ESTRATEGIAS PARA EL APRENDIZAJE EN EQUIPOS INTERDISCIPLINARIOS

La didáctica para el aprendizaje en equipos, sus estrategias metodológicas, herramientas y técnicas utilizadas en el trabajo académico deben propiciar la construcción de un proceso de aprendizaje que fortalezca el conocimiento individual y grupal, paralelamente ir orientadas por los parámetros de la metodología interdisciplinaria, que permite a la educación formal e informal trabajar los aprendizajes por medio de la conducción de sesiones de trabajo con agendas negociadas, referentes explícitos y formación de liderazgos, apoyados en las estrategias e instrumentos que facilitan el proceso de acompañamiento, desde la concepción del tricerebral.

Bajo esta corriente del tricerebral, se establece que el ser humano, posee un cerebro triádico, mediante el cual se determinan las funciones propias del pensar, hacer e intuir, veamos a continuación como se establecen estas y como confluyen en el acompañamiento formativo hacia nuestros estudiantes. El acompañamiento desde el cerebro lógico, se facilita con la aplicación de técnicas como trabajos investigativos, ensayos, aulitas, pruebas de libro abierto, pruebas objetivas, explicación verbal de un procedimiento, generalizaciones, análisis de casos, argumentaciones, sustentaciones, confrontación, pruebas de comprensión y solución de problemas, a estas estrategias se aplica la heteroevaluación.

El acompañamiento desde el cerebro operativo, se facilita con la aplicación de técnicas como entrevistas, encuestas, registro de observaciones, diarios de campo, historias de vida, trabajos en grupo, trabajos prácticos, desarrollo de guías, elaboración de maquetas, modelos, exposiciones, foros, monitorías, evaluación con portafolio, compartir, experiencias, laboratorios experimentales, test, visitas experimentales; a estas estrategias se aplica la coevaluación.

El acompañamiento desde el cerebro creativo, se facilita con la aplicación de técnicas como juego de roles, coloquios, juegos pedagógicos, socio-dramas, pantalla triádica, autobiografía, diálogos, jurado simulado, gincana, minga, stop, versos, coplas, refranes, trovas, caricaturas orales y gráficas, descripciones. A estas estrategias es aplicable la autoevaluación, cuando una persona puede llegar a conclusiones parciales, que medita ante el proceso y decide retroceder ante ciertos obstáculos, que verifica en una práctica sus conclusiones.

Estas estrategias motivan la participación activa del estudiante, su espíritu crítico y la reflexión para estimular su capacidad de aprender a ser, hacer y conocer, siendo este un proceso de retroalimentación de procesos y desempeños que fortalezca la construcción de conocimientos a través del afinamiento entre los miembros del equipo y la mediación del docente, quien tiene que identificar y estructurar las estrategias metodológicas para el acompañamiento, teniendo en cuenta la coevaluación como un instrumento que motive al afinamiento.

En el fondo el acompañamiento en el proceso de construcción de conocimiento es un principio para generar aprendizaje en equipo, al igual que una visión compartida la cual nos recuerde a donde queremos llegar basados en el diálogo y la discusión productiva caracterizada por la tolerancia, el respeto y el afecto. El aprendizaje en equipo es un proceso que parte del descubrimiento del otro pasando forzosamente por el conocimiento de uno mismo, no obstante direccionando al equipo a recibir y brindar apoyo, en otras palabras la cooperación es un instrumento para tratar de satisfacer y alcanzar todos los objetivos comunes.

En este proceso de formación del individuo, para el fortalecimiento y construcción de conocimiento colectivo e individual es importante articular y comprender los componentes que hacen que la cooperación funcione en el equipo de trabajo: El primer componente que contribuye a que la cooperación funcione en el equipo de trabajo, es la interdependencia positiva; el segundo componente es la interacción promotora, el tercer componente es la responsabilidad individual; el cuarto componente está constituido por las habilidades y competencias interpersonales de los equipos que buscan el descubrir en el estudiante el conocimiento lógico, sensible y práctico; con esto se alinea a las competencias determinadas por el ICFES propias y necesarias para el ciudadano universal, siendo estas competencias interpretativas, argumentativas y propositivas.

Como acción participativa y como una práctica pedagógica comunicativa, intencionada, holística y cualitativa, la evaluación como acompañamiento, buscará tener en cuenta valorar, el pleno desarrollo individual del ser humano, sus desempeños y actitudes, a partir de la concepción del cerebro triádico : Lógico, operativo y creativo, así mismo el estudiante no sólo se verá evaluado desde fuera, por el docente, sino que él y sus compañeros, tendrán la opción de participar en el proceso evaluativo, por lo tanto, se deberán utilizar formas, estrategias e instrumentos de evaluación.

Escritor: Moreno Ardila Fabio Enrique

Deja una respuesta