una próxima publicación. El asunto sobre el cual se pretende llamar la atención en esta ocasión, está centrado en destacar la importancia sobre el “arte de saber vender la imagen personal”. La respuesta al interrogante que se hace al inicio de este texto corresponde al “arte de vender”, si nos remontamos en la historia no sólo del hombre sino también del mundo animal, encontramos que las ventas y el arte de saber vender han sido los aspectos claves que han permitido ser exitosos a quienes han desarrollado esta capacidad (competencia), y el objetivo planteado con el presente artículo es inducir intencionalmente al lector en el análisis sobre la importancia de “Saber vender la imagen personal”.

Oportuno sería preguntar al lector que acompaña el desarrollo de este interesante tema, si conoce y aplica técnicas de venta en su diario vivir; anticipando una posible respuesta negativa al llegar a considerar de su parte que, quizás el no estar vinculado de manera directa a una actividad de índole comercial, la pregunta no es aplicable a su persona, es imperativo desde la autoría de este artículo, el develar ante sus ojos que toda persona sin excepción, así no conozca ni tenga formación en ventas en su diario vivir y quehacer necesita aplicar y de hecho sin saberlo aplica técnicas de venta, para ello, algunas personas de manera innata desarrollan estas habilidades y son más avezados en el desarrollo de sus actividades, pues logran desarrollar fácilmente empatía con las personas a su alrededor, otros por el contrario con un ritmo de desarrollo más lento tardan un poco más, pero en última instancia la conclusión de nuestra realidad es que todo ser humano las posee, desarrolla y aplica de manera consciente o inconsciente, y nos son necesarias para sobrevivir y subsistir en la sociedad. Si aún persiste en estar en desacuerdo, le invito a mantener su atención y dar lectura a los aspectos que a continuación se describen.

Si usted quizás ha sido observador casual de la vida animal en su hábitat, o por el contrario ha sido un juicioso estudioso de la forma en que los animales en la naturaleza cumplen la función de reproducción, podrá estar de acuerdo en que en el mundo animal, cada especie y género animal debe cumplir un rito previo al acto de apareamiento, y que éste rito si se analiza desde la temática propuesta y desarrollada en este texto, no es otra cosa sino, el acto de mostrar y vender la mejor imagen por parte del macho ante un grupo de hembras dispuestas a procrear. Los mecanismos, las técnicas, las luchas y otras estrategias utilizadas en el rito de convencer a una hembra para que ésta acceda al acto de la reproducción son diversas, más lo que sí es muy claro es que el macho que en su manera de actuar denote ser un macho “alfa” (“arte de vender”), será éste el que mayor probabilidad de éxito tendrá para aparearse con una o más hembras de la colonia o manada.

Siguiendo la dinámica de confrontar nuestra propia apreciación sobre el tema en cuestión, en su opinión ¿“el arte de seducir” en las personas se asemeja a los ritos que observamos en la naturaleza animal?; en este punto quizás su posición sea contraria y pueda aún discrepar con relación a este planteamiento, más se esperaría pueda aceptar que en nuestra naturaleza humana, en la información genética de nuestro cuerpo tenemos una orientación innata hacia el “arte de vender”, pues éste es un mecanismo de supervivencia que nos permite dejar simiente y continuar la especie. Es frecuente en ocasiones observar que al nacer un niño, padres, familiares y allegados empiezan a detallar qué rasgos ha heredado el pequeñito, si se parece a la mamá, al papá, quizás a un pariente cercano o lejano, en fin, y ni que decir cuando van creciendo y ya se advierten aspectos comportamentales e intelectuales, también se busca la herencia de dónde proviene, pues en última los hijos se consolidan de un modo u otro, en la continuidad de una genealogía en el árbol familiar, herencia de una casta, continuidad del apellido, y similares.

Cabe preguntar en esta instancia: ¿Es usted consciente de la forma en que actúa frente a situaciones en las que busca pareja?, o por el contrario, tiene muy presente este aspecto y aprovecha al máximo sus talentos y encantos para demostrar en cada nueva oportunidad cuan valioso es usted, resaltando los aspectos más notorios que pueden ser del orden físico, intelectual, actitudinal, o una acertada combinación que refleje la mejor imagen de sí mismo. Así como el arte de vender se manifiesta en el simple acto de buscar pareja para dejar simiente y continuar la especie, en toda actividad inherente al hombre se destacan las técnicas de venta; por tal razón es imperativo invitarle a usted apreciado lector, para que de hoy en adelante sea más proactivo consigo mismo, mantenga una actitud abierta y dispuesta para aprender, desaprender y aprehender sobre cómo vender y hacerlo cada vez bien y mejor.

