Gamín, Desechable o simplemente “pacho”

      No hay comentarios en Gamín, Desechable o simplemente “pacho”

Y ahí estaba francisco, eran casi ya las seis de la mañana de un día como cualquier otro, a pacho solo lo acompañaban dos galletas ,un plato despoblado de cualquier alimento y el recuerdo de los golpes que en la noche anterior su padrastro de turno le había propiciado, digo su padrastro de turno porque su madre doña maría era una mujer consumidora habitual de pegante, marihuana y otras sustancias alucinógenas, además en la noches ofrecía sus servicios sexuales por una mínima cantidad de dinero, en una apartada calle de esta ciudad y era precisamente ahí donde la mama de pacho conocía a quienes serían sus padrastros, ciudadanos que a futuro se convertirían en su referente a seguir , que adoptarían a francisco y se convertirían en asegurador de su educación y bienestar.

Pacho debía ducharse con algo más de un galón de agua que había traído desde la noche anterior en su bicicleta desde un lugar cercano donde contaban con un pozo público para todos los pobladores de la invasión donde vivía , después vestirse y montar su incondicional amiga “ la mona” su bicicleta, el viaje duraba más de tres horas hasta llegar a su despacho, un semáforo de cuatro esquinas, ubicado entre paraderos de buses , polvorosos andenes, un tráfico que da miedo, el sol ardiente y contemplador para un muchacho de seis años a quien solo lo acompañaba una franela mal tratada y un pantalón de tercera , ni hablar de la competencia del día, cantidad de oferentes de lo que la vida y quienes tienen la capacidad de producir les permitan adquirir para vender o donde se ofrecen servicios de embellecimiento automotriz.

Se limpian vidrios, espejos y demás, comenzaba la jornada, entre negativas por parte de los conductores a comprar los dulces de pacho, maltratos, ofensas, sustos por estar dentro del tráfico y la misma sensación de agonía por no tener nada en el estómago, pero el sueño de estudiar y salir adelante mantenía en el muchacho las ilusiones de una mejor calidad de vida, donde tal vez cambiaria las viejas galletas por un pedazo de pan, queso y un poco de café caliente , donde sus zapatos no estuvieran rotos o por lo menos fueran de su talla y no lo maltrataran, a trabajar solo se pensaba en eso, había llegado ya la hora del almuerzo y la faena no era la mejor, francisco se veía otra vez en la penosa necesidad de pedir para poder comer, entonces comenzó el ejercicio que podría mitigar su necesidad de alimento por un momento .

¡No hay!, ¡trabaje gamín!, ¡vago!, ¡que no!, ¡estos desechables!, ¡cochino báñese!,¡ huele mal! y una cantidad de arengas violentas en contra del menor, quien no podía entender por qué lo llamaban desechable si para el eso era un vaso de plástico que se usaba y se tiraba a la basura sin ningún interés, solo dos monedas, lo justo para poder comprar un pedazo de pan en una cafetería cercana donde pacho soñaba con almorzar alguna vez, eso fue lo único fue lo que reunió , no había más solo seguir trabajando, hasta que llegara la noche y volviera a su casa una construcción hecha por su madre con tablillas ,plástico, cartón ,sudor y el deseo de mantener a su hijo caliente de los fuertes aguaceros que caían en el “morro” el barrio de invasión donde Vivian, paso la tarde y con ella lo de siempre para pacho, volver a pedalear con “la mona” camino a su casa , con algo más de hambre con la que había empezado el día , francisco tardo más o menos una hora más en llegar de lo agotado que estaba, por el sol del día y el hambre q sentía, al llegar a su destino a su palacio que sorpresa su padrastro otra vez estaba borracho, el muchacho trato de entrar sin hacer ruido, despacio , pero era tarde ya.

