El Valor para el Negocio

      No hay comentarios en El Valor para el Negocio

El valor para el negocio es un concepto que es único para cada empresa y se refiere al valor que las operaciones o los proyectos aportan a la organización. Éste valor puede tratarse de algo tangible o intangible. En los proyectos el valor para el negocio es importante pues las organizaciones normalmente tienen la finalidad de aportar éste valor como fin último, y en general las razones de alto nivel para emprender un proyecto tienen que ver precisamente con éste valor. A continuación explicaremos más a detalle éste concepto para saber identificarlo correctamente en los proyectos y asegurar que los objetivos del proyecto y su ejecución misma aporten valor al negocio.

Dependiendo de la naturaleza de la organización, el valor del negocio puede ser definido estratégicamente a corto, mediano o largo plazo. Éste está en línea con los objetivos de alto nivel del negocio y con la identidad corporativa. En éste contexto, el valor para el negocio es un concepto integral que se compone tanto de valores tangibles como intangibles. Los valores tangibles son los más fáciles de entender, definir y cuantificar, en cuanto a que la mayoría puede expresarse en términos monetarios o alguna otra medida totalmente cuantificable; así pues, tendremos por ejemplo las utilidades de la compañía, el valor de sus activos o las inversiones.

Los valores intangibles son más difíciles de explicar y sobre todo de cuantificar, pues representan valores para las empresas que si bien son capitalizados de diversas maneras, no hay una medida directa para medirlos. La reputación, la buena voluntad o el reconocimiento de marca son sólo algunos ejemplos, y con estos ejemplos se entiende que no sólo los objetivos, sino que también el proceso para lograrlos es importante para obtener un verdadero valor para el negocio, pues para esto el fin no justifica los medios que forman parte integral sobre todo de valores intangibles.

En los proyectos, muchas veces las causas que los originan tienen que ver con la creación de valor para el negocio. Por tal motivo, es muy importante que el gerente de proyecto entienda el valor que se espera que el proyecto genere, para así alinear los objetivos y la toma de decisiones a la generación del valor que se espera del negocio. Esto va más allá de los indicadores de desempeño que se puedan establecer, pues también se deben considerar otros factores, sobre todo para atender al valor intangible que se espera.

Por ejemplo, si participamos en una empresa socialmente responsable, debemos evitar que el proyecto en el que participamos se tome alguna acción que perjudique el bienestar de la sociedad y el entorno, pues esto va en contra de lo que se espera de la compañía misma, y por ende disminuye el valor para el negocio.

En conclusión –sobre todo por sus características intangibles–, el valor para el negocio es difícil de cuantificar. Éste valor va en línea con la definición de la empresa en un alto nivel, y es importante buscar desenvolver el proyecto dentro del marco que genera valor.

Deja una respuesta