INNOVACIÓN CURRICULAR EN EDUCACIÓN SUPERIOR

      1 comentario en INNOVACIÓN CURRICULAR EN EDUCACIÓN SUPERIOR

El siguiente texto trata de abordar de manera general las manifestaciones de las nuevas concepciones curriculares, en un estricto sentido teórico, lo anterior debido a la construcción de modelos implementados debido a las exigencias sociales, políticas y también económicas. De tal manera que México, al tener un sistema educativo con deficiencias estructurales, recurre a modelos y paradigmas adoptados principalmente en Europa, sin tener mayor conciencia del contexto que afecta. Esto no quiere decir que un modelo acogido no funcione, sin embargo deben existir sus variaciones, en ese momento es cuando se podría llamar proyecto innovador. social. Uno de los cambios notorios es a nivel curricular en Educación Superior, la construcción de un modelo curricular innovador y pertinente es uno de los retos de la educación, para ilustrar esto se mencionó hago referencia a la conferencia mundial sobre educación superior (UNESCO, 1998).

plantearon doce ejes temáticos que constituyen la agenda para el desarrollo futuro de este nivel educativo; de los doce destacan tres que por su carácter obligan a transformar los modelos tradicionales en los que se ha basado tanto la formación de profesionales universitarios, como la organización curricular: a) las exigencias del mundo del trabajo; b) la consolidación de la sociedad del conocimiento y, c) el impacto de las nuevas tecnologías de información.” (Herrera M. & Dridiksson, 1999). A finales del siglo pasado justamente se comenzaron a vislumbrar estos acontecimientos, específicamente los que están entrelazados con el sector productivo, el cual influyo considerablemente según diversos autores, tal como aluden Alma Herrera y Dridiksson, “los recursos que se utilizan en este proceso van más allá de la función estática de la producción porque los fuertes niveles de competitividad requieren del desarrollo de competencias clave de gestoría basadas en la promoción de procesos intelectuales complejos.” (Herrera M. & Dridiksson, 1999)

(Miklos, 1996). Debido a lo anterior, el mercado de trabajo en la actualidad exige la creación de una oferta profesional que concentre el dominio de áreas integrales de conocimiento relacionadas con diversas áreas como pueden ser: la gestión  comercial, el ocio creativo, las finanzas, las telecomunicaciones, los sistemas en red, la innovación tecnológica y la reingeniería en el cambio organizacional de las empresas.

Si bien es cierto, se requiere formar profesionales que tengan las competencias para desenvolverse y desarrollarse en un mercado laboral que está en constante cambio dado que las tecnologías de la información y la comunicación se implementan cada vez en más sectores laborales. Sin embargo no se debe perder de vista que conviene formar ciudadanos críticos y reflexivos, es por ello que la innovación curricular está definida a través de varios criterios. Adicionalmente, según Dridiksson, algunos elementos que se deben considerar para la innovación curricular son los siguientes:

1. “Una universidad innovadora es aquella en la que los servicios educacionales son establecidos por el valor social del conocimiento en la producción. Sin embargo, el resultado de los procesos educacionales no se reduce a la utilidad económica del conocimiento producido.

2. La cultura de la innovación debe ser el valor académico más importante porque define la pertinencia de la educación superior a partir del servicio que presta a la sociedad.

3. La innovación requiere modificar la organización administrativa de las instituciones de tal forma que los cambios propuestos sean factibles.

4. La innovación se va construyendo momento a momento hasta que el cambio aparece como punto de ruptura y su trayectoria no permite retrocesos o retornos. En este caso la ruptura determina la presencia de tendencias hacia la diferenciación articulada y la fusión de la tecnología con las humanidades.

5. La innovación provoca un permanente debilitamiento de jerarquías de liderazgo tradicionales para dar lugar a esfuerzos conjuntos de diferentes sectores y estructuras.

6. La cultura de la innovación descansa en la promoción permanente de consensos esenciales entre todos los sectores que integran a las instituciones.

7. La innovación requiere del establecimiento de vínculos con instituciones nacionales y extranjeras a partir de mecanismos de flexibilidad permanente en las estructuras académicas.” (Herrera M. & Dridiksson, 1999) Por lo tanto, la innovación curricular da lugar a una ingeniería educativa, muy necesaria, en donde se elimine el modelo tradicionalista y dar pasó a la verdadera innovación, utilizando las competencias de tal manera que se aplique realmente una formación orientada al saber ser, saber-hacer, saber-conocer.

De tal manera, Tallizina menciona que la tarea que debe asumir la escuela superior es preparar al estudiante para que pueda enfrentar nuevas situaciones y problemas que ahora no ocurren pero que ocurrirán en el futuro, es decir durante su vida laboral. “Un egresado de la educación  (Tallizina, 1993). convivir. Por lo tanto, es indispensable definir cuáles son los verdaderos procesos innovadores aplicados en México.

Referencias
HERRERA, Alma; DIDRIKSSON, Axel, (1999) La construcción curricular: innovación, flexibilidad y competencias, Educación Superior y Sociedad, Vol. 10, No. 2; 29-52.
MIKLOS, T. (1996) Proyecto para la Consolidación, Sistematización y Difusión Interactiva de
Procesos y Productos de la Red de Formación de Adultos. Ed. REFORMAD. México
TALLIZINA, N. (1993) Los Fundamentos de la Enseñanza en la Educación Superior. Ed. Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco. México.

Escritor: ROSARIO ANABEL DE JESÚS HERNÁNDEZ

Loading...

Un pensamiento en “INNOVACIÓN CURRICULAR EN EDUCACIÓN SUPERIOR

  1. Pingback: canadian viagra

Deja una respuesta