El hombre que debería ser garante de su educación y bienestar lo había golpeado una y otra vez hasta el punto de estar pacho herido y bañado en sangre , después despojado de las pocas monedas producto de su labor, entonces era tanto el cansancio y el dolor por los golpes que el joven se quedó dormido en la entrada de la casa, y su padrastro igual de la borrachera, al amanecer pacho se levantó y busco a su madre quien apenas acababa de llegar ,pero fue en vano, pacho solo se encontró con que su mama estaba ebria, drogada y no respondía a las preguntas que el niño le hacía debido a su profunda intoxicación, otra vez pacho estaba solo, triste y muy maltrato, este evento era repetitivo

Era el pan de cada día ,una y otra vez, su soledad era costumbre en su vida y su odio con los demás se incrementaba por lo que para él era injusto , sentía encono con su madre por no defenderlo y con el mismo por ser incapaz de enfrentar la realidad, pero pacho solo tenía seis años de vida y tal vez mucho mas de experiencia , por eso tomo la decisión de huir de su casa , y no volver a vivir tanta tristeza , en eso era lo único en lo que él pensaba, en salir , desaparecer y protegerse , entonces tomo algunas bolsas para empacar sus pocas prendas de vestir , algunas galletas , beso a su madre todavía dormida sin conocer que sucedía y somnolienta por su juerga de la noche anterior , monto su bicicleta sin rumbo fijo y partió de su casa para no volver nunca más. así deambulo casi tres días durmiendo bajo los puentes de la ciudad que consideraba injusta , comiendo de la basura , escondiéndose del frio e incrementando su resentimiento con el mundo cuando era insultado, echado de todas partes.

conoció muchas personas en su misma condición , abandono el trabajo y empezó a delinquir con sus pares que se habían convertido en su familia , donde era respetado y donde tenía un lugar que se había ganado por su de su carácter fuerte y destreza para robar, ya era un muchacho violento agresivo, aprendió a maltratar , tomaba a diario se drogaba y maldecía su vida , su rencor se hacía más grande , y dirigía todo ese malestar a cobrar venganza a una sociedad que lo excluyo maltrato y violento siempre, atracaba a raponazos, todo el día , toda la noche ,a las edad de doce años tuvo un hijo al que no conoció, lo abandono desde que supo que su compañera lo esperaba , y seis meses después vendió su incondicional amiga

La bicicleta que lo había acompañado por años en todas esas tardes de trabajo tristeza y soledad por un par de pesos, para comprar un arma , misma que le daría algo más de poder, una posición de más jerarquía en el grupo y tal vez recibiría más dinero por lo que con ella pudiera hacer, así fue y ya pacho a los trece años era un sicario reconocido en la ciudad, en uno de sus tantos crimines a los 18 años recién cumplidos fue capturado por la autoridad y se le imputaron cargos por homicidio, hurto, secuestro y demás , fue condenado a 45 años de prisión , nunca su soledad desapareció, su odio se alimenta a diario, en su cabeza se hace muchísimas preguntas , todavía más que cuando era un niño y tenía seis años ,hoy pacho no entiende ¿ por qué nadie lo defendió? ¿Porque su mama no estuvo ahí cuando el padrastro lo golpeaba? ,¿Por qué no pudo estudiar?, ¿ por qué sentía tanta hambre? , el estado nunca me protegió y ahora me condena pensaba francisco Ahora pacho purga una larga condena en una penitenciaria de esta ciudad continua solo sin amigos, sin familia, sin esperanzas, con su mirada al suelo y la lejanía de su sonrisa, aprendiendo a sobrevivir y con el único conocimiento que aporta la escuela del delito.

la invitación es a pensar por un momento que tan culpables somos nosotros ciudadanos y gobierno nacional garante del desarrollo psíquico social de los integrantes de nuestra nación, que tan pendientes estamos de un adecuado desarrollo emocional de nuestros menores y por qué se hace imposible y pareciera casi que quijotesco para la gran mayoría de ciudadanos en calidad de calle tener una oportunidad de vida , oportunidad con la que siempre soñó pacho al que siempre llamaron desechable o gamín y nunca miraron en él un potencial de actitudes, un ser humano valioso y digno, un hombrecito que simplemente reclamo un poco de nuestra atención y una oportunidad en su vida.

Escritor: ANDRES FELIPE VELEZ JIMENEZ

Deja una respuesta