A continuación un caso real en el cual se identifican algunos aspectos de interés sobre el tema en desarrollo: quien aparece con un hermoso ejemplar animal sacrificado al parecer después de una faena de cacería, pues la pose de la artista y su acompañante, los muestra con el animal muerto exhibiéndole como trofeo. Al parecer la repercusión e impacto negativo entre la opinión pública y seguidores de la artista ha ido en aumento, que incluso se especula si por este motivo para que la artista haya pierda la renovación de un contrato publicitario de una reconocida marca comercial en la que ella era la imagen.

, probablemente en su interior la negativa ya esté intentando emerger en su mente y las palabras ya se le atropellen en la boca, más la invitación en este caso debe estar en que la persona revise en sus vivencias, si conoce o le ha sucedido alguna de las siguientes situaciones: Está por presentar una entrevista personal para obtener una opción laboral que es de su interés, y al ingresar a la sala u oficina se percata que el entrevistador es un antiguo compañero de estudios; ¿Cuál cree que será la percepción de su interlocutor una vez compruebe que con usted compartió vivencias y/o actividades en ese ámbito de formación?, y lo más importante en este punto es, ¿Qué impresión tendrá esta persona sobre quién es usted?, y si el recuerdo de éstas experiencias son desfavorables para su imagen ante este funcionario, ¿Considera que esta persona le dará la oportunidad de demostrar que su conducta y forma de ser han cambiado con el paso de los años y se ha transformado en una mejor persona?, dando respuesta a estos interrogantes, ¿Será contratado a pesar de la imagen desfavorable que tiene de usted el entrevistador?.

 En la organización en la que usted está como candidato para contratación se le informa que se tiene prevista la realización de una visita domiciliaria, y usted como es de suponer, no tiene inconveniente en que ésta se realice, lo que la empresa no le menciona es que el profesional que está a cargo de esta diligencia, no sólo recopilará información con los miembros de su núcleo familiar con el que a diario convive, sino que también se entrevistará y recogerá impresiones sobre su persona con los vecinos más cercanos, entonces el “nudo y desenlace” de este relato es “¿aún considera y se afirma en la concepción de que no le interesa lo que el mundo y las personas que están a su alrededor piensen, perciban y opinen sobre usted?.

La finalidad del presente artículo está dada en función de invitar a todo afortunado lector que encuentre este escrito, a que de hoy en adelante analice la imagen que proyecta a las personas a su alrededor, generar una genuina curiosidad y disciplina que contribuya en cuidar la forma en que a diario actúa, trabaja y procede, sin importar el nivel ni rango de las personas, para que mantenga buenas relaciones con todas las personas a su alrededor, para que siempre tenga en su mente que cada persona que tiene la oportunidad de conocer es una puerta abierta a un sinfín de oportunidades, jocosamente algunas personas dicen: “encienda su cerebro antes de hablar”, cuide sus palabras, si tiene la necesidad de hacer notar a alguien un aspecto negativo, busque el momento y espacio indicado, seleccione cuidadosamente sus palabras, busque y cuide que el tono y los términos a emplear denoten un carácter de aporte y contribución al crecimiento personal, y sobre todo, en su diario vivir busque de manera intencional brindar un servicio de excelencia, así no sea ni esté vinculado a las ventas, sea como persona, un muy buen vendedor.

Proyecte una imagen con carisma positivo, proactivo y propositivo, que las personas en su entorno le reconozcan que resuelve problemas, evite ser origen de conflictos y problemas; aún con aquellas personas que le generen menor empatía, e incluso las personas que catalogue como “piedras en su camino”, aprenda a reconocer la gran oportunidad que en ellas tiene para alcanzar mejores resultados, pues aunque lo tenga dudas al respecto, es a través de estas personas que podrá evidenciar los aspectos que usted tiene por mejorar, sin que ellos lo adviertan ni sean conscientes de que lo hacen, con su ayuda estará siempre atento y  despierto,estas personas que actúan como “piedras en tu zapato” son las que evitan que te “duermas en los laureles” cuando los resultados son exitosos; en conclusión, espera que el tiempo y la experiencia permitirán advertir y ser consciente de las muchas puertas y oportunidades que puedes estar perdiendo en este momento, por mantener una postura testaruda y mezquina frente a las realidades aquí descritas, y aceptadas las invitaciones aquí expresadas, a partir de hoy reconozca que cada uno de nosotros debe vivir en función de ser el mejor vendedor de imagen de sí mismo, sin llegar al extremo de pretender interpretar a partir de esta lectura, que debe mostrar una imagen mentirosa e irreal.

Por el contrario, la invitación está en función de que cada acto en su diario vivir le lleve a analizar de manera concienzuda sobre qué aspectos y actitudes fueron más positivas y/o negativas, centrar su atención y esfuerzo en fortalecer lo bueno que ha identificado en usted, y trabajar en la erradicación y/o transformación de conductas equivocadas por otras más propositivas que ensanchen su camino, para que en adelante sea una persona que con su actuar sea una verdadera bendición en el sitio y contexto en el que Dios le conceda vivir.

Escritor : Josefina Ijaji

Loading...

Deja una respuesta