El proceso de búsqueda de empleo

¿La experiencia es extrapolable o cada uno debe aprender a través de su propio proceso de búsqueda? ¿Sirve lo que alguien haya vivido o debes experimentar con tu propia vida? Y en el proceso de búsqueda de empleo, ¿los consejos de los demás son útiles o un estorbo? Cuando alguien se queda en el paro pasa por muchas fases, posiblemente estudiadas. Negación, incredulidad, abismo, oportunidad, formación, tiempo libre, cambio, autoconocimiento, búsqueda activa, búsqueda desesperada. Posiblemente todos ellos sean estados por los que alguien que pierde el trabajo pasa en uno u otro momento. Y sin embargo no es lo mismo pasarlos tú, que te los cuenten. Ya pueden decírtelo una y mil veces, que hasta que no tropiezas con esa piedra con la que tropieza todo el mundo es difícil que reacciones.

Sin embargo, también en ese momento agradecerías que alguien fuera capaz de acortar el proceso, de hacer magia y de decirte lo que debes hacer, los recursos en los que debes buscar, etc. Así pues, sin ánimo de interferir en los procesos vitales de cada uno, este artículo pretende ayudar en lo posible con algunos consejos e informaciones de utilidad –pública-.

Formación. Es un momento para formarse, pero hay que ir con cuidado pues en un primer momento es más fácil encontrar trabajo que más tarde. Justo cuando se pierde el trabajo se tiene vigente la experiencia, el conocimiento sobre aquello que se estaba haciendo, así pues es el momento para ir a la competencia y ofrecer tus servicios. O para rastrear en el sector o similares en el que trabajabas, pues en aquel momento eres claramente compatible con aquello que hacías y aunque alguien no te necesite, no significa que el de al lado suyo no requiera justo de lo que tú hacías escasos días atrás. Y en cualquier caso, si os decidís por la formación, en la actualidad hay que estar vigilantes pues la proliferación de estudios y los increíbles precios que se pagan por ellos convierten en un momento crucial el de la elección de unos estudios, que deberían ser especializados sobre aquello que ya se conoce, para no perder el tiempo buscando una formación en otra área que costará más de dos años de paro, en el mejor de los casos, obtenerla. También cabe estar atentos a formaciones gratuitas que ofrecen determinadas instituciones, como en el ámbito tecnológico, como es el caso del Cibernarium de Barcelona.

Contactos. El 75 por ciento de las ofertas de trabajo se estima que están ocultas y que las manejan los amigos, los contactos, las personas que trabajan en una empresa y que simplemente dan voces entre sus amigos. Así pues, es el momento de decirle a todo el mundo que buscas trabajo, es el momento de los listados, de recuperar viejas amistades a las que por fin se tiene tiempo de ver. Actualmente se recomienda el uso de LinkedIn. Es una herramienta potente que no cuesta aprender en un curso de alguna de las instituciones especializadas en búsqueda de empleo, como por ejemplo Barcelona Activa. Sin embargo es necesario organizarse bien el tiempo, pues la tecnología ocupa mucho espacio en nuestras vidas. Las recomendaciones y el conocimiento de personas a través de otras pueden abrir algunas puertas. Sin embargo, un buen mail o, si se conoce bien a la persona, una llamada oportuna, puede ser lo más adecuado. Eso sí, el trabajo lo busca quien lo busca y no sus amigos, eso también conviene tenerlo en cuenta para no perder amigos.

Buscadores. Cada sector tiene el suyo y hay otros generalista. También existen los grupos de facebook por sectores, muy útiles para detectar ofertas de una manera colaborativa. Como todo lo que tiene que ver con la tecnología hay que ir con cuidado con el tiempo. Puede suceder lo mismo con la creación de páginas web, tarjetas, etc., aunque hay programas que facilitan la creación de estos recursos para la búsqueda de empleo Currículums. La adaptación del currículum a la oferta y el orden, selección e inclusión de la información relevante, y la otra no, es fundamental para conseguir entrevistas. Asimismo, acompañar de una buena carta de presentación a tu currículum, en la que se detalle porqué se es adecuado para el puesto más allá del cumplimiento de los requisitos, también es importante.

Escritor: Oriol Antem

Deja una respuesta