ENSAYO: TRES HISTORIAS

      No hay comentarios en ENSAYO: TRES HISTORIAS

Steve Jobs (creador de Macintosh); es a este hombre y su aporte de vida, que inspiran mi reflexión a través de estas líneas, contextualizando su mensaje tanto al nivel de la persona como de las empresas, alrededor de las tres historias expuestas por él y que en los dos contextos son aplicables. Comienzo entonces con la primera de sus historias, “conectar lo puntos”

Conectando puntos: “no puedes conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás” está es la opinión de Steve Jobs, la cual comparto y me da para reflexionar que una vez terminamos el grado escolar y dejamos la adolescencia para entrar a la adultez, no necesariamente siempre tenemos claro lo que queremos ser desde un principio, mas sin embargo y por diferentes presiones, llámense familia, sociedad, etc. nos embarcamos equivocadamente a prepararnos en lo que creemos puede hacernos ganar dinero o una posición en la sociedad, comenzando al contrario, conectando puntos hacia adelante; y sin estar realmente convencidos si lo que hacemos es realmente lo que queremos y más aún sin pensar si los esfuerzos en tiempo y dinero ya sea propio ó de nuestros padres, se está invirtiendo correctamente. Creo que la invitación de Steve es hacer lo que nos gusta confiando en que los puntos resultantes de eso que hacemos, alguna vez en el futuro se podrán conectar, lo importante, creo, es hacerlo con pasión y no olvidarlo ya que si no lo olvidamos en ese futuro se tendrán frutos e incluso éxito si así se quiere.

Ahora bien, aplicado a las empresas, relaciono esta historia con la pasión con que las empresas en especial sus líderes deben trabajar en su objeto social no esperando sólo un beneficio económico, sino sentir gusto por lo que se hace y trabajar continuamente por mejorar y crecer, ya que será sólo en el crecimiento cuando se mire hacia atrás y conectando los puntos, las organizaciones puedan determinar si han evolucionado o no.

Sobre “El amor y la pérdida”: en gran medida en esta historia está inmersa la anterior, en el sentido de lo importante que es identificar y hacer lo que realmente nos gusta, ya que si así es, no importa “los ladrillos que la vida nos mande a la cabeza” ó los tropiezos que se tengan, porque siempre se tendrá la capacidad de levantarse y seguir incluso con mas fuerza, e incluso lograr el éxito si aparte de amar lo que se hace, se tiene fé y confianza.

Tomando esta reflexión es entonces como se identifica que su aplicación a lo empresarial no difiere de las personas, al contrario es en lo empresarial como los líderes pueden reflejar y encaminar a una organización a superar cualquier impase y llevarla a ser exitosa y competitiva, tanto en su liderazgo como personas, como en la gestión en sí y en como recurre a herramientas organizacionales que reflejen el estado de la empres así como sus oportunidades para mejorar, prepararse y reaccionar frente a los “ladrillos” que puedan surgir del sector o del mercado.

Sobre “La muert”e: “ Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?. Si la respuesta es no, algo está fallando y debo trabajar para mejorar”, es esta la reflexión que hace Steve Jobs, la cual deberíamos las personas preguntárnoslo cada día. El gran porcentaje de seres humanos estamos tan seguros con la vida sin pensar en la muerte, que muchas veces se desperdicia tiempo valioso, se hace complicada y enredada la existencia, sin disfrutar, “viviendo la vida de otros” de la sociedad cada vez mas deteriorada y no de acuerdo a lo que cada uno como ser humano independiente cree; por qué?, quizá porque precisamente cuando no se tiene claro lo que se quiere y no se hace con pasión lo que se quiere o nos gusta, simplemente se vive al ritmo de la vida que otras personas y/o la misma sociedad impone, mientras que si se vive sabiendo lo que se quiere, cuestionando y mejorando día a día esos.. “no quiero hacer lo que voy a hacer hoy”.., se podría vivir plenamente sin tener temor a la muerte.

Ahora, en cuanto a las empresas estas también son susceptibles a morir, sólo que el tiempo de la muerte finalmente la determinan las personas, por lo que si al interior de las organizaciones se tienen claros los objetivos, se monitorean continuamente y se encaminan sus integrantes a estos, las empresas tendrán mayor oportunidad de vida, pero si al contrario no se tienen metodologías de administración ni indicadores claros y definidos y los líderes no encaminan a sus colaboradores al mismo objetivo, pasa lo de las personas que viven la vida de los otros esperando que otros decidan por ellas, lo que para las empresas representa existir movidos por la fuerza del mercado y/o del sector sin estar preparadas y encontrar muertes fuera de tiempo; es entonces como es muy importante que aparte de querer lo que se hace las empresas también deben mejorar día a día, especialmente cuando lo que se hace no sea lo que realmente se quiere tanto al interior de la organización como del mercado.

Finalmente es como con esta historia Steve Jobs termina su discurso dejando ver como las tres historias están relacionadas entre sí primero porque se debe encontrar lo que se quiere hacer o gusta, segundo porque una vez identificado esto y si se hace con amor, se puede superar cualquier caída y llegar a ser exitoso; y tercero porque antes de esperar a que llegue la muerte, todos los días se debe cuestionar si lo que se hace diariamente es lo que realmente se quiere hacer y que si la respuesta es negativa se debe mejorar en lo que se está fallando. …

Escritor:Adriana Elizabeth Granados Zapata

Loading...

Deja una respuesta