Intrepretación poesía Antonio Machado en relación a la religión – 3 parte

Al examinar todo el poema, nos hacemos cada vez más conscientes de la recíprocarelación entre el Creador y lo creado, o como dice Machado en el Cancionero apócrifo: El Ser Que Todo lo es al Serse a sii Mismo (OPP, 330). Este inevitable resultado de la filosofía panteísta de Machado es visto cinco veces en el poema:

1. creó la mar <.> nace de la mar.

2. es el Criador <.> la criatura lo hace.

3. su aliento es alma <. > por el alma alienta.

4. yo he de hacerte <. > cual tu me hiciste.

5. para darte el alma <.> que me diste.

|El patrón circular sugerido por cada uno de estos grupos de frases lo refuerza el poeta al observar a la unidad con el espíritu divino. La imagen del círculo es un símbolo universal de la unidad, que hace hincapié en la idea de que todas las cosas son parte del Gran Todo que es Dios.

Por otra parte, el círculo está implícito en el concepto panteísta de que todo ser tiene su origen, y su destino final en la divinidad, como dice Krause cuando describe el pensamiento central de su filosofía: “la idea de Dios como Dios y Ser Supremo sobre el mundo, y fundamento de la vida, en quien toda vida finita tiene su fuente y tendrá su plenitud última.”

Observemos a continuación esta composición corta, que aparece por primera vez en la edición de 1917 de Campos de Castilla, el poeta ofrece una repetición del tema principal de la Profesión de fe:

El Dios que todos llevamos,

el Dios que todos hacemos,

el Dios que todos buscamos

y que nunca encontraremos.

Tres dioses o tres personas

del solo Dios verdadero. (CXXXII, vi, OOP, 227).

 

Para Machado la búsqueda de Dios es inútil, ya que no tiene existencia fuera de nuestro deseo. Existe poco esfuerzo para explicar lo que el poeta quiere decir con la frases anteriormente mencionadas  y, sorprendentemente, ninguno de los que ven en este poema como una declaración de la no creencia, mencionan las dos últimas líneas en las que Machado habla de el solo Dios Verdadero. Una vez más Sánchez Barbudo explica el poema de una forma clara y profunda:

[El poeta] habla de un Dios puramente inmanente, dentro de nosotros… Un Dios que .buscamos., dice Machado.verdadero buscador de Dios, y, en este sentido, verdaderamente religioso.pero que, afirma muy rotundamente, .nunca encontraremos.. Y esto no porque falte la gracia divina o porque falte el verdadero deseo, la voluntad, sino porque ese Dios, que .todos llevamos., es sólo el que nosotros mismos .hacemos.: el que fabricamos movidos por nuestro deseo.

Después de lo que se ha comentado sobre Machado y su concepción panteísta de la realidad, debería ser evidente que la frase “El Dios que todos llevamos” es una referencia a la chispa divina que cada persona lleva en lo más profundo de su alma. Luz del alma, luz divina, (CXXXVI, li, OPP, 223).

Puesto que todos somos parte de Dios, según Machado cuando tratamos de purificar nuestro ser, nos despertamos el Dios interno.

La última parte de Machado de la Santa Trinidad: Dios que todos buscamos / y nunca encontraremos,  nos muestran su manera, no de negar la existencia de Dios, sino de afirmar simplemente que su ser infinito no puede ser abarcado por sus criaturas finitas. Machado considera que la presencia de Dios se puede sentir intuitivamente.

El uso de las mayúsculas, o la falta de ella, así como el significado etimológico de la
palabra personaje que es máscara, nos da la clave de lo que Machado quiere decir, en las últimas dos líneas del poema. Cuando la palabra de Dios no es mayúscula, significa que lo que es descrito es algo menos que el Dios verdadero.

Por lo tanto, cuando se refiere Machado a los miembros de la Trinidad como “tres Dioes”, reconoce que ninguna de estas ideas se corresponde con el ser divino en un sentido absoluto. Y cuando se refiere a ellos como “tres personas”, también implica que constituyen tres formas de pensar que en realidad oculta la verdadera realidad que está detrás de ellos. Otras veces implica que cualquier intento para conceptualizar lo divino está condenada al fracaso, debido a los límites del pensamiento humano.

Es obvio de esto que Dios es una realidad para el poeta. Negar su creencia sería eliminar la base de su pensamiento metafísico entero, Dios sólo puede ser aprehendido indirectamente, es decir, de forma intuitiva o no racional. Por lo tanto, el verdadero significado del poema no es una negación de la divinidad ni de la fe religiosa del Poeta, es más bien una afirmación de la existencia de Dios y de nuestra incapacidad para poseerlo en el límite de nuestro entendimiento finito.

Como todos los pensadores serios, Machado debió haber tenido sus momentos de duda y escepticismo, pero lo que algunos críticos han considerado su falta de creencia era en realidad la profesión de un conjunto diferente de creencias, junto con el reconocimiento de nuestra incapacidad para encontrar prueba racional de la existencia de Dios. Esta imposibilidad de saber con certeza era para Machado realmente frustrante;  no tenia prueba de las cosas tales como la existencia de Dios, el significado de la vida, de
la vida después de la muerte, etc, pero Machado vio claramente que la prueba racional no es una indicación de la no-existencia, ni de la irrealidad.

Autor: Wang Jung

Deja un comentario